La economía circular

La economía circular propone cambiar la forma de producir y de consumir para poder tener un crecimiento económico, ya que la expansión del PIB se basa en un alto porcentaje en la extracción de materia prima de la naturaleza, pero esto llega a su punto límite. En una amena charla en el salón auditorio de BBVA en Paraguay, el experto Fernando Britez, fundador de Kora Paraguay, explicó los principios que regulan esta nueva forma de abordar la actividad económica.

 

Economía Circular

Fernando Britez, fundador de la entidad Kora Paraguay, explicó en el auditorio de BBVA en Paraguay los principios de la economía circular.

 

“Nuestro modelo de desarrollo desde la revolución industrial se basó, básicamente, en extraer recursos de la naturaleza en estado natural para poder procesar y generar productos para consumirlos y luego desecharlos”, explica Britez  quien añade que este modelo de tomar, consumir y desechar es lo que se denomina economía lineal. En contraposición está lo que se denomina la economía circular, que pretende que esos recursos de la naturaleza que ya se han extraído, puedan recuperarse para que se puedan hacer usos ilimitados.

 

Algunos datos

Las ciudades están ocupando más espacios a costa de las zonas donde se producen alimentos. En el año 1900 las zonas urbanas o ciudades representaban el 14% de la ocupación del territorio. En el año 2010, se llegó al 55% de ocupación en zonas urbanas y se espera que en el año 2050 se llegue al 66%. Eso significa que el sector agrícola debe ser más efectivo en producir mayor volumen de alimentos en menor superficie de terreno.

 

Estas zonas urbanas requie­ren 40.000 millones de tone­ladas de recursos y se espera que para el 2050 se requiera 90.000 millones.  Por tanto, cada vez más personas habitarán en las ciudades y por ende se requerirán más alimentos. En el futuro es muy probable que escaseen los recursos. Por eso, el fundador de Kora Paraguay habla de hacer el proceso de transición a la economía circular.

 

Los seres humanos tienen la capacidad de generar productos que sean saludables de origen. “Parte de lo que es la economía circular tiene que ver con el rediseño de cómo estamos produciendo y utilizando recursos de la naturaleza para producir nuevos productos, para que desde el momento de la concepción del producto se vaya pensando en que no existe ciclo de vida y final de su uso o consumo, y que vuelva a la naturaleza”.

 

Economía Circular

El fundador de Kora Paraguay habla de hacer el proceso de transición de una economía lineal a una economía circular. – Gentileza de Fernando Britez

 

Un 90% sin reciclar

En términos de gestión de residuos urbanos, un tercio de estos residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe aún termina en basurales o en el medio ambiente, advirtió la ONU Medio Ambiente en un informe regional.

 

Cada latinoamericano genera un kilo de basura al día y la región en su conjunto, unas 541.000 toneladas, lo que representa alrededor de un 10% de la basura mundial. La perspectiva es que la basura continúe creciendo y que en 2050 se alcancen las 671.000 toneladas de desechos.

 

En el informe de 2o18 «Perspectivas de la gestión de residuos en América Latina y el Caribe» ONU Ambiente informa que el 50% de residuos urbanos que se generan en América Latina son orgánicos y el 90% de estos no se aprovechan, de manera que acaban desaprovechándose y terminan en vertederos.

 

Para mejorar este porcentaje, Britez comentó que “hoy en día están en auge emprendimientos para la recuperación de materiales como el hierro y el plástico, además de iniciativas que tienen que ver con la reutilización de materiales como botellas de plástico para cartucheras o nuevos muebles.

 

¿Cómo puede apoyar el sector financiero?

Para el experto,  el sector financiero puede ser un gran actor para potenciar la implementación de proyectos de economía circular porque todos los nuevos emprendimientos necesitan una inversión para poder desarrollarse, un capital semilla o financiación. «También es necesario que se empiece a capacitar al personal en estos nuevos modelos de negocio. No se requiere que uno sea economista o ingeniero ambiental para entenderlo ya que la economía circular es transversal a cualquier profesión”, indicó.

