Comprar barato pujando en las subastas online

Comprar barato pujando en las subastas online

El auge de  los negocios digitales abrió las puertas a actividades poco convencionales y desconocidas para la mayoría de las personas, un ejemplo de estas iniciativas con bastante aceptación son las subastas online.

Encontrar un buen chollo es el objetivo de los cazadores de ofertas e Internet permite que esa búsqueda arroje diversidad de oportunidades para escoger, todo al alcance de los consumidores con tan solo utilizar el ordenador o el teléfono móvil. Nunca fue tan fácil buscar oportunidades de compra a precios increíblemente bajos sin tener que esperar las rebajas de temporada o visitar diferentes tiendas físicas sin éxito.

Las empresas emergentes como las dedicadas a las  subastas online, democratizaron el acceso de las personas a la puja por bienes y servicios, actividad que era exclusiva de gente con mucho dinero o de sectores como la ganadería. Hoy podemos encontrar excelentes oportunidades de adquirir un producto con precios inigualables, simplemente tenemos que afinar la puntería para cazar la subasta que tanto buscamos.

Es indiscutible que la actual crisis económica nos obliga a ser creativos, como consumidores estamos siempre alertas ante la posibilidad de encontrar ese producto costoso que necesitamos o anhelamos a precio irrisorio. Gracias a las nuevas herramientas tecnológicas, en la actualidad tenemos a nuestra disposición diferentes plataformas online para entrar en la puja por un determinado producto sin ni siquiera salir de casa.

En ese sentido, uno de los grupos más activos en el negocio de este tipo de  subastas online España son los consumidores de productos aspiracionales, especialmente los amantes de artículos electrónicos, quienes siempre andan ubicando estupendas ofertas para obtener el gadget de moda. Los precios habituales de los dispositivos electrónicos son altos e inalcanzables para muchas personas, con este sistema de subastas en la Web, es posible conseguir un móvil o tableta con mucho menos dinero.

Pujas online para todo tipo de producto

Antiguamente cuando la gente escuchaba hablar de subastas las asociaba con obras de arte, joyas y artículos de lujo, objetos nada convencionales y muy lejos del alcance del presupuesto de cualquier ciudadano común. En la actualidad el panorama es muy diferente, cualquier persona con simplemente tener disponible Internet, puede participar en las numerosas subastas on line que hay en la red.

Gracias a este tipo de transacciones de compraventa, los consumidores pueden adquirir productos como relojes, móviles, tablets, televisores, viajes, cursos, objetos de segunda mano, por nombrar algunos de los más ofertados en la Web. Encontrar un chollo hace que la puja bien valga la pena, es una batalla virtual entre muchos demandantes, en la cual solamente una persona se lleva el codiciado objeto.

En el negocio de las subastas, la ayuda del marketing digital es fundamental, el uso de las redes sociales ha masificado las pujas a través de páginas web y aplicaciones, además permite a las empresas subastadoras implantar estrategias exitosas para acceder a su mercado objetivo. Es así como Facebook, Instagram y Twitter, entre las más usadas, son la punta de lanza para hacer llegar las variadas ofertas a los clientes cautivos y adicionalmente captar potenciales compradores atraídos por los bajos precios de los productos.

El comercio online está abierto a toda clase de iniciativas empresariales, las subastas son el claro ejemplo de la transformación de un negocio tradicional, elitista y útil solamente para ciertos sectores de la sociedad, a una actividad de amplia participación, al alcance de cualquiera y con buena rentabilidad.
Internet lo hizo posible, las subastas online son parte de las opciones de los consumidores al momento de considerar la compra de bienes y servicios, esto lo podemos confirmar con el aumento exponencial de usuarios, el tráfico de visita y participación que tienen los distintos sitios web dedicados a la actividad  y el surgimiento de startups dedicadas a este negocio.

Subastas online la forma barata de comprar

Las empresas emergentes online permiten el acceso de diferentes tipos de compradores a la puja por bienes y servicios antes no contemplados, asimismo es una forma de encontrar excelentes oportunidades para adquirir productos con precios bajos, simplemente tenemos que hacer clic y cazar la subasta de nuestra preferencia.

