viernes, octubre 09th, 2020 | Author:

A menudo los fines de semana nos dejamos arrastrar por la monotonía, y acabamos haciendo siempre las mismas cosas, ya sea por pereza de pensar en planes nuevos o porque realmente estamos tan cansados que la inspiración no se digna a aparecer. Pero si te has decidido a que tus fines de semana sean diferentes y quieres aprovecharlos y darles variedad, aquí tienes unas cuantas propuestas variadas en las que inspirarte Seguro que te gustan.

25 planes diferentes para pasar el fin de semana

1. Conoce mejor tu ciudad natal

Todos tienen lugares favoritos para pasear. ¿Qué pasa con esas partes de la ciudad en las que nunca has estado? Los fines de semana son una gran oportunidad para inscribirse en una excursión, ir al museo de historia local o simplemente pasear por calles desconocidas.

 

2. Reúne amigos

Es cierto que en la estación fría, uno no siempre quiere caminar bajo la lluvia y un viento penetrante. El plan es reunir a tus amigos. Así, sin ningún motivo. Mejor aún, inventar este motivo: un ensayo de una canción para el Año Nuevo, el cumpleaños del emperador de Japón, el lanzamiento de un nuevo episodio de tu serie de televisión favorita. ¿Hay ideas para fiestas temáticas?

 

3. Desmontar y vender cosas viejas

Muchas casas tienen un montón de basura retro acumulando polvo que puede donarse a los necesitados o venderse de manera rentable en Wallapop o Vinted. Y ahora es el momento de hacerlo. Y mientras lo haces, disfruta de los recuerdos.

 

4. Organiza una sesión de fotos

¿Pasan los días y ni siquiera recuerdas lo que hiciste el fin de semana pasado? Intenta capturar cada momento agradable de su vida en una foto. También puedes quedar con algunas amistades y montar todo un set de fotografía para sentiros como auténticas modelos de revista: maquillaje, peluquería y tu ropa más extravagante.

 

5. Prepara una comida especial

Elige algo sofisticado y hermoso, compra todo lo que necesites en la tienda y comienza. Intenta decorar el plato como en un restaurante, enciende las velas que han ido acumulando polvo en el armario desde el año pasado, mezcla un cóctel inusual. El fin de semana es una fiesta que siempre te acompaña.

6. Pasa tiempo con los niños

Un fin de semana con niños es una buena oportunidad para volver a la infancia por poco tiempo y no ser considerado un excéntrico infantil. Si no tienes hijos puedes quedarte encargado de tus sobrinos, organizarles una sesión de cine de los 80 y preparar palomitas. En DivxTotal tienes todas las películas que puedas necesitar a tu disposición, y seguro que los niños disfrutarán viendo los grandes clásicos de tu infancia. Otras opciones son ir al planetario, acuario, al museo de la ciencia del entretenimiento, juguetes o dulces (ni se te ocurra llevarlos a museos aburridos). 

7. Cuida tu salud

Piensa en lo que te gustaría cambiar en ti mismo, en lo que en tu cuerpo te causa más inconvenientes, lo que los médicos te recomendaron anteriormente. Y luego puedes ir al gimnasio o elegir ejercicios para ti. Si no te gusta el gimnasio, una salida al parque también puede ser muy provechosa, lo importante es moverse.

 

8. Crea una colección

Y no importa lo que sea: un herbario, una colección de minerales, insectos o tazas. Crear una colección no es necesariamente una tarea costosa. Las mismas plantas y piedras son fáciles de encontrar literalmente bajo tus pies.

 

9.Haz un árbol genealógico

Esta también es una gran ocasión para charlar con parientes lejanos a los que no has llamado durante mucho tiempo. Hay recursos en Internet que le ayudarán a encontrar antepasados. ¿Y si nadie lo supiera y tú eres un conde?