 

Algo que puede favorecer en gran medida es adoptar procesos de contratación circular.  “Porque si se tiene que comprar o hacer nuevas oficinas, refacciones o comprar insumos, se propone que esos insumos sean circulares y que no se conviertan en basura”.

hentai tube
hentai
hentai uncensored
hentai haven
romance hentai
hentai anal
overflow hentai
hentai stream
hanime
futa hentai
furry hentai
anime porn
harem hentai
futabu hentai
euphoria hentai
Energy Kyouka

 

Avanzar hacia la economía circular implica para los negocios capturar beneficios significativos tales como mayor crecimiento, innovación y ventajas competitivas, reducción de costos, reducción de consumo de energía, de emisiones de CO2 y el fortalecimiento de la cadena de suministro. «Es necesario meter dentro del ADN los principios de economía circular para cambiar ese chip de tener basura para convertirlo en recursos» afirmó el experto.

 

Crecimiento de la economia

Crecimiento de la economía mundial desde el año 0 hasta la actualidad

El mundo prácticamente no experimentó cambios económicos en los primeros 1800 años. Sin embargo, en el siglo XIX y a raíz de la Revolución Industrial, las mejoras en productividad y en las condiciones laborales y de vida de la población han hecho posible un despegue económico sin precedentes.

Los últimos 60 años han sido, sin duda, los de mayor crecimiento económico. De hecho, y a excepción del reciente año 2008, con una de las mayores crisis económicas de nuestra historia reciente, desde 1960 el PIB mundial ha experimentado un crecimiento más o menos significativo todos los años.

Los países que más han crecido en los últimos 60 años (Desde 1960)

Si te preguntasen por el país que más ha crecido en los últimos 60 años, tu respuesta sería Estados Unidos o China. Sin embargo, los dos países que más han crecido son africanos.

Guinea Ecuatorial encabeza esta lista, con un crecimiento medio anual del 1,43%, seguido muy de cerca de Botswana, con 1,38% medio anual. Justo después aparecen dos países asiáticos: China, que ocupa el tercer lugar, con 1,31% y Corea del Sur, con el 0,93%.

Tanto Guinea Ecuatorial como Botswana son dos historias de éxito de África, un continente caracterizado por la pobreza y el menor desarrollo económico. En los años 60, había menos de 20 kilómetros de carreteras pavimentadas, pocos hospitales y la mayoría de la gente dependía de la agricultura de subsistencia.

watch hentai
hentai anime
uncensored hentai
hanime
hentai haven
futanari hentai
yuri hentai
yaoi hentai
anime porn
hentai harem
hentai rape
shota hentai
hentai milf
hd hentai
highschool dxd hentai
monster hentai

Sin embargo, numerosos factores impulsaron el desarrollo económico de estos dos países africanos. Ambos países empezaron a explotar todos sus recursos naturales (que no son pocos), lo que sirvió para potenciar su economía. A todo ello se le unió un clima social estable posterior a la descolonización europea de los años 60 que favoreció el comercio, la puesta en marcha de un sistema educativo universal y la erradicación de ciertas enfermedades.

Los países que menos han crecido en los últimos 60 años (Desde 1960)

Las guerras civiles han sido una constante en los últimos 60 años a lo largo de todo el mundo. Por eso, no es de extrañar que los países que menos han crecido (incluso algunos que han decrecido) hayan estado envueltos en conflictos políticos o militares que han acabado hundiendo su economía.

Croacia, Serbia, Montenegro, Eslovenia, Ucrania o Rusia figuran entre 20 de los países que menos han crecido del mundo. Y buena parte de la culpa la han tenido los conflictos internos acaecidos en la última mitad de siglo en Europa del Este, especialmente en la región de los balcanes y más recientemente en Ucrania.

La tarta del PIB en 2018 vs 1960

El reparto de la tarta del PIB no ha cambiado mucho en los últimos 60 años, salvo casos aislados como Alemania, que en 1960 todavía arrastraba las consecuencias de las dos guerras mundiales, y que se recuperó de manera sorprendente aupado por el milagro alemán.

Estados Unidos sigue siendo el país más grande desde el punto de vista económico, aunque China le ha recortado muchos puntos. Y al contrario de lo que pudiera parecer, España aporta hoy más a la tarta mundial que en 1960.