Con esta continua transformación de los negocios tradicionales, cuando hablamos de subastas ya no es una referencia a nombres como Sotheby’s, Bonhams o Christie’s. Muy lejos de la exclusividad de las joyas y obras de arte, encontramos las subastas online como la forma barata de comprarnos un reloj, tal vez el móvil que tanto deseamos, la oportunidad está al alcance de todos.

Ante los altos precios de los artilugios de moda, los consumidores de productos aspiracionales, en su mayoría jóvenes apasionados de los dispositivos electrónicos, participan continuamente en las diferentes pujas en la Web. La oportunidad de hacerse con una tableta, móvil, smartwatch, y cualquier otro gadget a precio de ganga es la oferta más atractiva de las subastas on line, de allí la aceptación de los consumidores.

Encontrar chollos es el objetivo prioritario de los consumidores a la hora de visitar las plataformas de subastas en la red, la estrechez económica impulsó la cacería de artículos que hace algún tiempo era impensable comprarlos online a montos irrisorios. En la actualidad, con los cambios en los patrones de consumo, los compradores están más educados e informados sobre los productos que optan por adquirir, estamos en la era de las compras inteligentes.

Gracias a la cantidad de información en la Web, cada día es más difícil conseguir un cliente desinformado y dispuesto a aceptar precios altos por artículos que no tienen buena relación costo-beneficio. En ese escenario, la posibilidad de comprar el bien que buscamos mediante pujas online constituye la alternativa al momento de considerar pagar un precio bastante inferior al habitual, es cuestión de revisar las páginas online de subastas.

Las pujas online tiene su estrategia

Antes de iniciarse en las subastas online, los consumidores deben familiarizarse con las diferentes plataformas para conocer los tipos de pujas, el horario de funcionamiento, las condiciones y tiempo de duración de la subasta, además de la estrategia a seguir para lograr ser el ganador de la preciada ganga. Algunas de las subastas online España se realizan bajo la modalidad de pujas de céntimo, en las cuales el precio del producto subastado sube un céntimo de euro cada vez que alguien participa.

Es preciso que el consumidor esté claro que la mera participación en alguna subasta online no es garantía de adquirir un producto, es una competencia entre varios compradores, por lo cual es importante conseguir créditos suficientes para pujar hasta el último segundo, además de identificar los momentos más oportunos para participar, por otra parte, debemos considerar que algunos productos tendrán mayor demanda que otros.

Cada elemento de los nombrados anteriormente es decisivo para alcanzar la compra del artículo, lo más conveniente es analizar las opciones y observar previamente el desenvolvimiento de las subastas, la idea es evitar a toda costa que sea el azar quien determine nuestra actuación.

En el presente, las ventas online significan oportunidades de negocio y expansión para el sector comercio, además fomentan iniciativas basadas en la utilización de elementos tecnológicos. En ese sentido, las subastas en la web son el ejemplo de la adaptación de un viejo negocio de participación minoritaria, a una actividad empresarial de amplia aceptación y con propuestas atractivas para el público consumidor.
Gracias a Internet las pujas llegaron para quedarse y formar parte de la vida de los españoles, por eso ahora, al momento de considerar la compra de bienes y servicios, también pensamos en buscar los productos al mejor precio con lassubastas online.

Subastas online comprar al mejor precio

Comprar al mejor precio es la motivación tácita que ha provocado la proliferación de subastas o pujas online. Y es que las ventajas son claras, pero existen técnicas y estrategias que pueden beneficiarte en gran medida.

Las subastas online se han impuesto como una técnica de compraventa en los últimos tiempos. Las mismas consisten en hacer pública e irrevocable la venta de un producto, un bien o un servicio, que favorecerá al mejor postor.

El precio de cualquier artículo dependerá del precio más alto que se ofrezca, partiendo de una suma mínima que se establece previamente y en plazos establecidos. Esta modalidad, que en su forma tradicional lleva años de práctica, son reguladas legalmente, lo que garantiza que la transacción sea limpia y se estipulen las debidas medidas de seguridad entre quién ofrece y quién dispone.

