Páginas

Entradas

Contadores

enero 2020
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

junio 13, 2011

A TATY, LA AYUDARON DOS ANGELITOS

No estábamos preparados para aceptar que un veterinario la inyecte y la duerma cuando le diagnosticaron metástasis  por lo que nos propusimos ayudarla hasta el final.  Sin embargo, el deterioro de Taty era tan rápido que llegó un momento en que ya no pudo sostenerse de pie.  Mi hijo menor la asistía, a diario la limpiaba, bañaba, le daba su medicina y su papilla, con la idea de aliviarla y de que sienta cuánto la queríamos.

Cuando vi como sufría ante su avanzado cáncer, sentí tanta tristeza que mi primera reacción fue pedirle a San Rafael Arcángel que la ayude, le supliqué que envíe dos angelitos a aliviarla para que no sufra tanto. 

Pensábamos que al siguiente día ya no iba a estar con nosotros, pero para nuestra sorpresa la perrita amaneció aliviada, sus dos patas delanteras estaban asentadas con firmeza y su cabeza con mucho garbo permanecía erguida como en sus buenos tiempos y hasta ladró para ahuyentar unas palomas.  Todo el día permaneció así y por la noche cuando nos despedimos de ella, movió su colita a pesar de estar bajo las cobijas.  Me retiré a descansar guardando muy secretamente en mi interior mi convicción de fe de que dos angelitos la estaban ayudando y con una ligera esperanza de que se aliviara.

Al siguiente día, fui a verla y  pude ver como su erguida cabecita declinó hacia un lado, acababa de expirar, sus tibias orejas aún estaban levantadas. Llamé a mi hijo y el cerró sus ojitos. Parecía que estaba dormida.

No sé si existen ángeles para los perritos,  sólo sé que ella se alivió y partió tranquila. Taty se fue moviendo su colita e iba custodiada por dos angelitos enviados por el Arcángel San Rafael que la ayudaron a soportar sus dolores.  Cumplió su misión de ser una perra dulce, cariñosa y tranquila, siempre lista a despedirnos y a recibirnos. Dispuesta a escucharme, a recibir mis buenos días, mi hola Taty Taty y mí hasta mañana.

Recordaré por siempre el día en que nuestra conexión se dio, mientras le hablaba vi en su rostro una ligera sonrisa. Me asusté un poco y cuando lo conversé, por supuesto que nadie me creyó. Pero mi hijo Xavier que pasaba mucho tiempo con ella, corroboró mi comentario diciendo que con él también sonreía.

Ya éramos dos.

Alguna vez escuché que los perritos son tan inteligentes y perceptivos porque están a un paso de la escala evolutiva para ser personas, por eso siempre ayudan de manera increíble. Pienso que son mensajeros de amor incondicional, alegría, sanación, perdón, paciencia, coraje, humor, gratitud, sencillamente, Taty  tocó nuestras vidas y dejó huellas.

Me atrevo a decir que teníamos una profunda conexión, algo así como un vínculo personal, más que amigas…

Junio 9 del 2011.-

Ir a la barra de herramientas