 

10. Lee

Retírate en silencio con un buen libro. Y si no tienes ganas de gastar dinero en libros nuevos, intenta asaltar los estantes de las bibliotecas más cercanas. Seguro que hay algo de tu agrado. 

 

11. Ruta de bares

La tarea es extremadamente simple: entrar en un bar, tomar un vaso de cerveza o un trago de algo más fuerte y dirigirse a otro establecimiento de bebidas. Todo esto, por supuesto, en compañía de amigos. Puedes continuar hasta que pierdas la capacidad de moverte o hasta que te quedes sin dinero.

 

12. Aprende algo nuevo

Las grandes ciudades están llenas de cursos y entrenadores que pueden enseñarte cualquier cosa. Y si no quieres gastar dinero en profesores, puedes ser paciente y aprender una nueva habilidad con la ayuda de guías de Internet.

 

13. Participar en geocaching

El geocaching es una misión de primer nivel. Los geocachers colocan cápsulas en varios lugares y dejan instrucciones sobre cómo encontrar «tesoros» en su sitio web. Para encontrar un «tesoro», debes resolver un acertijo, y para resolver un acertijo, debes conocer bien la historia del lugar en el que está escondido. Tu ciudad probablemente tenga al menos un par de esos «tesoros». Tan pronto como adquieras la habilidad de encontrarlos, podrás comenzar a colocar nuevas cápsulas tú mismo.

 

14. Mejora el interior de tu casa

¿Y por qué no reorganizar los muebles? Es hora de cambiar algo en esta vida. Y los fines de semana, hay tiempo para decorar tu hogar y hacer el ambiente más confortable.

 

15. Coloca una cápsula del tiempo

Recoge las pequeñas cosas de las que tienes recuerdos en una caja, escríbete una carta en 5, 10 o 20 años y guárdala en algún lugar lejano. Ni siquiera es necesario enterrar la cápsula del tiempo en el suelo, basta con sellar la caja para que no se pueda abrir sin rasgarla y ponerla en un rincón lejano.

 

16. Organiza una maratón de películas

Elige una trilogía (como mínimo) o si vas realmente en serio y tienes TODO un fin de semana largo (un puente, por ejemplo) atrévete a descargar una serie completa, en Divx Total la encontrás seguro. Palomitas de maíz, pizza y otras delicias completarán la experiencia. No olvides una mantita y tu mejor pijama.

 

17. Comunicarse con los animales

Puedes ir a una granja fuera de la ciudad, a ayudar a sacar a los perros de un refugio, a colaborar con los gatos de una protectora o a visitar un santuario animal. El voluntariado y el contacto con los animales siempre son positivos para el espíritu y ellos lo necesitas y agradecen.

 

18.Haz algo con tus propias manos

Los artículos hechos a mano se valoran mucho más que los artículos hechos en serie en una fábrica, especialmente en la era del mercado masivo. Puede comenzar con tarjetas de felicitación, jabón, velas… todo esto no requiere ninguna habilidad especial o talento artístico especial. Y tal vez, puedas ganar dinero con la artesanía.

 

19. Haz un viaje

¡También hay muchas cosas interesantes en las ciudades vecinas! Museos, mansiones y simplemente hermosos edificios históricos están esperando el momento de llegar a ellos.

 

20. Empieza a llevar un diario

Una buena forma de pasar el tiempo y guardar eventos importantes para ti y tus descendientes. En él podrás basarte para escribir memorias en la vejez.

 

21. Conviértete en jardinero

Puedes colocar un pequeño macizo de flores cerca de la casa y regocijarte cada vez que lo pases. Si no tienes jardín, puedes cultivar algo en el alféizar de tu ventana o en el balcón.

 

22. Danza

Un día sin bailar es un día sin vivir. Las escuelas de baile ofrecen lecciones de prueba gratuitas durante todo el año. Si no te gusta, no pierdes nada. Pero te gustará, sólo tienes que encontrar tu estilo de baile.