Lo que no muchos saben, es que en las subastas on line no siempre se generan esas condiciones, aunque en su mayoría prevalecen entre dichas opciones sitios web de buena e intachable trayectoria que brindan seguridad y confort entre sus usuarios.

Existen tres tipos de subastas que se celebran a través de Internet. La primera es donde el medio electrónico sólo se usa como una forma para participar de las también llamadas pujas online.

El segundo tipo procede del ofrecimiento de algún empresario, cuya estrategia es precisamente organizar el modo de oferta a través de la red desde un sitio web que, por lo general, es de su propiedad.

Y la tercera modalidad tiene que ver con los bienes, productos o servicios que ofrecen particulares usando los servicios de una empresa que se dedica a la celebración de subastas a través de Internet.

Sólo el primero y el segundo tipo de subastas son las que están debidamente reguladas por leyes impuestas desde hace un tiempo, que tienen que ver con el Comercio de Minoristas. Para ello, deben dar fiel cumplimiento a algunas normativas o estatus, entre las que destacan:

  • La oferta debe ser pública y no se puede revocar.
  • Quienes licitan en los casos que conste en el anuncio de la subasta, deberán presentar una fianza, que sería devuelta sobre un plazo estipulado que no pasa de 3 días, posterior a la adjudicación del bien otorgado por medio de la puja.
  • El dueño del bien que se adjudica, garantiza que no podrá hacer ningún tipo de reclamación tras la celebración de todo el procedimiento.

Además de estos requisitos, también se aplican las normas que tienen que ver con la contratación electrónica, mediante las subastas que son celebradas por medio de Internet.

¿Cuáles son las ventajas de las subastas online?

Se pueden enumerar algunas ventajas que son dignas de resaltar, además del hecho de conseguir productos valiosos a un precio muy por debajo del que está en el mercado.

Una de éstas tiene que ver con la comodidad. Puedes celebrar una puja desde la comodidad de tu hogar sin tener que hacer presencia física en ningún recinto de licitación. Además, puedes hacer el debido seguimiento en tiempo real y, si llegas a ganarla, podrás recibir el bien obtenido directamente en tu domicilio.

Un elemento adicional que otorga tal comodidad, es analizar mesuradamente cuánto estás dispuesto a ofrecer por determinado bien o servicio.

Otra esencial ventaja es que puedes investigar con libertad y hacer comparaciones. Ésta es una posibilidad que no tienes en las subastas físicas. Gracias al novedoso y atrayente sistema de subastas online, éstas te permiten hacer estudios previos que darán como resultado el aprovechamiento óptimo de la actividad.

Conseguir variedad de lotes, productos o servicios es otra gran ventaja, porque puedes mirar los diferentes sitios web que ofrecen subastas, así como también estudiar a los proveedores. Las opciones de internet son amplísimas, por lo que es otro punto que se anotan a favor las subastas en línea, en comparación con las licitaciones tradicionales.

No podemos dejar de mencionar que una importante ventaja es que puedes pujar sin presiones, sin el riesgo de caer en tentaciones innecesarias y contraproducentes y en futuros arrepentimientos que, en muchos casos, provocan frustración.

Las subastas online, una forma económica de comprar

Se trata de una forma de adquirir aquellos artículos que nos interesan a un precio más reducido. Y es que, dado que nadie se resiste a sucumbir al encanto de los precios bajos, el éxito de estas plataformas se ha disparado en los últimos años. Una combinación perfecta se ha encargado de que esto sea así, entre el carisma de la oferta y el avance de las nuevas tecnologías, que posibilitan cada vez más este tipo de opciones.

Dentro de las subastas online de las que abundan en Internet, es sencillo encontrar

televisores, teléfonos móviles, tablets, motocicletas y todo aquello que se te pase por la cabeza. Cualquier producto es susceptible de formar parte de ellas.

El nivel de vida ha aumentado considerablemente, y a día de hoy no todo el mundo puede permitirse acceder a determinados productos de una manera habitual, ya que esto supone a veces gastar más dinero del que uno puede permitirse. Esto ha provocado la confección de diferentes modos de desenvolverse con respecto al consumo, como por ejemplo el de recurrir a la opción de pujar en Internet, que lleva consigo la ventaja de poder disfrutar de novedades de una manera más económica. Es decir, un recurso que aúna tendencia y ahorro.

