¿Para qué sirve la L carnitina?

Cada vez más se confía en la capacidad de sustancias químicas externas al cuerpo para ayudar a la gente a tener un peso ideal y una figura de ensueño. De esta manera, compuestos químicos y suplementos son esenciales hoy en día para adaptar el cuerpo a las condiciones deseadas de talla y figura.

De entre la gran oferta que existe en el mercado para tales fines, se encuentra la L carnitina. Un compuesto químico que produce el cuerpo naturalmente y que es clave para que la grasa corporal sea metabolizada y se queme como energía para el cuerpo.

Pero, ¿para qué sirve la L carnitina? Principalmente sirve como transporte para que los lípidos se movilicen hasta la mitocondria de las células, ahí se convierten en energía. Esto es lo que le otorga su importancia a la hora de buscar un mejor acondicionamiento físico.

Igualmente, el suministro externo de este compuesto químico es aconsejado si se busca desarrollar más masa muscular. Esto es debido a que la L carnitina estimula el crecimiento en los niveles de receptores androgénicos. Esta es la razón más importante por la que los físico-culturistas la prefieren.

También sirve para potenciar la actividad cerebral. De esta manera, la L carnitina es capaz de actuar de manera profunda en la mitocondria de la célula lo cual influye positivamente en el funcionamiento nervioso del cuerpo. Además, puede llegar a beneficiar los procesos relacionados a la memoria.

Adicionalmente, la L carnitina es un aliado para quienes han sufrido problemas cardíacos de forma prolongada. Así, aquellos que hayan sufrido ataques al corazón, tienden a observar una significativa deducción en las anginas de pecho y también de arritmias.

L carnitina para ser más joven

Estudios recientes han demostrado que el consumo de L carnitina, al conducir una mayor carga de energía y el mejoramiento de procesos cognitivos, hace que los individuos puedan actuar con la capacidad que tenían años atrás.

Sin ejercicio no hay resultados

Es de vital importancia señalar que la L carnitina no funciona por sí sola. Es decir, para poder gozar de sus atributos y tener unos resultados idóneos, en necesario combinar sus ingesta con ejercicios aeróbicos moderados a intensos.

De esta manera queda comprobado que la L carnitina sirve a la hora de querer dar un empujón positivo a algún aspecto de la vida diaria. Debido a su utilidad en la potenciación de los procesos físicos y algunos mentales es un gran aliado de los que buscan un mejor estilo de vida.

2 cocteles de siempre que vuelven a estar de moda

Los cócteles vuelven a estar de moda, especialmente aquellos que se preparan con ron. Vamos a mostrar dos ejemplos de cócteles clásicos que ya tomaban nuestros padres y que ahora han vuelto con mucha fuerza. Son mucho más fáciles de hacer de lo que parecen y es muy fácil quedar muy bien con ellos.

El cubalibre

El coctel cuba libre es todo un clásico de los que nunca pasan de moda, pero que tienen picos en los índices de preferencia de la gente. Actualmente, está en un momento muy alto porque el ron es una bebida de moda.

El cuba libre, como cóctel, tiene una preparación muy diferente al típico “cubata” que se pone en muchos bares y que no tiene nada que ver con el auténtico sabor de esta bebida. Para empezar, se prepara con una parte de ron y dos de refresco de cola. A esto se le debe de añadir el jugo de media lima, mucho hielo y dos rodajas de lima fresca cortada.

La forma de servir también es importante. El vaso de debe de llenar con hielo y pasarle lima por el borde. La primera bebida en echarse es el ron, a continuación el zumo y por último el refresco.

Como veis, muy lejos de los típicos dos dedos de ron en vaso de tubo con cola hasta arriba y una rodaja de limón, que es lo que se entiende por “cubata” en muchos sitios.

El mojito

Otro cóctel que ha sido muy maltratado por las imitaciones baratas. Incluso se ha llegado a vender mojito preparado en botella. Este cóctel se prepara con un puñado de hojas de hierbabuena, dos cucharadas de azúcar blanco, una parte de ron blanco, una parte de zumo de lima y dos partes de agua con gas o soda.

En Cuba, la manera de hacer el mojito es muy diferente a la que se ve en muchos pubs de España y el sabor varía completamente. Lo primero que se echa es el azúcar y a continuación el zumo de lima y el agua con gas. Tras esto se añade la hierbabuena que no se machaca contra el azúcar, tan solo se revuelve enérgicamente, lo que hace que libere todo su aroma.

Por último, se añade el ron y el hielo y se revuelve nuevamente con una pajita. Se decora el vaso con una rodaja de lima ¡y a disfrutar del auténtico sabor de Cuba!