En conclusión, la historia del crecimiento económico en el mundo es relativamente reciente, y tiene mucho que ver con las situaciones sociales y políticas de cada país. Los últimos 60 años han sido, sin duda, los de mayor cambio económico. ¿Qué nos depararán los próximos 60 años?

Imagen | Slava Bowman on

Economía deportiva

El concepto de economía del deporte rompe, en cierta manera, con los paradigmas tradicionales que se han difundido sobre la competencia. Es altamente recomendable que sepas en qué consiste y cuáles son sus ramificaciones.

La economía del deporte: en qué consiste y sus implicaciones en la gestión

 

El concepto de economía del deporte está íntimamente ligado a la idea de externalidades positivas. La idea que subyace, en esencia, es que, para tener éxito y maximizar beneficios, la competencia es necesaria.

En realidad, este punto se puede llevar a distintas áreas de la vida. Los seres humanos tendemos a estar en una zona de confort y, realmente, solo damos el máximo bajo un cierto nivel de estrés. Esto, siempre dentro de unos límites, es positivo para no estancarse y seguir progresando.

¿Y cómo se aplica esta realidad al mundo del deporte? Esto es lo que pretende explicar este artículo.

Principios para aplicar en la gestión deportiva aplicados a la economía del deporte

Tener claros algunos principios es sumamente importante porque se aplicarán en la gestión del día a día. No hay que engañarse, la economía deportiva funciona con unos criterios propios y es bueno conocerlos. Lo cierto es que la economía deportiva tiene una serie de aspectos específicos que te conviene conocer. Esta es una manera de ahorrarse problemas.

1. Principio de competencia

El primer aspecto que hay que recordar es que la competencia permite mejorar. En el deporte, sin esta rama, simplemente no habría negocio. Por lo tanto, la competencia no es solo sala y necesaria; es que es simplemente imprescindible. Esta es, probablemente, una de las mayores diferencias entre un club deportivo y una empresa convencional.

En un monopolio, sale ganando el vendedor, pero el consumidor sale siempre perjudicado. Lo sorprendente del deporte es que un monopolio acabaría perjudicando a ambos a largo plazo. Es por ello que el principio de competencia tiene aquí más importancia que en otros casos.

2. Imposibilidad de monopolizar

El propio negocio deportivo, por definición, necesita que haya competidores. En consecuencia, hay una imposibilidad técnica de que haya un monopolio total. Lo que sí puede suceder es que haya una hegemonía prolongada de un deportista individual o equipo. Esto ha sucedido durante varios años con el Real Madrid en la Champions League o con Eddy Merckx en el ciclismo.

Ahora bien, hay que señalar que, cuando se dan periodos de hegemonía muy prolongada, el interés por un deporte o competición puede decaer. Este es el motivo por el que algunas organizaciones como la NBA o la UEFA limitan la cantidad de gastos en traspasos. Lo que en Europa se consideraba una excentricidad, hoy ya es una realidad.

La tendencia, pues, es a que se mantenga la tensión competitiva. No en vano, los organismos reguladores han comprobado que es así como se hace más negocio. A un organizador no le interesa que los ingresos televisivos bajen porque todos saben quién va a ganar la Liga el año que viene.

3. Gestión profesional

El deporte profesional tiene que regirse por criterios profesionales y economicistas. Que no se pueda aspirar al monopolio absoluto no implica que no se tenga que actuar como si este fuese el objetivo. En consecuencia, convendrá realizar una planificación a corto y medio plazo.

La gestión profesional implica saber elegir colaboradores, deportistas, proveedores y, cómo no, negociar los precios de forma correcta y la captación de clientes. Todos estos aspectos ofrecerán un diferencial favorable a medio plazo.  Como en toda empresa, han de existir unos objetivos de cumplimiento y un timing para alcanzarlos.

Es aconsejable, pues, que todos los sectores implicados trabajen de forma conjunta. Esta es, al final, la manera de minimizar los errores resultantes de la gestión.