La importancia de las subastas on line no radica sólo en el dinero que ahorra el consumidor, sino en la capacidad que se le genera a éste de poder tener acceso a determinados productos que marcan la diferencia por los beneficios que incorporan de cara a alcanzar un mejor desarrollo como persona. Es el caso de la tecnología, ya que los dispositivos de este calibre suponen una herramienta perfecta que conduce, entre otras cosas, hacia la información, el ocio, las relaciones sociales o la formación. A partir de necesidades vitales como ésta, surge la tentativa de buscar canales nuevos para satisfacerlas.

Un funcionamiento sencillo

Internet está repleto de sitios web que se dedican específicamente a ofrecer servicios de subastas online para que los que se deciden por esta modalidad de compra, puedan tener productos de calidad a precios que no se encuentran por otras vías más convencionales de compra. Con un poco de suerte, incluso es posible llevarse a casa verdaderas gangas.

Ahora bien, alcanzada ya esta curva del asunto, la pregunta es recurrente: ¿cómo funcionan estas páginas web? El procedimiento no implica dificultad alguna, y está pensado para que cualquier persona pueda participar de la manera más ágil e intuitiva posible, facilitando de este modo una oportunidad inmejorable.

En primer lugar, el usuario debe registrarse en la plataforma elegida para estos menesteres y, a partir de ahí, dirigirse hacia el espacio de la web en el que se desarrollen las subastas para poder ver cuáles son los productos que están disponibles y seleccionar el que más le interese. Una vez tomada esta decisión, sólo queda pujar. Para ello, hay que tener en cuenta que existe un tiempo limitado, y que una vez alcanzado éste, el pujador que mayor cantidad de dinero haya propuesto, es el que se lleva el artículo en cuestión.

Métodos

Por lo general, cada usuario tiene su forma de afrontar una subasta, aunque es cierto que existen métodos que se repiten con cierta frecuencia y que ya forman parte de un procedimiento habitual. En este contexto, hay gente que prefiere no prolongar la acción mucho en el tiempo y decide pujar directamente con todo el dinero del que disponen para adquirir el producto deseado. Sin embargo, otras personas se decantan más por el sistema inverso, es decir, eligen ir pujando poco a poco, a través de pequeñas cantidades de dinero.

En cualquier caso, las subastas online incorporan entre sus ventajas una carga importante de emoción, y esto funciona muy bien como valor añadido, pues genera sensación de ocio y entretenimiento durante las pujas. Además, tener a un clic de distancia aquello que se desea, siempre es un aliciente.

Subastas por internet como comprar barato

Subastas por Internet: la nueva forma de ganar dinero y comprar barato

Durante estos últimos años se dejan ver en internet muchos sitios de subastas que ofrecen la oportunidad de ganar dinero al poder subastar productos. El método, en la mayoría de los lugares es muy simple: registro, subir el producto, asignar precio de inicio y luego la gente comienza a ofertar.

No es fácil ganar dinero con las subasta online ya que si optamos por colocar un precio muy alto por un producto, puede que no haya muchas ofertas y tardemos más tiempo del previsto en venderlo. También puede suceder que el sistema de pujar incite a una espiral de bajos precios.

Internet aloja muchas páginas que se pueden aprovechar, sin embargo hay que entender las subastas como un negocio online, ya que no siempre vendemos, también podemos comprar productos a precios muy bajos y se puede ganar revendiendo. Esto como una estrategia que te puede permitir recuperar inversión y multiplicar ganancias.

Consejos para ahorrar y ganar

Los productos que se compran a través de subastas on line pueden mejorar su precio al pasar un tiempo. En el caso de que hayamos conseguido una buena oferta, no será nada difícil colocar el producto en otro lugar, incluso en el mercado regular.

