Introducción

A partir del primer semestre del año 2019 todos los cursos de Álgebra Lineal en la ESPOL se dictan bajo la metodología de aprendizaje activo,AA, a diferencia de los semestres previos en los que se utilizaban procedimientos tradicionales basados en la clase magistral del profesor, sesiones de problemas dictadas por un asistente de docencia, lo cual era evaluado a través de exámenes, lecciones y asignación de tareas constituidas éstas, por demostraciones y problemas, por lo general seleccionados de un libro de texto.

En síntesis, la idea central del método era “enseñar” teniendo como personaje central al profesor, mientras el estudiante permanecía pasivo cuando el instructor y sus asistentes actuaban. La conferencia magistral era la guía para conseguir los objetivos educacionales .

El aprendizaje activo tiene un diferente enfoque, su prédica es convertir en preponderante al “aprendizaje” por sobre la “enseñanza”, privilegiando al estudiante como actor central del proceso y ubicando al profesor y sus asistentes, a una labor de coordinación y consulta.

En evaluaciones efectuadas al proceso, por esta coordinación, se encontró que la aplicación de los procedimientos y mecanismos del aprendizaje activo, por diferentes motivos no han sido aplicados a plenitud, encontrándose además que no existió diferencia significativa en los valores de las notas medias de los dos sistemas (tradicional versus activo), pero sí entre profesores de los diferentes sistemas. Combinando ambas metodologías, las diferencias entre las tasas de aprobación oscilaron entre 33% la menor y 93% la mayor.

Los asuntos relacionados con el proceso enseñanza-aprendizaje del Álgebra Lineal a nivel universitario, han sido estudiados con amplitud por múltiples autores, habiéndose encontrado, entre otros resultados, que el material cubierto es dificil de asimilar por los estudiantes, tanto por su abstracción y naturaleza áltamente teórica, así como por su formato lógico ( Stewart, 2018).

No es por tanto sorpresivo que la ESPOL registre, históricamente, índices de baja aprobación en sus cursos de álgebra lineal, si se comparan con los de la mayoría de cursos de ciencias que se dictan en  las diferentes opciones profesionales.

Buscando asegurar la calidad, al mismo tiempo que tratando de mejorar las tasas de aprobación, sus autoridades administrativas y académicas dieron paso a procedimientos de  innovación educativa para este curso, expresadas en la aplicación de procedimientos de aprendizaje activo, junto con las técnicas, recursos y medidas administrativas que corresponden.

Mireya Rafaela Bracamonte Peña.