4. Los individuos aportan un mayor valor añadido

Muchas personas se preguntan por qué los fichajes de un deportista alcanzan cifras estratosféricas y, en realidad, la respuesta es bien sencilla. En primer lugar, las individualidades marcan la diferencia, y mucho, en determinados deportes, incluso de equipo. El segundo motivo es que la oferta de estas individualidades que marcan la diferencia es muy limitada.

Si se le pregunta a la mayoría de la población, afirmarán que una figura como Messi es un fuera de serie porque objetivamente lo es, igual que en su tiempo lo era Michael Jordan. Es cierto, pues, que este factor tiene una mayor importancia en este sector que en otros. Ganar un título y todo el dinero que conlleva puede depender de la genialidad de un individuo o ser producto, en mayor medida, de su trabajo.

En los últimos años ha habido una generalización del deporte profesional. Lo que sucede es que, además del precio, se ha perfeccionado la búsqueda de estos cracks. Este es el motivo por el que grandes equipos de fútbol firman convenios con escuelas deportivas de otros países.

Conclusión

La economía deportiva es una disciplina que hay que conocer para gestionar mejor las empresas del sector. Es habitual que en deportes de masas pasen a ser presidentes y directivos de clubes personas que vienen de otros sectores. Si bien ese es un buen punto de partida, hay unas especificidades que conviene conocer. Esto es extensible, también, a los directivos de los clubes deportivos.

No es un secreto que tener una buena formación es disruptivo. En EAE disponemos de formación especializada en Gestión Deportiva para personas con título universitario de Grado. Estos estudios pueden cursarse de forma presencial u online.

¿A quién está dirigido el programa? Lo cierto es que a un público de lo más variopinto. Pueden cursarlo especialistas en marketing deportivo, abogados, directivos y gestores de instalaciones deportivas. Esta formación es, también, una oportunidad interesante para deportistas individuales que quieran mejorar conocimientos y aplicarlos. En definitiva, son una buena alternativa para todos los relacionados con el sector del deporte.

hentai
hentai
anime porn
hentai porn
yaoi hentai
hentai video
hentai trap
hentai anal
hentai tv
watch hentai
pregnant hentai
gangbang hentai
succubus hentai
bondage hentai
3d hentai

 

la depresion economica

La pandemia de la COVID-19 constituye la mayor crisis económica y sanitaria que el Perú ha enfrentado en su época moderna. En el plano económico, el Perú ha sido uno de los países más afectados del mundo, con una contracción en el Producto Bruto Interno (PBI) de 11.1% en el 2020, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). De acuerdo con la información del Ministerio de Salud (MINSA), al 31 de enero del 2021, se registraron 1,149,764 casos confirmados de la COVID-19 y 41,354 fallecidos. Asimismo, en la población infantil y adolescente se han reportado 74,002 casos y 253 fallecidos.

La irrupción de la COVID-19, y las medidas adoptadas por el gobierno peruano para contenerla, han afectado a la población en general, y a las niñas, niños y adolescentes en particular. Los hogares en situación de pobreza y con recursos limitados son los que han tenido un mayor impacto por las medidas aplicadas, provocando una reducción de sus niveles de ingresos. Asimismo, estas medidas han afectado directamente el funcionamiento de los sistemas de cuidado formal, los servicios de salud, los servicios de educación y esparcimiento ofrecidos para la infancia y adolescencia. Adicionalmente, la pandemia ha aumentado los riesgos de una mala nutrición, de sufrir maltrato infantil y estar expuesto a la violencia en el hogar. Este contexto es particularmente desfavorable para las niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad, que incluye a aquellos que viven en pobreza, que padecen alguna discapacidad y que están privados de cuidados parentales o se encuentran en situación de migración o refugio.

