5 excursiones en los alrededores de Cádiz

Siempre es una buena ocasión para visitar Cádiz. La ciudad ofrece un sinfín de posibilidades y todo el mundo sabe que quien viene, repite. Un paseo por las calles del centro te permitirá conocer su arte y el salero andaluz. Y si tu plan es pasar unos pocos días en esta ciudad, no debe faltar una visita a la Catedral y un paseo por la Plaza del Ayuntamiento, el castillo de Santa Catalina y el Parque Genovés. Además, si quieres conocer los lugares más importantes puedes apuntarte a un Free Tour por Cádiz para descubrir su historia y algunos de sus misterios.

 

En este post hemos querido salir de la capital y dirigirnos a cinco de los lugares más bonitos de la provincia. Este enclave en el sur de España conecta con multitud de espacios increíbles que todo el mundo debería conocer. Sigue leyendo y apunta las siguientes excursiones por Cádiz que te recomendamos.

 

Tarifa

Se trata del enclave más meridional de Europa Occidental y el más cercano al continente africano. Conocido por todos como la capital del surf, en tu visita te sorprenderán la cantidad de restos prehistóricos y vestigios fenicios y romanos que se conservan. No dejes de visitar la Iglesia de San Mateo y algunos de los monumentos más emblemáticos como la Puerta de Jerez y las Murallas Medievales. También destacamos el Castillo de Santa Catalina y el de Guzmán el Bueno, conocido por albergar miles de leyendas. Dar un paseo por tarifa en una tarde de verano es un must en la lista de cosas que hacer en la vida.

 

Zahara de los Atunes

Si imaginamos uno de esos días infinitos de sol y mar, probablemente estaremos pensando en Zahara de los Atunes. Para llegar a este pueblo marinero situado al sur de la provincia de Cádiz, primero atravesaremos campos repletos de girasoles que anuncian más de ocho kilómetros de playas de arena dorada. Entre las más recomendadas encontramos las playas de Atlanterra y del Cañuelo, y la Cala de los Alemanes. En sus calles encontramos una gran variedad de bares y restaurantes. Recuerda que no puedes marcharte de este lugar sin degustar su producto principal, el atún. Puedes encontrarlo cocinado de múltiples formas y en todas estará riquísimo.

 

Vejer de la Frontera

Encontramos este municipio gaditano en un monte a 200 metros de altura sobre el nivel del mar. Está reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España y visitar Vejer supone recorrerlo para apreciar su indiscutible belleza. Caminando por sus calles empedradas encontramos verdaderos rincones con un encanto especial o puertas donde será inevitable querer hacerse una fotografía. Lo bueno de Vejer de la Frontera es que a través de un paseo es posible conocer sus principales puntos de interés. Te recomendamos que hagas una parada en la Iglesia Parroquial del Divino Salvador, construida sobre una antigua mezquita. También debes pasarte por la Plaza de España, donde se encuentra el Ayuntamiento y es conocida por sus azulejos. Y, por último, no olvides acercarte al Castillo de Vejer de la Frontera; está situado en la parte más elevada del pueblo y desde sus almenas es posible contemplar unas increíbles vistas.

 

Conil de la Frontera

La siguiente excursión por Cádiz que te recomendamos es otro pueblo pesquero: Conil de la Frontera. Este lugar rodeado de casitas blancas cuenta con algunas de las mejores playas de la provincia. Muchos lo eligen como destino para sus vacaciones y no es para menos. Sus callejuelas del centro histórico conquistan a cualquiera, y si hablamos de gastronomía este pueblo de pescadores es conocido por su atún rojo de Almadraba. Si tienes tiempo, te animamos a que pongas rumbo al sur para conocer también Caños de Meca y uno de los mejores atardeceres del mundo en el Faro de Trafalgar.

 

Playa de Bolonia

Nadie podrá negar que es mucho más que una playa paradisíaca. Por eso no podíamos terminar nuestras recomendaciones sin hablarte de la Playa de Bolonia. Sus aguas turquesas te enamorarán nada más llegar y nadie se resiste a subir hasta lo alto de su duna salpicada por el verde de los pinos. ¿Nos acompañas?

Conoce los lugares imprescindibles de Córdoba

Córdoba es de esas ciudades que te atrapan desde el primer momento. Representa la tercera ciudad más poblada de Andalucía y alberga en su interior algunas joyas de la arquitectura universal como su Mezquita-Catedral. Cualquier momento es bueno para visitarla, pero nosotros siempre recomendamos la primavera. En esta estación las flores adornan las fachadas y los patios lucen radiantes conquistando a todo aquel que pasa por su lado.

 

Podrías recorrer durante días sus calles. Pero como sabemos que no siempre contamos con unas extensas vacaciones, hemos preparado este recorrido que puedes hacer en tu próxima escapada. También te recomendamos que te apuntes a un Free tour por Córdoba para conocer a través de una visita los lugares más importantes, además de todas las curiosidades que no aparecen en las guías. Una de las ventajas de esta ciudad es que la mayoría de sus principales puntos de interés se encuentran en el centro histórico, por lo que no tendrás que caminar demasiado para visitarlos todos. Solo hace falta que no te olvides de coger tus zapatos más cómodos y una botella de agua. ¡Comenzamos!

Mezquita-Catedral de Córdoba

No podíamos empezar nuestra lista sin hablar de este espectacular lugar. Una visita a Córdoba sin pasar por la Mezquita-Catedral no sería una verdadera visita. Representa el monumento más emblemático de la ciudad y destaca por su belleza y su singularidad. Está considerado Patrimonio de la Humanidad y al contemplarla podemos identificar diferentes estilos: gótico, barroco, renacentista y mudéjar.

Su visita supone un recorrido por la historia del arte y de la arquitectura. Antes de entrar en el templo, pasarás por el Patio de los Naranjos, donde su fuente te dará la bienvenida y te invitará a sentarte durante unos minutos. Una vez dentro disfruta de cada detalle y no olvides contemplar la maqsura, conocido por ser el lugar reservado para el rezo del Califa.

 Medina-Azahara

Para los amantes de la historia y la arqueología es una visita imprescindible por su importancia en el legado hispanomusulmán. En el año 1923 fue declarado Monumento Nacional y en 2018 obtuvo la distinción de Patrimonio de la Humanidad. En total, Córdoba alberga cuatro monumentos con esta categoría. Medina-Azahara se trata de un yacimiento situado a unos siete kilómetros de la ciudad construido por orden de Abderraman III, entre los años 936 y 976. En aquel momento este enclave aglutinaba las labores administrativas y residenciales. Ahora se trata de un rico yacimiento arqueológico que no debes perderte durante tu escapada. Si contratas una visita guiada por Córdoba podrás llegar a este emplazamiento de forma sencilla y conocer todos los detalles. Una vez allí puedes acercarte a conocer el Salón Rico, conocido por tratarse del lugar en el que el Califa recibía a los extranjeros que llegaban la ciudad.

La Judería

Otro de los lugares más emblemáticos al que debes acudir para conocer el corazón de la ciudad es la Judería. Se encuentra emplazado en el casco histórico y lo ideal es dejarse llevar y dedicar unas horas a recorrer el sinfín de calles estrechas y preciosos rincones que encontrarás a tu paso. Este espacio presenta el típico trazado islámico compuesto por calles transversales y un laberinto que en ocasiones terminan en callejones sin salida. Una de las estampas más conocidas de esta parte de la ciudad es la Calleja de las Flores. Su belleza la convierte en una de las más transitadas y no es para menos. Al llegar quedarás maravillado por sus paredes blancas decoradas con multitud de macetas con flores.

El Puente Romano

Está considerado por muchos como uno de los puentes más bonitos del país. Su importancia en la historia destaca porque durante siglos se trataba de la única entrada con la que contaba la ciudad desde el sur. Fue construido en el siglo I a.C, y desde entonces ha sufrido varias remodelaciones, la última en 1876. La imagen actual muestra 16 arcos, cuatro apuntados y el resto de medio punto; y en el centro se erige una escultura de San Rafael, realizada por el escultor Bernabé Gómez del Río en el siglo XVI. Al igual que comentábamos en la Judería, su estampa es realmente conocida. Nuestro consejo es que vayas al atardecer y disfrutes de una de las vistas más conocidas, el Puente Romano sobre el río Guadalquivir y la Mezquita-Catedral al fondo.

Descubre la provincia de Málaga, un lugar lleno de posibilidades

Málaga es provincia de oportunidades. Rodeada de la costa y de la sierra por otro, es provincia del sur de España es una de las más solicitadas. Famosa por su pescaíto frito, por sus playas, sus pueblos blancos e incluso su Festival de Cine; nada queda fuera del alcance de aquellos que la visitan.

Málaga, la tierra de Blass Infante Picasso, de Antonio Banderas o María Zambrano. Se podría decir que esta provincia se presenta prácticamente sola. Si nos situamos en la capital, la famosa calle Larios nos recibe como si de una alfombra roja se tratara. Aquí nos esperan infinidad de actividades que realizar, bares en los que degustar la mejor gastronomía o una impresionante puesta de sol desde el mirador del Gibralfaro. Qué decir, además, de los casi 40 museos que nos esperan en la ciudad de Málaga. Desde la sede dedicada al mencionado Picasso, pasando por un museo de la Ciencia u otro de la música; y teniendo la oportunidad de su piloto por un día en su Museo Aeronáutico.

En una ciudad hecha para perderse todos buscamos igualmente algún orden. Civitatis Málaga, por ejemplo, ofrece diversos tours y excursiones a realizar tanto para los que prefieren los cascos históricos, como para los que son más de pasar largas jornadas en la playa. En Málaga capital, por ejemplo, podrás viajar al pasado visitando las emblemáticas fortalezas de La Alcazaba de Málaga o el Castillo de Gibralfaro. Este último, tal como decíamos anteriormente, es sin duda uno de los mejores miradores de toda la provincia. A todos los que se animan a subir hasta aquí le esperan unas impresionantes vistas de toda la Bahía de Málaga.

Si, por el contrario, eres de los que prefieren alejarse de las grandes capitales y perderse por los pueblos cercanos; Málaga es el destino que buscabas. No nos alejamos de la costa y te recomendamos dos de los pueblos más bonitos de la provincia: Nerja y Mijas. En ambas localidades te esperan las que probablemente sean las playas y calas más bonitas de Málaga. Desde el conocido Balcón de Europa de Nerja, una antigua fortaleza demolida por el ejército francés durante la Guerra de la Independencia; obtendrás otra de las más bellas puestas de sol de toda la provincia. En este pueblo te espera también la conocida Cuerva de Nerja. Un yacimiento arqueológico que, se dice, esconde la primera obra de arte de la historia de la humanidad.

Por último, como sabemos que igual que de la costa amantes de la sierra hay a miles; nos alegra decirte que en Málaga también estás de suerte. En la sierra de la provincia te espera, entre otros, el pueblo de Frigiliana. Catalogado cada año como uno de los pueblos más bonitos de España. En Frigiliana te esperan infinidad de callejuelas blancas y casas encaladas. Puertas pintadas de azul y macetas de diversos colores. Todo un paraíso que es imposible que no te enamore.

Nos dejamos la joya de la corona para el final, y nos referimos, efectivamente, al pueblo de Ronda. El increíble Puente Nuevo preside una localidad que se levanta solemnemente sobre dos mesetas separadas. Monumentos como Los Baños Árabes, la Casa del Rey Moro, o la Casa del Gigante te esperan en un municipio que no deja indiferente a nadie. Recomendamos, eso sí, visitar Ronda con la batería de tu cámara o móvil cargada. No habrá rincón que no quieras fotografiar de este bello pueblo de la Sierra de Málaga.

Si con esto no te hemos convencido, te recomendamos investigar y descubrir los diferentes Free Tour por Málaga que se organizan. Ya lo decíamos al inicio, Málaga es un lugar de oportunidades. Todo con lo que sueñas te espera en este bello rincón del sur de la Península Ibérica. 

¿Qué ver en Sevilla? Las mejores actividades de la ciudad

El sur, el este, el oeste, el norte… ¿Por dónde empiezo? ¿Qué es lo que tengo que ver en Sevilla? ¿Cuáles son los lugares imprescindibles? ¿Qué no debo perderme en una primera visita? ¡No te preocupes! Hemos hecho esta lista con las 10 mejores actividades en Sevilla para cuando te preguntes que ver en Sevilla.

La catedral de Sevilla

¡Primer imprescindible! Y no es que lo digamos nosotros, sino que también lo avala la UNESCO. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y cuenta con 11.520 metros cuadrados, lo que lo convierten en el tercer templo más grande del mundo y la primera catedral gótica. ¿Sabías que Cristóbal Colón se encuentra enterrado en su interior? Además de eso, podrás disfrutar de la que para muchos está considerada la catedral más bonita de España.

El Real Alcázar de Sevilla

Es uno de los palacios más antiguos del mundo. De hecho, data del siglo XI. Por allí, han pasado personajes ilustres de diferentes culturas, aspecto que queda perfectamente reflejado en su arquitectura. Árabe, mudéjar, barroco, gótico… No falta estilo alguno en su decoración. Y ya que estás por allí, aprovecha también para conocer los exteriores de este y recorrer de cabo a rabo los Jardines del Real Alcázar, lugar que se utilizó como exterior de las escenas de Drone en la serie internacional de Juego de Tronos.

El archivo de Indias

Su origen se remonta a 1785 y se creó con la finalidad de reunir toda la documentación de las colonias españolas. En total, reúne unos 43.000 legajos y 8.000 mapas y dibujos, pero también podrás encontrar manuscritos de Fernando de Magallanes, de Francisco Pizarro o de Hernán Cortes, entre otros ilustres personajes. Sin duda alguna, un viaje al pasado al cual podrás acceder de manera totalmente gratuita.

La Torre del Oro

Inevitablemente, paseando por el borde del río Guadalquivir a su paso por Sevilla, acabarás llegando a la Torre del Oro. ¿Sabes por qué recibe este nombre? Porqué, con el sol, se refleja a la perfección en las aguas del río y parece que estuviera construida a base de oro. Tiene un total de 36 metros de altura y en su interior alberga la sede del Museo Naval de Sevilla.

El barrio de Triana

No hay barrio más mítico en Sevilla que este. Conocido por su devoción en Semana Santa, es uno de los más coloridos de toda la ciudad de Sevilla. Además de disfrutar de una muy buena gastronomía, podrás conocer el emblemático Puente de Triana, el callejón de la Inquisición, el Mercado o el castillo de San Jorge. 

 El parque de María Luisa

No es un parque cualquiera, es El Parque de Sevilla. Sin duda alguna, uno de los más importantes de toda la ciudad y, por consiguiente, uno de los lugares más deseados para relajarse y desconectar del ritmo de la capital andaluza. En su interior, también encontrarás plazuelas, monumentos y esculturas, dignos de la mejor postal de Sevilla. 

La Plaza de España

Es, para muchos, la plaza más bonita de España. Incluso, algunos llegan a aventurarse y asegurar que se trata de una de las plazas más bonitas del mundo. Se construyó con el propósito de albergar el pabellón de España en la exposición iberoamericana de 1929 y, una de las cosas más peculiares, es que allí mismo encontrarás bancos dedicadas a todas y cada una de las provincias españolas. De hecho, verás a más de un turista hacerse la foto con la suya.

 El barrio de Santa Cruz

Conocido por ser la antigua judería de la ciudad, hoy en día es uno de los barrios más especiales de la Sevilla histórica. Allí, además de casa típicas judías, las cuales mantienen su estructura exterior casi intacta, podrás ver el Real Alcázar, el Archivo de Indias, la Catedral o la Plaza de Santa Cruz entre otras muchas cosas. ¡Ah! Y no te vayas de allí sin probar alguna de sus deliciosas tapas o te arrepentirás. 

El Metropol Parasol

También conocido entre los sevillanos como las Setas de Sevilla, se ha convertido en un icono de la ciudad, gracias a sus 26 metros de altura y su peculiar arquitectura. Se construyó en el año 2011 en la plaza de la Encarnación y, desde la parte más alta, podrás conseguir una de las mejores vistas de la ciudad. En su parte inferior, encontrarás también restos arqueológicos y un mercado de abastos. 

Ahora que ya sabes por dónde empezar hay un montón de actividades en Sevilla que no puedes perderte.

Madrid en el mundo

Poca son las personas que no conocen la capital española, y es que Madrid no es una ciudad que pase desapercibida precisamente. Su cultura, gente y ambiente hacen que muchos viajeros decidan visitar tierras madrileñas para descubrir todos los encantos que esconde.

Qué hacer en Madrid

No es un secreto que en Madrid se localizan los  lugares más emblemáticos del país como son la Puerta del Sol, el Palacio Real y la catedral de la Almudena entre otros. Pero no todo en Madrid es historia, economía y política. Entre sus calles podemos encontrar multitud de culturas que conviven en una sintonía perfecta que aporta a la ciudad un dinamismo especial.

Tiendas de todo tipo, desde las más artesanas e hippies hasta las más exclusivas y caras.  La Capital española aporta una cantidad de estímulos que si sabes donde buscarlos puedes enriquecerte de por vida.

Por eso, en mi opinión hacer un free tour Madrid es el primer paso que debemos tomar para conocer la ciudad a fondo. La mejor forma de enamorarse de un lugar es conociendo todos sus detalles, y no hay una manera más enriquecedora que hacerlo que con un experto en el tema.

Otra experiencia que no te puedes dejar pasar es hacer una ruta tapas y vinos Madrid.  La gastronomía madrileña es todo un lujo que no puedes perderte si visitas la capital. Desde los bocatas de calamares hasta el cocido frito son manjares al alcance de cualquiera que no puedes dejar de probar. ¡Y no hablemos de los vinos! en la capital podrás encontrar los vinos más castizos de la península, desde luego toda una experiencia para el paladar.

Pero el día no acaba aquí, una vez hayas recibido un estímulo cultural y otro gastronómico, es el momento perfecto para dar un paseo por el Retiro, el jardín más famoso del país. Podrás caminar entre sus árboles e ir descubriendo todos los tesoros que alberga como El Palacio de Cristal, la estatua de El Ángel caído y el Estanque Grande donde podrás dar un tranquilo paseo en barca.

Para rematar el día mi consejo es que te vayas a unos de los tres barrios más alternativos de la ciudad La Latina, Chueca o Lavapiés y te tomes unas cuantas cervezas a mi salud. Por estas tres zonas encontrar varios locales de fiesta y buen ambiente.  Sea cual sea el estilo de música que más te guste podrás encontrar tu rollo y pasar una noche inolvidable.