 

23. Organiza tus fotos

Selecciona las fotos que sean realmente importantes para ti y solicita una impresión en el estudio fotográfico. No importa lo que digan, pero esta forma de preservar los recuerdos es más agradable y más confiable que los gigabytes de archivo de fotos en la memoria de la computadora. Y puedes hacer un álbum de fotos tú mismo.

 

24. Haz obras de caridad

La jornada de limpieza deja de ser una obligación tediosa si la organizas tú mismo. También puedes hacerte voluntario en un albergue, ayudar a tus vecinos discapacitados, ir a donar sangre e incitar a tus amigos a todo esto. Ayuda a la gente y siéntete una buena persona.

 

25. Relájate

Y eso significa más que simplemente estar acostado en el sofá todo el día. Para una relajación de calidad, es mejor dominar la técnica de meditación o el yoga. O, en el peor de los casos, empápate de un baño tibio y fragante.

sábado, agosto 08th, 2020 | Author:

Las mimosas solían ser la bomba, los mojitos de fresa lo solían curar todo, y el gin tónic, para ser justos, es un combo que sigue siendo bastante refrescante, y definitivamente sigue siendo un accesorio aceptable de cualquier noche de chicas. Pero tirar un par de cubatas en los mismos tres bares que siempre frecuentas puede ser un poco, bueno, rancio. Y aunque no hay duda de que tu increíble equipo de amigas puede hacer que casi cualquier lugar parezca una fiesta digna de salir en los programas de cotilleo, probablemente sea hora de cambiar las cosas una vez que tu camarero tenga memorizado el pedido de bebidas de todo el grupo.

Entonces, ¿qué tiene que hacer una chica cuando quiere reinventar las noches de chicas? La respuesta: ¡un montón de cosas! ¿Tienes un amigo que esté metido en el tarot? Reúne tus fuerzas y ve a una lectura psíquica. ¿Tienes ganas de usar tus manos? Inscríbete en una de esas clases de pintura. O si pensáis que ya es hora de preocuparos por la salud ¿qué tal si os ponéis vuestro culotte favorito para sudar en una clase de baile en la barra?

Si tú y tus amigas estáis en la rutina y queréis «condimentar vuestras vidas», no busques más allá de las siguientes ideas alternativas para una noche de chicas. 

1. Date el gusto de ir a un restaurante de lujo.

¿Qué mejor manera de practicar el amor propio que con una botella de vino y patatas fritas en la mesa? Obviamente no recomiendo hacer reservas para cenas caras tan a menudo que tu presupuesto se vea afectado, pero planear una comida elegante de temporada es una forma súper divertida de reunirse y celebrar todo lo que pasa en el día a día de tu grupo.

2. Noche de pelis a la carta.

Que cada una proponga una película para descargar en Gran Torrent y os reunís todas en una casa para hacer una maratón de películas como cuando erais adolescentes. Abandonad la dieta por una noche y permitíos toda clase de chuches, chocolatinas, palomitas, patatas fritas, ganchitos… Podéis redondearlo con pijamas y sacos de dormir, aunque lo divertido está en que debe ser obligatorio ver las películas cada una de vosotras ha escogido. Por suerte en Grantorrent hay una amplia variedad. Incluso podéis hacer la noche temática y ver quien escoge la película que da más miedo, o la más mala, o la que tiene al protagonista más guapo…

3. Ten tu propia noche en el museo.

Muchos museos ofrecen ahora una programación «fuera de horario», con DJs, bebidas y acceso abierto a exposiciones selectas. Creo que fue Sócrates quien dijo: «El aprendizaje se hace mejor con un cóctel en la mano».

4. Ir a un bar de cócteles a medida.

Tu bar favorito puede esperar. Optad por el tipo de ambiente lujoso en el que parece que el Coronel Mustard podría asesinaros con un candelabro en cualquier momento. Además, nada me hace sentir más como una dama adulta que decirle al camarero que «me sorprenda».