Se espera que los impactos de la pandemia no solo sean de corto plazo, sino también de largo plazo, ya que afectarían las condiciones necesarias para que las niñas, niños y adolescentes desarrollen todo su potencial. Cabe destacar que estos impactos tendrán implicancias para la sociedad en su conjunto, pues existe amplia evidencia que demuestra que la inversión en la niñez y adolescencia genera altas tasas de retorno en todo un país (Heckman, 2006). Por ello, resulta imperativo examinar cómo la COVID-19 ha impactado en las condiciones de vida y posibilidades de desarrollo de este importante sector de la población. En este marco, este documento de política presenta una estimación de los efectos de la caída de los ingresos de los hogares provocada por la COVID-19 en indicadores de salud y educación de las niñas, niños y adolescentes para el 2020 y el 2021, aun cuando dicha caída no es la única ni mucho menos exclusiva variable asociada con el comportamiento de estos indicadores, que reflejan fenómenos multifactoriales. Asimismo, se propone una serie de recomendaciones de política para enfrentar esta situación.

hentai
shota hentai
hentai rape
hentai harem
itadaki seieki
aikagi hentai
kuroinu
fela pure
dokidoki little ooyasan
dropout hentai
seikatsu shuukan
oni chichi
highschool dxd hentai
kimi omou koi
ane koi
overflow hentai

Recuperacion economica

Pese a la incertidumbre generada por la crisis del coronavirus, las proyecciones de recuperación económica para el próximo año ya comienzan a escucharse. Para hacer una revisión del panorama mundial y analizar los desafíos que se avecinan, el economista jefe del Banco de Chile, Rodrigo Aravena, expuso en la tercera y última conferencia del ciclo 2020 “Economía Post Pandemia: ¿Cómo cambió el mundo?”, organizado por la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez en conjunto con Terminal Pacífico Sur (TPS).

En entrevista con el profesor de la Escuela de Negocios UAI, Matías Berthelon, expuso acerca del cambio de condiciones macroeconómicas que se generaron a raíz de la pandemia. Asimismo hizo una revisión de la economía global, un análisis del impacto en la economía chilena y, finalmente, se refirió a los desafíos en política económica que deberá enfrentar Chile en el mediano plazo.

Ahora, con los meses que han pasado y la información que se tiene, el profesional aseguró que ya se puede hablar de un escenario posterior a la pandemia que debiera ir en dirección a la reactivación. Sin embargo, mientras no se tenga la vacuna definitiva y se continúe viviendo con el distanciamiento social y la posibilidad de rebrotes constantes, los mercados del mundo vivirán una “recuperación incompleta. Se va a recuperar un 90% de la economía porque va a haber un 10% que no se va a poder realizar de manera normal”.

El impacto provocado por el virus dejó consecuencias graves en todo el mundo y las estimaciones del FMI aseguraban una caída de 4,9%. Aravena indicó que “a raíz de la pandemia el mundo dejó de producir el equivalente a las economías de Japón, más Alemania e Inglaterra. Ese fue el tamaño del shock”.

Pese a que las caídas de los países fueron más o menos sincronizadas, en cuanto al mejoramiento de las condiciones el especialista aseguró que “vamos a tener una recuperación desincronizada y desigual”. Esa realidad va a ser especialmente preocupante en el caso de América Latina ya que la crisis social se suma a problemas políticos que dejaron al descubierto una debilidad estructural.

Aunque el panorama en la zona es negativo, Aravena aseguró que “Chile debiera ser uno de los mejores países en recuperación post pandemia en Latinoamérica, pero la preocupación va estar en la política”, puesto que hay que tener en cuenta los procesos eleccionarios que se vienen durante el 2021 y que pueden alterar la manera de enfrentar el futuro.

A lo anterior se suma que la respuesta de los países dependió mucho del momento en que los golpeó la crisis. En el caso nacional “Chile tenía menor nivel de deuda, un nivel de riesgo más bajo y un menor desequilibro en cuenta corriente”, dijo.