Para subastar hay algunos consejos que resultan prácticos y efectivos:

Coloca precios bajos: estos sistemas de puja en internet son muy eficientes cuando se colocan productos de buena calidad y alta gama como los de tecnología, arte, joyas, coches, entre otros. Estos precios pueden aumentar mucho si se coloca un precio bajo de entrada. Lo que no puedes hacer es abusar del precio bajo, porque puedes terminar vendiéndolo por muy poco dinero en el momento que cierre la subasta. Lo más aconsejable es colocar un 30 o 40% por debajo del precio que quieres obtener por el producto .

Describe en detalle tu producto: la información debe ser real y transparente, y como estrategia efectiva puedes colocar imágenes estéticas y atractivas como referencia.

No lo compres todo: lo más común es que te encuentres con ofertas increíbles, así que lo más razonable es que no te dejes tentar por ellas, ya que luego podrías arrepentirte.

El tiempo de cierre: no te quedes muy corto porque el tiempo de las subastas puede aumentar. Por ello, es importante dar un tiempo razonable e incluso observar cómo es la dinámica antes de iniciar una propia.

Las ventajas y desventajas de las subastas

El negocio de esta actividad es ver los puntos a favor. En ese sentido, una gran ventaja es que permite obtener dinero en un corto plazo, porque los precios son competitivos. Otra evidente ventaja, es obtener un buen ahorro al comprar un producto que esté por debajo del precio del mercado.

Si miramos otros aspectos que benefician, la rentabilidad que puedes obtener con el sistema de subastas online aprovechando algunos momentos especulativos que puedan efectuarse durante la venta de un producto, es otro de ellos.

Por supuesto, existen también algunas desventajas. La que más destaca son los fraudes, de los que cualquiera puede ser víctima si no conoce bien el sistema. En la mayoría de los casos suele suceder por esa razón.

Si no tasas correctamente tu producto a subastar, corres el gran riesgo de perder tu dinero si no supervisas tus pujas. Además, hay que anexar el pago de la comisión de la página que presta el servicio, la cual puede llegar a ser abusiva, así que lo más aconsejable es que revises muy bien cuál es la página que mejor se adapta a tus necesidades y exigencias.

En resumen, saber aprovechar las ventajas que ofrece este sistema es la clave. Por eso insistimos en la importancia que significa estar bien informado sobre todos los pormenores del proceso. No está de más consultar con quienes tengan algo de experiencia en el área, incluso a aquellos profesionales que se han dedicado a esta práctica pero de manera física, en un lugar de subastas.

Por muchos motivos no se pueden comparan ambas actividades, ya que en la subasta online eliminas presiones o nervios que puedan surgir durante una jornada presencial. Además, la puja por Internet puedes practicarla desde la comodidad de tu casa. Eso sí, no dejes la pantalla sola y menos cuando tú eres el que se dispone a vender un producto.

Subastas Online ahorra en las subastas

El sector de las subastas online está en auge. Existen subastas de objetos nuevos y con garantía, que permiten ahorrar a los que pujan desde la tranquilidad de su casa, pero el mundo de las subastas cuenta con una gran historia detrás.

Las subastas generan adrenalina y son emocionantes, pero para ser un buen comprador en ellas se debe de tener la mente fría, algo que también se les exige a los brokers de las grandes entidades bancarias, que sepan no ceder a las emociones.

Contrariamente a lo que se puede suponer, las subastas no son sólo para gente con dinero, y las subasta online son buena prueba de ello, en éstas se subastan los artículos más diversos, sobre todo los artísticos accesibles a todos los bolsillos, y además los posibles compradores no tienen ni que moverse de casa, ya que pueden pujar desde la comodidad del hogar a través del ordenador.

 

El origen de las subastas es más bien triste

El término latino que define la palabra subasta es “sub-asta” que se traduce como “bajo la lanza”, haciendo alusión a los botines de los legionarios romanos que se vendían en las plazas del pueblo tras sus conquistas. Sin embargo, el origen de las subastas es más bien triste, dado que en ellas se subastaban personas, esclavos. Con el tiempo, las subastas se han relacionado con el coleccionismo de obras de arte, sobre todo pinturas, pero con el auge de las subastas online se puede acceder a todo tipo de objetos y servicios.

De hecho, estas subastas online permiten a los que pujan, hacerse con objetos por precios absolutamente increíbles, de modo que hay que interpretarlas como lo que son, grandes ocasiones.