5. Haz que un psíquico te diga tu futuro.

Agarra algunas amigas para apoyo emocional (‘porque cariño, absolutamente necesitarás diseccionar la experiencia después) y reserva una lectura para vislumbrar lo que el futuro te tiene reservado. Hay muchos tipos de magia y brujería entre los que puedes escoger, incluso puede que una de tus amigas sea una bruja. Si no te convence tu futuro, siempre puedes pedir una segunda opinión…

6. Mira a ver si podéis completar una escape-room.

Sí, puede que con tu oficina ya hayáis hecho esto como un ejercicio de creación de equipo, pero con temas como «el zombi» y «el submarino», ahora tu sábado por la noche puede incluir la unión sobre el desmantelamiento de una bomba falsa y escapar de las garras de un monstruo con tus amigas de toda la vida.

7. ¡Bolos!

¿Sabes qué sigue siendo divertido? Los bolos. Especialmente el brillo en la oscuridad de los bolos. Reconozco que no sé cómo habrán influido las medidas anti-covid a este juego, pero ir a una bolera siempre tiene un toque vintage y unos chicos guapos al lado… a los que no haréis caso porque para algo es vuestra noche de chicas.

8. Busca una bodega en la zona.

Sí, esta idea requiere que reprogrames la «noche» de tus chicas al día, pero ¿para qué son los sábados por la tarde si no es para tomar vino? Organiza una cata en grupo para hacer de tu actividad regular (beber vino, obvio) un asunto más sofisticado, y me atrevo a decir educativo.

9. Juega al turista en tu ciudad natal.

Planea una noche para hacer el tipo de cosas que sólo harías si tu prima Laura estuviera en la ciudad. ¡Ve a comer ese famoso plato! ¡Ve a caminar por ese famoso puente! ¡Pon tus pasos para ver todos los lugares de interés! O sea, convertíos en turistas en vuestra propia ciudad.

10. Cántala en el karaoke.

Porque, ¿qué es más divertido que cantar tu canción favorita de Whitney? Cantar a Whitney con todas tus amigas más cercanas… Bueno, tal vez Whitney está un poco por encima de tus capacidades ¿Qué tal Nena Daconte?

11. Ríete un poco en un programa de comedia.

Antes de que hubiera podcasts de comedia, estaba el club de la comedia. También podéis buscar un local en el que actúen monologuistas amateurs, tanto si son buenos como si son muy malos, las risas estarán garantizadas. El talento puede ser un éxito o un fracaso, pero eso es sólo parte de la diversión.

12. Toma una clase de pole dance.

Canaliza a tu J.Lo interior en Hustlers y toma una clase de baile de barra con tus mejores amigas. Puede ser muy liberador para potenciarte a través del arte extremadamente atemporal de sacudir tu trasero.

13. Ve a uno de esos elegantes cines con asientos cómodos.

Hay algo tan divino en reclinarse en esas cómodas sillas y ver una película en la pantalla grande. Muchos de estos cines ofrecen ahora menús gourmet para una experiencia de cena completa. ¿Tomar un tini mientras ves el último proyecto de Chris Evans, Chris Hemsworth y Chris Pratt? Apúntame.

14. Pasa una noche en la ópera.

Si vives en alguna gran área metropolitana, esta es para ti. Una gran producción de ballet ruso también puede servir.Lo importante es tener una excusa para que tú y tus amigas podáis sacar vuestras mejores galas y lucirlas sin necesidad de que os inviten a una boda.

15. Deja salir a tu chica roller interior.

Soñando, soñando, triunfé patinando… Si tú y tus amigas también queréisn triunfar, calzaos los patines y vestíos para la ocasión. No olvidéis las protecciones, no vaya a ser que la noche de chicas deba trasladarse al hospital… 

16. Mira una lluvia de meteoritos.

Busca en un calendario de eventos astronómicos del 2020, y toma nota de los que quieres presenciar. Tú y tus amigas podéis reuniros en la terraza de alguien (o en un patio también, dependiendo de donde viváis), mezclar algunos grupos de amigos y ver el espectáculo.

