0

Consumidores aún son tímidos ante compras en la web

El Universo, 7 de febrero 2011

Vender productos por internet es la opción de solo el 5% de las tiendas dentro del país que comercializan ropa, accesorios y libros, en un intento de exportar productos y mejorar el servicio a sus clientes locales.

Fabricio Echeverría, especialista en Monitoreo Web de la Escuela Superior Politécnica del Litoral, explica que según análisis del Observatorio de Internet de la Espol, ese porcentaje podría aumentar al 10% en los próximos 5 años.

Sin embargo, primero deben superar problemas como el miedo en el sistema de cobros –pues significa colocar datos personales en las páginas–, la desconfianza en la forma de envíos, además de la tendencia local a comprar en percha.

Ante eso, Echeverría sostiene que la mayoría de las empresas que apuestan a comercializar en internet lo usan como una estrategia de marketing para exponer sus productos.

Las aerolíneas, según Echeverría, son las únicas con éxito en esta clase de ventas.

Azael Torres, propietario de la marca Camisetas Bacanes, cuenta que su negocio comenzó en internet hace cuatro años, pero tuvo que colocar puntos de venta un año después, ya que el comprador nacional mantiene el interés de probar los artículos antes de comprarlos.

Pese a eso, Torres dice que el 5% de sus ventas las hace por web. Ese porcentaje se divide en compras realizadas en el 60% desde Estados Unidos y Europa, y el restante en otras provincias, pues solo tiene locales en Guayaquil y Quito.

Torres destaca que la forma de pago es un inconveniente al hacer esos negocios. El primer problema es la desconfianza al ingresar claves y números de tarjetas de crédito, sumado a que estas transacciones tienen un costo del 2% extra a la salida de capitales, pues el servicio de cobranzas que utiliza (Paypal) está en Estados Unidos.

Otra empresa que experimentó vender en web desde sus inicios es Daltónica, que tiene un taller de producción artesanal de billeteras, maletas y carteras, en la cdla. Los Ceibos.

Su propietario, Edmundo Acosta, explica que su idea de comercializar en la internet apuntaba a colocar sus productos fuera del país, pero los clientes aún no tienen confianza en el servicio de envío, pues ciertas empresas que lo proveen demoran mucho la entrega, alentando el miedo a que lo comprado no llegue.

Ese fue el problema que tuvo cuando envió dos de su artículos a Brasil, el año anterior.

El paquete, cuenta, demoró más de una semana en llegar y la transacción tuvo fallas.

Por ello decidió suspender hace tres meses sus ventas en esta modalidad y ahora sondea reactivarla a través del programa para microexportadores Exporta Fácil, apoyado por el Ministerio de Industrias.

Las tiendas más grandes, como almacenes Makro y De Prati, en cambio, utilizan la web para captar clientes y aumentar sus servicios en el mercado, pues aún están direccionadas a puntos de venta físicos.

Sin embargo, José Rivera, jefe de Publicidad y Promociones de almacenes Makro, comenta que la web le pareció un campo poco explotado, por lo que desde agosto habilitaron la opción de venta.

Hasta ahora agrega que el 4% de las compras se hacen por ese medio, aunque –según sus planes– en cinco años podrían llegar al 10%.

La página de almacenes De Prati, según Viviana Arroyo, gerente de Comercio Electrónico, es una opción que complementa las compras en tiendas, pero resalta que su importancia ha crecido en el 2010, impulsada por factores como el mejor acceso a internet desde oficinas, cibers y hogares.

Una de sus ventajas, añade, es la facilidad de comprar desde cualquier parte de la ciudad y esperar hasta 72 horas para que se realice la entrega.

Librerías apuestan a transacciones

Para evitar el obstáculo de la falta de confianza al ingresar datos personales necesarios en compras a crédito por internet, las empresas LibriMundi y Mr. Books dan a sus clientes el servicio de pago al momento de la entrega o a través de transferencias bancarias o depósitos.

Alexandra Vallejo, jefa de ventas por internet de Mr. Books, comenta que su página fue inaugurada en noviembre y hasta ahora tiene unas 50 visitas diarias, de las que el 50% realiza compras.

La mayor parte de los cobros se hacen por depósitos. La opción de pago al momento de la entrega, que aplica en Quito y Guayaquil, es menos preferida. El envío, añade, toma 24 horas.

Alfonso Reece, representante de LibriMundi, afirma que su tienda virtual vende como un local mediano, pues la empresa es constante en su promoción web desde hace 9 años. Ahora compran hasta 30 libros diarios.

Reece resalta que el 50% de esas transacciones las hacen clientes en el extranjero que demandan libros de autores nacionales y que en su mayoría prefieren hacer transferencias bancarias.

 
0

Lo que la tecnología convirtió en pasado

Posted by gvalverd on Feb 7, 2011 in Ciencia y Tecnologìa, Empresas, Innovación, Sociedad

5 febrero 2011,  BBCMUNDO.COM

La primera década del siglo estuvo marcada por la entrada en nuestro espacio cotidiano de un sinfín de tecnologías: iphone, ipads, kindles, lectores electrónicos, ordenadores tabletas, BlackBerrys, androides, wiis… Pero, ¿se acuerdan de cuando los gadgets no monopolizaban nuestra existencia? Entonces, sin duda, pertenece a otra generación. Recopilamos algunas de las cosas que ya pertenecen al pasado o que están pasando de moda.