Por eso, se proyecta una reparación mejor durante el próximo año. Además, Aravena puntualizó que las medidas tomadas tanto por el Banco Central como por el Gobierno influyen mucho en lo que se viene, puesto que “la política fiscal marca una diferencia. Acá la capacidad que tengan las autoridades de poder realizar planes de apoyo a las personas y empresas es fundamental”.

hentai stream
uncensored hentai
vaygren
ntr hentai
shota hentai
incest hentai
kuroinu
toshi densetsu
otome dori
boku to misaki sensei
isekai harem monogatari
hentai anal
dokidoki little ooyasan
shishunki sex
youkoso sukebe elf no mori e
gakuen de jikan yo tomare

La economia en el Peru en pandemia

La pandemia de la COVID-19 ha golpeado fuertemente al Perú. La informalidad, el hacinamiento en los hogares y las brechas en cobertura y calidad de servicios básicos como agua y saneamiento se encuentran entre las principales causas. Más aún, las precarias condiciones en el sector Salud condujeron al Gobierno a decretar una de las cuarentenas más estrictas y prolongadas en la región. Ello llevó a un descenso del PBI de 11.1 % en 2020, ocasionando serios efectos en el empleo y los ingresos, especialmente para las personas más pobres.  La pobreza monetaria ($5.5 por día) se incrementó 12 puntos porcentuales el mismo año, alcanzado 32.6%.

hentai
uncensored hentai
hentai anime
hanime
incest hentai
futa hentai
mankitsu happening
yaoi hentai
hentai milf
tentacle hentai
futabu
hentai school
free hentai
anime porn
euphoria hentai

En la primera mitad de 2021, el PIB real rebotó fuertemente y creció un 20,9 % interanual, volviendo a su nivel anterior a la pandemia. Esta recuperación fue impulsada por la flexibilización de las restricciones de movilidad, una ejecución acelerada de las obras públicas y la reanudación de proyectos de inversión privada. Sin embargo, la recuperación del mercado laboral ha sido lenta y el empleo de Lima en empresas de más de 10 trabajadores todavía se encontraba un 20% por debajo de su nivel anterior a la pandemia en agosto último. Las mujeres y los jóvenes se han visto afectados de manera desproporcionada por la pérdida de empleos formales. Por otro lado, la inflación anual alcanzó el 5,4% en setiembre, significativamente por encima del rango objetivo de 1%-3%. El aumento global del precio de los alimentos y la energía y la depreciación de la moneda nacional son los principales factores que impulsan el repunte de la inflación.

Para el cierre de 2021 se proyecta que la economía peruana continuará recuperándose, pero a un ritmo más lento que en el primer semestre. Se espera un crecimiento del 11.3%, impulsado por la recuperación de la demanda interna y las exportaciones. Además, a pesar de la lenta recuperación del mercado laboral, se proyecta un descenso en la pobreza este año a 29.8%, apoyado en una nueva ronda de transferencias monetarias. Por otro lado, se espera que el déficit fiscal disminuya al 4,5% para fin de año y al 3,5 por ciento del PIB en 2022, en línea con las metas fiscales.

Más allá del 2021 se proyecta que el crecimiento económico regresará a los niveles pre-pandemia, a un ritmo de aproximadamente 3% por año, pues las mejores condiciones externas previstas serían parcialmente compensadas por los efectos de la incertidumbre política. Superar desafíos estructurales relacionados con la extendida informalidad, la limitada diversificación económica y la baja calidad de servicios públicos en sectores como Salud, Educación y Agua y Saneamiento será un factor crítico para mejorar las perspectivas de crecimiento a mediano y largo plazo.

Última actualización: Oct 07, 2021

Economia en el covid 19

Más allá del impacto sobre la vida de millones de personas en todo el mundo, la pandemia del nuevo coronavirus también ha asestado un duro golpe sobre la evolución de la economía a nivel global. Aunque los gobiernos de los principales países que se han visto sacudidos por la crisis del COVID-19 han impulsado medidas para paliar la ralentización económica provocada por este virus, se vislumbra que su propagación podría tener un triple efecto sobre la economía mundial: impacto directo sobre los volúmenes de producción a nivel global; disrupciones y trastornos sobre las cadenas de suministro y distribución; e impacto financiero en las empresas y los mercados de valores.

Impacto directo sobre la producción global

La producción china ya se ha visto sustancialmente afectada por el cierre de las industrias en la provincia de Hubei y otras zonas de vital interés para las exportaciones de componentes chinos. En consecuencia, la desaceleración china ha tenido un efecto colateral inminente sobre los niveles de producción de los principales exportadores de este país: Estados Unidos, Hong Kong, Corea del Norte y Japón.