17. Acudid a la inauguración de una galería.

Esto es lo que pasa con las aperturas de galerías, no sólo es una oportunidad para ver objetos hermosos (y a menudo también gente hermosa), sino que también hay vino gratis, así que…

18. Echa un vistazo a una orquesta sinfónica.

Nada me hace sentir más como una mujer adulta con clase que ver a un grupo de humanos con un talento increíble con fracs y trajes negros tocando Chopin. Si esto no es una opción donde vives, buscad en los lugares que tienen jazz en vivo como una alternativa.

19. Dalo todo en una fiesta de los 80 y 90.

Las fiestas bailables nostálgicas han tenido un gran éxito. ¿Qué otra noche puede incluir calentadores de piernas y flequillo atusado? Revisad los clubes locales y espacios de eventos para ver la próxima vez que sean anfitriones de una noche temática.

 

miércoles, agosto 05th, 2020 | Author:

Las trabajadoras del sexo luchan diariamente para defender sus derechos. La ilegalidad del trabajo sexual no es un hipotético «debate» para ellas. Es su realidad. Cientos de mujeres son criminalizadas cada año bajo las draconianas leyes de prostitución en gran parte de los países del mundo, mientras que la violación y otros tipos de violencia se encuentran en niveles epidémicos. Y, a medida que la pobreza aumenta a un ritmo espantoso, vemos a más mujeres – particularmente madres – empujadas a la prostitución desregularizada o penalizada, para so

brevivir. Para muchas, es frustrante que, con este telón de fondo, tener que luchar no sólo contra las fuerzas conservadoras sino también contra ciertas feministas de izquierda.

Los llamados argumentos feministas en torno al trabajo sexual son más difíciles de descartar que el fundamentalismo religioso, que condena la prostitución, el aborto y todo el sexo fuera del matrimonio. Algunas de las mujeres que presentan esos argumentos tienen la reputación de hablar en contra de la violencia contra las mujeres. Pero su exclusión de las voces de las trabajadoras del sexo pone en duda ese compromiso. En el Reino Unido, las diputadas feministas del Partido Laborista, como Sarah Champion y Jess Phillips, que desprecian abiertamente a cualquier trabajadora del sexo que no encaje en su descripción de «mujer prostituida», enmarcan sus argumentos como feministas. Y sin embargo, están haciendo campaña para aumentar la criminalización del trabajo sexual a través de la criminalización de los clientes. Tal desarrollo empeoraría su situación y amenazaría directamente sus vidas, como cualquier organización dirigida por trabajadoras del sexo en el mundo te dirá.

 

Estos son los argumentos más comunes de las feministas anti-regularización de la prostitución:

 

1. El trabajo sexual es inherentemente violento

Este es el argumento central de las feministas ‘abolicionistas’. No discutimos que los niveles de violencia son altos. El trabajo sexual es uno de los de mayor riesgo de homicidio ocupacional para las mujeres, con una tasa de homicidio cinco veces mayor que la de otras trabajadoras.

 

Pero proponer la proscripción de la prostitución sobre esta base es imponer un doble estándar moralista. La agricultura es la industria más peligrosa en un país del primer mundo como el Reino Unido, con 167 muertes en el último año y nadie propone que se prohíba la agricultura. Dos mujeres a la semana son asesinadas por su pareja o ex-pareja, pero aún no hemos visto una advertencia de peligro feminista contra el matrimonio. En cambio, se pide, con razón, que se proteja mejor a los trabajadores del campo y a las mujeres en sus relaciones. ¿Por qué el camino hacia la seguridad de las trabajadoras sexuales debería ser diferente? Pedir unas mejores condiciones laborales para las prostitutas en Lima, en Roma o en Chicago es preocuparse, de verdad, por las vidas de esas mujeres que por los motivos que sea, están ejerciendo este trabajo.

