¿Te sientes preparado para vivir en el Internet de tus cosas?

El tema de hoy queridos compañeros es el emergente “internet de las cosas” (IoT, por sus siglas en inglés) un tema que se encuentra en auge, pero ¿realmente sabemos de qué se trata todo esto?, ¿cómo definimos el término “cosas” y qué tiene que ver el internet? Veamos qué tan loca te parece la siguiente pregunta ¿podrías saber en tiempo real la velocidad de cada jugador y la fuerza con la que patea el balón de fútbol durante un partido? O que un refrigerador te avise la fecha de caducidad de los productos que este contiene y te pregunte si quieres que contacte a un proveedor local para volverlos a adquirir. Todo esto es algo que definitivamente va un poco más allá de lo que pensábamos hace varios años atrás.

Un poco de historia

¿Sabías qué? Kevin Ashton investigador del MIT trajo a luz este término allá por el año 1999 haciendo una búsqueda de información referente a RFID (Identificación por Radio Frecuencia, por su traducción del inglés) y su usabilidad con una serie de sensores (dispositivos electrónicos que recogen información analógica o digital de un determinado entorno).

Para que quede un poco más clara la idea basta que uses un chip de RFID más algunos componentes electrónicos, conectados a un dispositivo de tu hogar para que transmita información constante hacia donde se te ocurra, principalmente internet para que tengas la posibilidad de controlarlo desde cualquier parte del mundo en la que te encuentres.

Representacion IoT

Figura 1 – Representación del IoT (foto: hipertextual)

Quizá te has de estar preguntando ¿Cualquier dispositivo? ¿Es en serio, Abel, te imaginas cuantos dispositivos existen en el mundo? ¿podré conectarlos todos?, y “¡SI!” es la respuesta a todo. Cualquier dispositivo, ya que con la implementación de ciertos sensores especializados en un área específica hace muy versátil el uso de esta nueva tecnología.

Un dato que te ayudará a entender cómo se podría conectar todo esto a la red es que se calcula que para el año 2020 los dispositivos habrán crecido hasta 26 billones de unidades conectadas, lo sostiene Gartner (empresa consultora especializada en Tecnología Informática) en un informe publicado en el 2013. ¿Te imaginas tantos dispositivos dando información a la red más grande de todas (INTERNET)? Entonces aquí nace una nueva incógnita ¿Cómo haremos que billones de dispositivos se conecten a internet? Si bien no es un tema que se abarque en esta pequeña introducción, te mencionaré algo que debes saber; para la comunicación de los dispositivos a la red usaremos IPV6 (Protocolo de Internet versión 6, por su traducción del inglés) mismo que fue diseñado para reemplazar a IPV4 el cual es usado actualmente por la mayoría de los dispositivos que acceden a internet: para que te hagas una idea, IPV4 permite 232 (4 294 967 296 direcciones IP) mientras que IPV6 te da 2128 ( 364 sextillones de dirección IP) – cerca de 6.7 x 1017 (670 mil billones) de direcciones por cada milímetro cuadrado de la superficie de la tierra; como comprenderás, ¡se pueden conectar todos los dispositivos que quieras! Los que a todo el mundo se le ocurra y aun así sobran direcciones. ¿Se puede pedir algo más?

Para ir finalizando con esta breve introducción sobre el IoT, si buscas más información referente a este tema encontrarás en el camino dispositivos que controlan estos sensores y que interpretan sus datos; esta es nada menos que la tan mundialmente conocida “placa arduino” (hardware libre que se enfoca en acercar y facilitar el uso de la electrónica y programación de sistemas embebidos en proyectos multidisciplinarios) estas placas las encuentras muy fácilmente en el mercado en diferentes versiones y colores cada una se adapta a una necesidad especifica.

¡En fin, muchas gracias por leer y coméntanos que te pareció este tema, dinos si ya estás listx para vivir en la era del Internet de las cosas!

 

Referencias:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *