Fito Paez: ‘Hay algo en la canción que nos toca a todos’

El Universo, 6 de julio 2010, EFE | MEDELLÍN, COLOMBIA.

Con el humo de un cigarrillo casi danzando entre sus siempre rebeldes rulos, el cantautor argentino Fito Páez admitió que su sensación al cantar es como “si te encontraran robando un banco”, una emoción que “calienta el corazón”.

Como si se tratara de aquel verso de su canción Flores en su entierro, en la que relataba que “le excitaba más robar un banco que el mayo de París”, Páez confesó que esa emoción al cantar “es un pequeño tesoro de la humanidad”.

En una rueda de prensa en el III Congreso Iberoamericano de Cultura de Medellín, que concluyó el domingo y donde actuó junto a los españoles Antonio Carmona y Rosario y los mexicanos Zoé, entre otros, el artista rosarino reflexionó acerca del futuro de la música con la irrupción de las nuevas tecnologías.

“Hay algo en la canción que nos toca a todos, que nos calienta el corazón. Cuando uno canta una canción da la sensación como si te encontraran robando un banco, sientes como si te descubrieran, y creo que ese sentimiento va a perdurar”, señaló el argentino.

“Hemos generado esa pequeña maquinita emocional de cinco minutos, que conmueve, y los temas que nos mueven son siempre los mismos. Eso va a seguir funcionando de una manera y otra, incluso ahora más por internet, que ha democratizado mucho la expresión”, agregó.

 Páez opinó que “posiblemente haya una explosión de ideas en la red” que aún no se conoce. “Estamos en el centro de un huracán tecnológico y emocional”, afirmó.

Acompañado en todo momento de un cigarrillo y en una actitud relajada y distendida, el cantante resumió que “en este sentido no hay nada nuevo bajo el sol, eso está bien”. “Creo que va a seguir funcionando”.

Páez aseguró no tener “ninguna carrera musical”. “No estoy corriendo contra nadie”.

“Me siento un hombre muy afortunado, que he estado en la hora indicada en el momento indicado”, reconoció el compositor, que opinó que “el error” es llamar artistas a los cantantes generados por laboratorio gracias al marketing y a los estudios de grabación.

Apuntó que es también esa democratización de la expresión gracias a la tecnología la que genera asimismo un “conflicto”, pues el público adquiere mayor protagonismo y desaparece la idea del cantante como “chamán”, esa “religiosidad que acompaña al concierto”, pero que al mismo tiempo se ha alcanzado “mayor diversidad, y eso es fabuloso”.

Así, el intérprete argentino apostó por impulsar la diversidad musical y destacó la relevancia del continente americano en este sentido. “América ha sido en el siglo XX una máquina de invención extraordinaria dentro de la música popular”. “Me siento un observador privilegiado de la música popular contemporánea americana”, dijo acerca de la influencia de estas en sus creaciones.

Éxitos musicales que, no obstante, Páez relacionó con su Rosario natal, que a finales del siglo pasado era “una ciudad portuaria cerrada”. “Creo que eso ha hecho que hayan salido tantos artistas ahí. Era la ausencia de paisaje, una ciudad muy cerrada y muy gris, pero que a la vez hacía que estuviéramos muy encendidos”, consideró.

Y antes de que se apagara, en este caso su cigarro, Páez instó a defender las especificidades ante la idea “delirante” de la globalización: “Es importante que no se pierda el toque, lo que te hace Medellín y no te hace la ciudad de al lado, lo que te hace Rosario y no te hace Santa Fe”, dijo el rosarino.

Reply


Copyright © 2021 Camino a la Sociedad de la Informacion y Conocimiento All rights reserved. Theme by Laptop Geek.