Hace tiempo que los españoles han sabido ver el mundo de oportunidades que les ofrecen las pujas online, aunque España no sea un país especialmente dado a las subastas, al menos a las grandes. Inglaterra y Estados Unidos son los dos países que cuentan con más tradición en este sentido, porque no hay que olvidar que es precisamente en Londres donde tienen su sede principal, las casas de subastas más famosas del mundo, como Sotheby’s y Christie’s.

Los usuarios de éstas, quieren comprar al mejor precio y para ello deben de comparar entre las distintas webs de subastas on line del mercado, entre las que han creado tendencia las casas de subasta de viajes, donde se pueden conseguir viajes de lujo por pocos euros.

El funcionamiento de las casas de subastas suele ser fácil

En unas se encuentran artículos de anticuario y en otras sólo disponen de productos totalmente nuevos. Por lo que respecta al horario, las casas de subastas más visitadas están abiertas de 9 de la mañana a 7 de la madrugada y por lo que respecta a las pujas, hay que tener en cuenta que muchas de ellas se realizan con solo 50 céntimos de euro.

Los usuarios deben de estar al corriente de las pujas de los demás si quieren hacerse con los objetos, mientras que las casas de subastas se sirven de un modelo de negocio básico, ya que sus usuarios les deben de abonar una pequeña comisión por cada objeto comprado. Con las subastas en la red, se puede decir que éstas se han democratizado, llegando a todo el mundo, pero para conseguir auténticas gangas y comprar al mejor precio hay que estar al corriente de las actualizaciones de las páginas y pujar adelantándose a los demás usuarios.

Las pujas de las subastas online pueden ser a la baja o al alza, sin embargo, los usuarios que buscan oportunidades prefieren las primeras. Para acceder a ellas sólo deben registrarse en la casa de subastas online, acreditando que se es mayor de edad y se tiene una cuenta Pay Pal. Es una gran forma de ahorrar, eso sí, siempre y cuando no se tengan necesidades perentorias, porque los objetos van y vienen en función de muchos aspectos.

Subastas de tecnologia Vip subastas

Las subastas ya no son sólo parte del mundo de la beneficencia, ahora también se pueden adquirir productos a muy bajos precios con tan sólo un clic.

Para nadie es un secreto que las subastas son emocionantes y a casi todas las personas les encanta adquirir productos a precio de regalo. Uno de los secretos escondidos que muy poca gente conoce son las subastas online. Se tratan de páginas web dedicadas a ofrecer productos e incluso dinero por sí mismo, a precios mucho más asequibles que en el mercado.

Mediante esta práctica, se pueden conseguir artículos electrónicos como iPhones, patinetes eléctricos, ordenadores y otros, que normalmente costarían un ojo de la cara, a un precio de regalo.

¿Cómo pujar en estas subastas?

Como todo sistema, las subastas on line tienen una serie de reglas que se deben seguir para poder participar. Sin embargo, no son nada difíciles y son las que garantizan un trato justo para todos los participantes de la plataforma.

En primer lugar, las personas que pueden participar tienen que ser mayores de edad, de acuerdo a la legislación española. Las personas que cumplan con este requisito y quieran participar tan solo tienen que registrarse y seguir los pasos que indica la página de subastas. Esto muy sencillo y toma realmente poco tiempo.

Tras crear el perfil, se pasa al siguiente paso, las pujas. A diferencia de las subastas presenciales, los sitios de subastas en línea, requieren que las personas entren en las pujas para poder participar en las subastas activas. Una vez que estén disponibles, sólo se tiene que ¡pujar y ganar!

Tipos de subastas en línea

Para garantizar un mayor nivel de satisfacción, las mejores plataformas colocan a disposición de sus participantes dos tipos de subastas online que definen la forma en que se llevará a cabo la transacción.

El primer caso se trata de la subasta simple, cuyo proceso es muy sencillo. La subasta en cuestión cuenta con un temporizador con cuenta regresiva y un tiempo determinado. Todos los usuarios que quieran el producto tienen que realizar una puja. Esta puja aumentará el precio del producto y el temporizador se reiniciará. Una vez que el reloj llegue a cero segundos, el último usuario que haya pujado gana la subasta.