En paralelo, la expansión en el contagio del coronavirus ha motivado que el impacto directo sobre los niveles de producción también se haya dejado sentir con gran virulencia en el resto del continente asiático y en los principales países de Europa y Norteamérica.

Interrupción de las cadenas de suministro y de distribución

Numerosos productores y fabricantes de bienes de consumo dependen de los componentes y piezas importadas de China y de otros países asiáticos afectados por la pandemia. Asimismo, muchas compañías también dependen de las ventas en China para alcanzar sus objetivos financieros.

De este modo, se prevé que la desaceleración de la actividad económica y las restricciones en el transporte de los países afectados por el coronavirus repercutirán en la producción y la rentabilidad de determinadas empresas mundiales. Principalmente, de aquellas que integran el sector de las manufacturas y las que están relacionadas con la obtención de materias primas utilizadas para la producción de bienes de consumo.

En el caso de las empresas que dependen de los componentes intermedios de las regiones afectadas y que no pueden cambiar fácilmente sus fuentes de abastecimiento, la magnitud del impacto puede depender de la duración de las medidas de paralización de la actividad. En este escenario, las empresas pequeñas y medianas tendrán mayores dificultades para sobrevivir a la perturbación provocada por el coronavirus.

Particularmente dramática puede ser la situación de las empresas vinculadas al sector turístico, que han visto limitada su capacidad de maniobra como consecuencia de las restricciones impuestas por los gobiernos de todo el mundo para frenar el contagio del coronavirus. El sector vaticina que sus empresas se enfrentarán a pérdidas que probablemente no serán recuperables.

Repercusiones financieras en las empresas y los mercados bursátiles

Las perturbaciones temporales en la producción de bienes y componentes podrían poner en tensión a algunas empresas, en particular a las que tienen una liquidez insuficiente. El impacto sobre los mercados se materializará en valoraciones negativas y en un aumento del riesgo. A su vez, el consiguiente aumento del riesgo se traducirá en posiciones de inversión que no serán rentables en las condiciones actuales, lo que debilitará aún más la confianza en los instrumentos y mercados financieros.

Un posible acontecimiento derivado de la afirmación anterior sería una importante perturbación de los mercados de valores, a medida que aumente la preocupación por el riesgo de contrapartida. Con ello, una posibilidad más que probable sería una disminución significativa de las cotizaciones bursátiles y de los bonos corporativos, ya que los inversores preferirían mantener los valores gubernamentales (en particular los del Tesoro de los Estados Unidos) debido a la incertidumbre creada por la pandemia.

Posibles escenarios económicos en función de la expansión del coronavirus y de cuándo se controle la pandemia

Ante los efectos financieros que ya está generando la expansión de la pandemia por el mundo, se manejan tres posibles escenarios sobre el impacto que podría tener en la economía, en función  del grado de rapidez con la que se controle el contagio del virus y se recupere la situación previa a la irrupción del COVID-19.

• Escenario 1. El año del coronavirus. Aunque la propagación de la enfermedad en China se ralentizase, los brotes de nuevos contagios se producirían de forma continuada en todo el mundo. Cada brote requeriría de una desaceleración de la producción en esa zona. En un mundo globalizado, esto se traduciría en una sucesión de interrupciones de la producción en diferentes regiones e industrias, a medida que se producen y controlan los contagios. Como resultado, se asistiría a una perturbación de la actividad económica con la suficiente magnitud como para desacelerar considerablemente el crecimiento mundial. En este escenario, las empresas que tendrían una ventaja competitiva serían aquellas lo suficientemente ágiles como para gestionar un cambio de proveedores y, en paralelo, las que dispusieran de suficiente liquidez como para sobrevivir a una drástica reducción en sus ventas e ingresos.