1. EL FAX

¿Se acuerdan de aquellos armatostes que solían ocupar grandes espacios en las oficinas y servían para enviar copias de documentos a distancia? El fax, la abreviación de facsímil, es el primero de los aparatos tecnologías declarada oficialmente en especie de extinción.

Aunque de alguna forma existe desde el siglo XIX, el fax no se introdujo en las oficinas hasta la década del setenta y se popularizó en los ochenta.

El uso de fax ha sido sustituido por la comunicación a través de e-mail y también por los escáneres, que permiten enviar documentos de forma más rápida, con mayor probabilidad de que efectivamente le llegue al receptor.

2. video o VHS

El VHS o Video Home System, sistema de video para el hogar, nació oficialmente en 1976 y fue lanzado al mercado por una empresa japonesa.

Durante un par de décadas impuso gradualmente su reinado en todos los hogares del mundo desarrollado, trayendo el cine a casa. Pero su decadencia comenzó en 1995, cuando su versión más desarrollada, el DVD, saltó a los hogares e impuso una nueva tecnología, en este caso digital, que devoró la anterior.

3. Directorios telefónicos

El advenimiento de internet y la búsqueda electrónica, que devuelve en segundos millones de opciones a golpe de un clic, han dejado obsoleta la práctica de levantar el listín de teléfonos o buscar en la guía cuando necesitamos de un fontanero, encontrar un restaurante o saber cuál es la oficina de correos más cercana. Cada vez se imprimen menos guías telefónicas.

4. Enciclopedias

Antiguamente todas las estanterías de las casas de bien contaban con al menos un tipo de enciclopedia. Y siempre existía el diccionario, por si había las dudas de ortografía o para buscar palabras en otros idiomas. Pero en internet todo puede encontrarse mucho más fácilmente, con menos esfuerzo y sin un desembolso económico.

5. CD

De la misma forma que el CD acabó con el uso generalizado del vinilo, la música y los formatos electrónicos amenazan con la desaparición del CD, el formato que se nos vendió en su momento como el definitivo. Los iPod y mp3 han traído consigo una nueva forma de compartir y escuchar música mucho más portátil y cómoda. Y aunque nos hicieran creer lo contrario, lo cierto es que el CD también se raya.

6. Teléfonos normales

Hubo un tiempo en que resultaba inconcebible pensar en una casa sin una línea telefónica fija. Los teléfonos solían estar instalados en la cocina o en el salón de la casa y cuando uno recibía llamadas no podía moverse de esa habitación durante la duración de esta, hasta que llegaron los inalámbricos. Pero los teléfonos celulares cambiaron completamente la forma en que realizamos llamadas y en la que nos comunicamos.

7. Cámaras

Los rollos de fotografías que se revelaban en los laboratorios mientras uno podía jugar con las luces, el contraste y el balance de negros hace tiempo que pasaron a la historia.

Sin embargo, los expertos vaticinan que no solo el rollo de película, sino también las cámaras serán algún día un objeto de museo. Y es que los nuevos teléfonos cada vez cumplen más esta función y permiten capturar el aquí y el ahora de forma inmediata y compartirlo en las redes sociales en el mismo momento que ocurre.

8. Olvidar

Pero por más de que todo lo anterior se torne obsoleto, no pasará al olvido, pues olvidar está pasado de moda. “La web significa el fin del olvido”, declaró hace unas semanas el diario The New York Times. “Internet graba todo y no olvida nada”, afirmaba el artículo.

Y la realidad es que  cada vez existe una versión digital de cada cosa que hacemos, copias de los e-mails, de las fotos, de las conversaciones a través de chats, de las facturas digitales, registro de cada una de las llamadas, o de los textos de los mensajes, de las opiniones que dejamos en blogs o redes sociales. Nuestra información personal, desde lo que compramos, gastamos o los lugares a los que vamos, deja una huella electrónica… que hará que en unos años olvidar sea una palabra del pasado.

 
0

Internet no tendrá límites en direcciones

5 febrero 2011, AFP | Miami

Organizaciones globales que regulan el uso de internet anunciaron el lanzamiento de un nuevo protocolo IPv6 para albergar la red de redes, que permitirá registrar direcciones sin límite luego de que la reserva mundial existente fuera declarada “colmada”.

La entidad mundial que administra las direcciones asignó sus últimos cinco lotes de números de IP, que identifican los destinos del tráfico digital, y aclaró que el periodo de transición hacia el nuevo sistema no implicará ningún problema de uso de la red y que los usuarios no percibirán ningún cambio.

Mientras el protocolo actual, IPv4, proveía ese número de direcciones, el nuevo protocolo IPv6 permitirá alojar millones de millones de direcciones y promete un desarrollo inimaginable de la red.

“Con el nuevo protocolo puede haber tantas direcciones de internet como granitos de arena en el desierto del Sahara, es inabarcable”, dijo Raúl Echeberría, director del Registro de Direcciones de Internet para América Latina y el Caribe.

Copyright © 2021 Camino a la Sociedad de la Informacion y Conocimiento All rights reserved. Theme by Laptop Geek.