Por otro lado, también está disponible la “compra ahora”. Ésta le permite a los usuarios pujar por el producto que deseen y comprarlo antes de que cierre el precio de compra. En este caso, casi siempre se requerirán pujas suficientes para poder pagar el precio de la compra.

Aprendiendo a subastar

En algunos casos, las personas no saben muy bien cómo participar en las subastas. Esto termina en desesperación y frustración para algunas personas, y es que pujar no sólo es una ciencia, también es un arte. La idea es establecer una estrategia que contenga un presupuesto específico para luego ejecutarlo de la forma más apropiada.

Aunque esto toma algo de tiempo, las personas que practiquen en las plataformas podrán aprender a utilizar el tiempo y sus pujas sabiamente. Siempre se deben utilizar las pujas con responsabilidad, con la intención de lograr ganar el producto.

Ya cuando los participantes se encuentran en las etapas más avanzadas del proceso, existen otras herramientas que les permitirá a los pujantes, cumplir su cometido como la herramienta de autopuja o el uso de los horarios.

Solicitando el premio

Las personas que hayan ganado no deben desesperar. Ciertamente, la emoción es grande pero no hay que dejar que esto nuble el juicio. En la mayoría de los casos, es necesario pagar el precio final del producto en las siguientes 24 horas de haberlo ganado, por lo que no se puede dejar pasar la oportunidad.

Otro aspecto que debemos considerar, es que toma algo de tiempo poder recibir el premio. Si bien en algunos casos dura un poco más, el promedio es de dos semanas aproximadamente.

Subastas online en Vip subastas

Disculpe, ¿Tengo que comprar entrada?», con esta pregunta sorprendieron muchas veces a Consuelo Durán a las puertas de la sala de subastas más antigua de Madrid. Ella recogió el testigo de su tío Santiago al frente del negocio familiar en 2009 y calcula que hace quince años que la casa de subastasFernando Durán celebró su primera puja online para «romper una barrera».

Según la empresaria, las subastas no se conciben en España como algo natural, como sí ocurre en países como Reino Unido, cuna de casas centenarias como Christie’s o Sotheby’s. «Mucha gente ve nuestros eventos como algo inaccesible, creemos que internet puede acercarlos al mercado del arte».

En Christie’s los datos hablan solos: presumen de haber aumentado en un 37,7% sus clientes online en 2017. Dalia Padilla, directora de Christie’s en España, no cree que el considerable aumento de las cifras se deba al pudor de acercarse a la sala, sino a la comodidad que supone para el comprador hacerse con la obra sin moverse del sofá: «Internet es una herramienta que facilita las cosas. Es posible que no tengas tiempo de pasarte por Londres, París y Milán, pero ahora hay una puerta que te permite estar en todas esas ciudades sin moverte de tu casa».

La casa inglesa ha facturado el año pasado 55,9 millones libras sólo a través de los lotes de ventas en subastas online el año pasado, un 12% más que el año anterior. La cantidad sigue estando muy lejos de los 4,5 billones de libras conseguidos en subastas tradicionales, pero la cifra de ventas de lotes online crece año tras año.

Detalle de la obra «Primavera», de Beatriz Naranjalidad. Vendida online en iDrawing
Detalle de la obra «Primavera», de Beatriz Naranjalidad. Vendida online en iDrawing – Duran Online Gallery

El mercado del arte ha encontrado la web un universo fértil en el que reinventarse. Los artistas emergentes tienen un escaparate en el que mostrar su talento, una posibilidad de luchar por sí mismos para holgar el apretado corsé de los inicios en un país donde los más jóvenes artistas reconocidos superan los 50 años. Internet democratiza el arte, abre las puertas del mérito y erosiona la fiebre de las modas. «La única tendencia que detectamos hoy en día es la contratendencia», asegura María Yelo, Bussines Development de Christie’s.