Pregúntale a tu disidente feminista: ¿deberíamos poder trabajar juntos por la seguridad?

 

El estigma y la criminalización hacen vulnerables a las trabajadoras del sexo. La ilegalidad enmarca todo lo que hacen. La actividad de vender sexo es legal en algunos países, en otros es alegal y en la mayoría ilegal. Una regularización del trabajo, sujeto a unas normas y unos convenios permitiría ofrecer una seguridad a aquellas photokines que decidieran ejercer legalmente como kinesiólogas en Lima, Madrid, Roma o cualquier otra ciudad de las que aún no contemplan esta regularización; posibilitarían la persecución de las mafias y la trata de blancas, así como la prostitución ilegal, y además supondría un importante aumento de liquidez en las arcas del estado, vía impuestos . 

La ilegalidad condena a la ocultación, y nunca ha impedido ni va a impedir el ejercicio del trabajo sexual, tan sólo va a seguir manteniendo el problema bajo la alfombra. Los hombres violentos se aprovechan de las mujeres en esas condiciones, condiciones fomentadas por todos los que alimentan el estigma o apoyan la criminalización. Así que pregúntale a tu disidente feminista: ¿deberíamos poder trabajar juntas por la seguridad? Si ella no se conmueve o se desinteresa, será una conversación corta.

 

Si ves que se detiene a pensar, saca ventaja señalando un ejemplo de la vida real. Existe una reciente y exitosa campaña que consiguió que se retiraran los cargos contra dos mujeres, mostrando cómo las leyes de mantenimiento y control de los burdeles se utilizan principalmente contra las mujeres que trabajan juntas por la seguridad. De acuerdo con STRASS, el sindicato de trabajadoras del sexo en Francia, al menos doce trabajadoras del sexo han sido asesinadas desde que se introdujo el Modelo Nórdico hace tres años. Los crímenes violentos contra las trabajadoras sexuales aumentaron en un 92%, después de que se introdujeran leyes similares en Irlanda. La investigación de Amnistía Internacional en Noruega encontró que el marco legal puede agravar los abusos de los derechos humanos.

 

2. El trabajo sexual es inherentemente degradante y explotador

Hay un horror visceral en los argumentos de algunas feministas pro-modelo nórdico. Buscan en los foros de discusión en línea evidencia de misoginia y hablan del trabajo sexual en los términos más espeluznantes que se puedan imaginar. La alegremente toma de Nordic Model Now, que se encuentra en una página titulada «Hecho: La prostitución es intrínsecamente violenta», describe una situación en la que:

 

«El cliente no quiere que ella simplemente tolere sus manos por todo su cuerpo, su asquerosa halitosis en su cara, su sudor rancio contra su piel, su polla chocando contra sus orificios. No. También quiere que le muestre que lo está disfrutando. Porque eso también es parte del trato».

 

«¿Querrías hacerlo?» te preguntarán si no eres una trabajadora sexual. «¿Querrías que tu hija lo hiciera?», te preguntarán si lo eres. Es tentador ponerse a la defensiva y decir: «¡Me encanta la prostitución!». No te llevará a ninguna parte. Ser degradado es una experiencia subjetiva y sin duda algunas trabajadoras sexuales encuentran el trabajo repugnante. En vez de eso, puedes preguntar: «¿Estamos menos degradados si tenemos que mendigar o saltarnos comidas para alimentar a nuestros hijos? ¿Es menos degradante romperse la espalda en un trabajo físico y mal pagado, que no te permite siquiera una vivienda digna y comida en la mesa cada día?»

