Wikipedia Una Decada de Matices

Domingo, 30 de Enero de 2011 Fernando Astudillo

Me he casado con Wikipedia. Lo dice Umberto Eco en el título de uno de sus recientes artículos. Y si lo dice Eco, el lingüista y filósofo respetado mundialmente; el escritor de esa maravillosa novela llamada El nombre de la rosa, debe ser por algo.

Wikipedia cumplió hace poco una década. Diez años de la mayor propuesta de llevar el conocimiento a las masas que jamás se haya hecho en la historia de la humanidad. Una década que por estos días se salda con 17 millones de artículos (3,5 en inglés, 700 mil en español).

Son diez años también de un vaivén de polémicas, porque los puristas que la critican aseguran que la fragilidad de su sistema wiki (plataforma abierta para edición de cualquier usuario) degenera de vez en vez en que cualquier vándalo pueda cambiar historias.

Eco apunta a que “la garantía debería darla precisamente el hecho de que el control lo realizan millones de usuarios”. Es un tema viejo, que tiene hasta polémicos estudios científicos como el de la prestigiosa Nature (http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_4540000/4540140.stm y news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_4842000/4842918.stm), en el que se da un espaldarazo a Wikipedia. La década lo vuelve a plantear.

Creo que es como el popular concepto de cómo vemos el vaso: medio vacío o medio lleno. Los pesimistas, los críticos que invalidan algo antes de buscarle una alternativa, dogmáticamente cerrarán sus filas. Para ellos el vaso está medio vacío.

Para los que ven el vaso medio lleno les aconsejo que jamás se fíen totalmente. Pero que tengan en cuenta ciertos tips clarísimos a la hora de cotejar y validar información. Sea donde sea: en Wikipedia, en un diario, en un blog o en la Enciclopedia Británica.

Primero: acudir a las fuentes primarias. Wikipedia es una mina de ellas. Vayan hacia abajo en un texto específico y encontrarán los links que derivan a fuentes, a documentos originales. Es un ejercicio valioso que puede permitir que este website sea solo la puerta inicial para luego encontrar aquello formal que buscamos. Ahí ya hemos ganado.

Una sola fuente jamás será garantía de certezas. En este mundo digital en el que se crean presentes con una broma que en cuestión de segundos –vía redes sociales– puede pasar a ser una noticia con credibilidad para las masas, hay que validar siempre la información con una variedad de ellas.

Hay tips (www.searchenginejournal.com/wikipedia-article-quality-
assessment-and-ranking-tips-for-users-and-search-engine-engineers/6002 y www.onlineschools.org/resources/online-research-for-students/) para juzgar la precisión de un artículo de Wikipedia. Como aquel de chequear la zona de discusión (talk page). Si hay más editores que están debatiendo sobre algo, existe más posibilidad de fiarse de que un texto haya sido más trabajado.

Hay otros consejos universales para los que quieren certificar la credibilidad de una página ( www.lib.berkeley.edu/TeachingLib/Guides/Internet/Evaluate.html). Lo cierto es que, como todo en la vida, el tema Wikipedia tiene matices. Y creo que la clave para aprender nuevas cosas, nutrirse de su contenido, es ver el vaso medio lleno. Y volver a dudar.

Más información en: periodismoenmetamorfosis.blogspot.com

ferastudillo@gmail.com

Reply


Copyright © 2021 Camino a la Sociedad de la Informacion y Conocimiento All rights reserved. Theme by Laptop Geek.