Las galerías, por otro lado, afilan una herramienta con la que llegar a un público mayor: «saca al arte de los circuitos más exclusivos, y hay que quitar esa losa», confiesa Consuelo Durán, cuya apuesta actual es el entorno digital. Durán Online Gallery no sólo es la primera galería exclusivamente online en España, ha dado un paso más: una exposición temporal en internet, se llama iDrawing y está comisariada por Óscar García García. Tres de las obras de las jóvenes artistas que participan en el proyecto ya están vendidas.

¿Cómo son las pujas?

Las casas de subastas ofrecen dos posibilidades, pujar en una subasta tradicional a través de una plataforma digital o participar en una subasta online.

La primera opción consiste en optar a la puja tradicional, con sede en un lugar físico y en la que intervienen todos los actores convencionales. El elemento innovador es la digitalización, el comprador que asista a la subasta desde su ordenador pujará como los asistentes en la sala. Tendrá las mismas oportunidades cuando caiga el martillo. En la sala de subastas se habilitan las cámaras y demás tecnología necesaria para que el evento pueda seguirse sin incidencias desde cualquier lugar.

La segunda posibilidad son las subastas online: el proceso es exactamente igual que en una subasta tradicional, pero no se están celebrando en un emplazamiento físico, son exclusivas para la web. Las dos casas consultadas reconocen que el proceso es el mismo desde que la obra llega: se ve, se estudia, pasa por manos de expertos, se cataloga, se fotografía y, en muchos casos incluso se expone un tiempo. Siempre se puede ir a ver antes de apostar por ella.

«Le cirque one plate», una de las obras de Marc Chagal que se subasta online en este momento en Christie's
«Le cirque one plate», una de las obras de Marc Chagal que se subasta online en este momento en Christie’s – Christie’s

Las pujas no se resuelven en una jornada, la guerra de cifras suele durar una semana, es más reposada. Desde las casas avisan al usuario por diferentes vías de si la cantidad ofrecida se ha superado. Fernando Durán da la opción de hacer una «autopuja», consiste en fijar la cantidad que el usuario está dispuesto a pagar, la plataforma ofrece diferentes cantidades hasta llegar a la cantidad marcada. Cuando lo hace, consulta con el usuario.

Internet incidió en la macroestructura de Christie’s en 2004, según Padilla cada año los resultados son más satisfactorios. En 2017, concretamente, sus usuarios se han gastado 165,6 millones de libras a través de internet.

Confianza y legalidad

Luciano Delgado, abogado y perito judicial de obras de arte, reconoce que aunque en España hace falta mucho desarrollo normativo, pero si te estafan en una subasta online, tienes donde agarrarte.

La primera cuestión a tener en cuenta es, a pesar de lo elemental que parece, la que con más frecuencia se pasa por alto: leer las condiciones y términos de la entidad, ya que solo así el comprador conocerá la relación jurídica entre ambos.

La Ley de Consumidores y Usuarios vela por los derechos de los compradores. Lo mismo ocurre con la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, en cuyo Capítulo V hace referencia a las subastas. Obliga a la empresa, entre otras cosas, a dar una información veraz y completa del objeto que se está subastando y se anticipa a la picaresca aclarando el deber de precisar cuándo el objeto se trata de una imitación.

Delgado recomienda inclinarse hacia las casas con más tradición, porque además de tener una estructura más compleja y dar una atención personalizada, se puede ver el objeto de la puja si se desea, así se evitarán riesgos innecesarios. Durante los últimos años se han consolidado entidades nacidas en internet como Setdart, especializada en el mercado del arte, o Catawiki, que expone todo tipo de objetos.

Muchas de estas jóvenes casas digitales tienen una sede física en donde pueden ver lo objetos y las obras, pero no en todos los casos es así. El experto advierte que, aunque son seguras «porque a las propias empresas les interesa que las transacciones salgan bien», conviene volcar la inversión en las que permiten visitas físicas porque «ver los artículos es primordial».

A pesar de todo, Delgado se confiesa que, a título personal, es escéptico con este tipo de transacciones. Cree que la relación con la obra de arte debe ser diferente a la que se tiene con una mesa de comedor, y que para ello debe haber un contacto visual: «Hay que ver la obra y enamorarse de ella, entiendo el coleccionismo como el deseo irrefrenable de comprar algo que has visto. Aunque entiendo a quienes entienden el arte como una inversión».