 

3. Las mujeres son traficadas

Negar la existencia de la trata de personas es tanto falso como excluyente para quienes más necesitan apoyo. Sin embargo, es justo decir que las estadísticas de tráfico sexual son frecuentemente exageradas. La afirmación ampliamente difundida de que el 80% de las trabajadoras sexuales son traficadas no es creíble. La investigación más exhaustiva y fiable sobre los migrantes en la industria del sexo en Europa encontró, en cambio, que alrededor del 6% de su muestra femenina «se sintió engañada y obligada a vender sexo». De manera crucial, muchas dijeron que prefieren trabajar en la industria del sexo en lugar de las «condiciones poco gratificantes y a veces explotadoras que encuentran en los trabajos no sexuales».

 

Una vez más, los hechos pueden ayudar: no hay pruebas de que el modelo nórdico disminuya la trata. Un informe de 2014 de la policía sueca no encontró ninguna reducción de la trata en el país después de quince años de una ley de «comprador de sexo». Por el contrario, Nueva Zelanda, que despenalizó el trabajo sexual en 2003, no se ha convertido en un foco de tráfico. Según el informe del Departamento de Estado de EE.UU. sobre la trata de personas en 2019, Nueva Zelanda se encuentra en la clasificación mundial más baja posible en materia de trata de personas.

 

Las decididas campañas de las trabajadoras del sexo en el Sur Global han puesto de manifiesto, además, que las medidas contra la trata suelen servir de cortina de humo para las políticas racistas y antiinmigratorias. Se utilizan principalmente para evitar que las mujeres crucen las fronteras nacionales en busca de una vida mejor.

 

Las investigaciones de la organización nacional de trabajadoras del sexo de Tailandia, Empower, muestran el daño que causan las operaciones contra la trata. Se estima que por cada persona clasificada como víctima de la trata en Tailandia, se arresta, detiene y deporta a entre seis y ocho trabajadores sexuales migrantes no víctimas de la trata.

 

También sostienen que los estereotipos racistas de las trabajadoras del sexo como pobres víctimas oprimidas no deben ser objeto de discriminación.

 

La despenalización del trabajo sexual permitiría a las trabajadoras del sexo insistir en los mismos derechos laborales que los demás trabajadores y denunciar la violencia sin temor a ser arrestadas. Poner fin al entorno de inmigración hostil y garantizar que las mujeres tengan acceso al dinero y a los recursos para que puedan alimentarse a sí mismas y a sus familias las haría menos vulnerables a quienes están dispuestos a explotarlas. Criminalizarlas a ellas y a sus clientes no hará ninguna de estas cosas.

 

4. Si se despenalizara el trabajo sexual, las mujeres se verían obligadas a aceptar trabajos en burdeles

Esta es otra de las fantasías de horror favoritas de las feministas pro-criminalización. Es puro alarmismo. Nada de eso ha sucedido en Nueva Zelanda. Y en el Reino Unido, donde el stripping ya es legal, ninguna oficina de empleo ha obligado a las mujeres a trabajar como strippers.

 

5. La despenalización no acabará con la violencia masculina

Ninguna ley pondrá fin por sí sola a la violencia masculina. Si fuera tan fácil, las mujeres estarían seguras en las parejas de hecho y caminando solas a casa por la noche. Lo que significa la despenalización es que las trabajadoras del sexo pueden ir a la policía y pedir ayuda.

 

Y si el dinero no se desperdicia en la vigilancia del sexo consentido, podemos exigir un cambio de prioridades para que los recursos se destinen a ayudar a las víctimas de la violencia. Mujeres contra la Violación, miembro fundador de la Coalición Safety First que se formó después de que cinco mujeres jóvenes fueran asesinadas en Ipswich, ha hecho este argumento en otros lugares: «dirigirse a los hombres que no han sido acusados de violencia sólo porque compran servicios sexuales, desvía el tiempo y los recursos de la policía de abordar la tasa de condenas terriblemente baja por violación denunciada».

 

viernes, julio 31st, 2020 | Author:

Bienvenido a Blog de ESPOL. Esta es su primera entrada. Editela o borrela, ahora empiece a blogear.

Category: Sin categoría  | One Comment