• Escenario 2El coste de una respuesta global al coronavirus. Los centros económicos de todo el mundo estarían sujetos a cierres como el de Wuhan, mientras la población mundial entraría en pánico por la propagación del virus. Las decisiones descoordinadas de cada país interrumpirían el movimiento de personas, bienes y mercancías.
En consecuencia, se produciría un descenso en los niveles de producción, ya que los negocios con cadenas de suministro internacional solo podrían operar de manera intermitente. El turismo, así como las empresas y regiones dependientes de este sector, se verían fuertemente afectadas y disminuirían drásticamente su volumen de ingresos.
Ante este escenario, se necesitaría más de un año para que la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas elaborasen una respuesta global que priorizase las medidas sanitarias coste-eficientes, de forma que resultase bien recibida por las principales economías mundiales.
Con todo ello, el PIB mundial se estancaría y el comercio internacional descendería, lo que supondría la entrada en recesión de la economía mundial

• Escenario 3. La crisis del sistema financiero. Los retrasos en los envíos y en los calendarios de producción generarían problemas financieros para las empresas con grandes deudas, especialmente en Estados Unidos. El declive de los mercados bursátiles y la huida de los inversores de riesgo, que venderían activos como bonos de alto rendimiento y acciones volátiles, dejarían expuestos a los inversores que hubieran infravalorado el riesgo.

Con ello, la preocupación por el riesgo de contrapartida reduciría al máximo la liquidez en los mercados financieros. Se produciría entonces una recesión y los bancos centrales deberían impulsar medidas coordinadas para gestionar la situación. Tras la aplicación de políticas de estimulación, los mercados financieros -y la economía mundial- comenzarían su recuperación después de una recesión en forma de V.

Economía post pandemia

En la trigésima tercera edición del Seminario Regional de Política Fiscal – que se desarrolla del 21 al 23 de abril- la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, presentó de manera virtual el Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021, en el cual se analizan la dinámica fiscal durante el 2020 y los principales desafíos en 2021 en un contexto caracterizado por fuertes incertidumbres respecto a la dinámica de la pandemia del COVID-19 y la trayectoria económica y social de los países de la región.

Según el informe, la dinámica del crecimiento en 2021 no logrará compensar la caída observada en la actividad económica en 2020 ni tampoco revertir los aumentos en la pobreza y desigualdad. También cabe esperar una lenta recuperación de los niveles de empleo que no permitirá recuperar la fuerte pérdida en los niveles de ocupación ocurrida el año pasado, siendo las mujeres las más afectadas con un retroceso de 10 años en su participación laboral. A su vez, la persistencia de la pandemia, las asimetrías en la disponibilidad de las vacunas y las incertidumbres sobre su efectividad, junto a ritmos de recuperación económica asincrónicos y divergentes, ponen un manto de incertidumbre sobre la velocidad y sostenibilidad de la recuperación económica.

pornhub
german porn
Inzest Porno
Vater Tochter Porno
hausfrauen porno
pornhub gay
futa hentai
anime porn
hentai porn
yaoi hentai
trap hentai
gender bender hentai
furry hentai

“Es importante extender los paquetes de medidas fiscales durante 2021 ante la fragilidad del proceso de recuperación económica y para continuar mitigando los efectos sociales, productivos y económicos negativos de la pandemia”, explicó Alicia Bárcena. Junto con la necesidad de mantener políticas fiscales en la emergencia, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL analizó en su presentación los dos grandes desafíos que enfrentan las políticas fiscales en los países de la región: generar el financiamiento para mantener el gasto púbico frente a la pandemia, y fortalecer la sostenibilidad de una política fiscal expansiva. Ambos desafíos requieren repensar la orientación de las políticas de gasto e ingresos públicos, indicó.

Según el informe, en 2020 América Latina y el Caribe fue la región en desarrollo más afectada por la pandemia del COVID-19, a la vez que se intensificaron las brechas estructurales en materia de desigualdad, espacio fiscal limitado, baja productividad, informalidad y fragmentación de los sistemas de protección social y salud. Para hacer frente a los efectos sociales y económicos de la pandemia, los países de la región adoptaron políticas fiscales expansivas. Los esfuerzos fiscales anunciados en 2020 representaron 4,6% del PIB en promedio para los países de la región. Estos esfuerzos se dirigieron a fortalecer los sistemas de salud pública, apoyar a las familias y proteger la estructura productiva. Los principales instrumentos utilizados para mitigar los impactos sociales y económicos de la pandemia fueron los subsidios y transferencias corrientes.

La expansión del gasto público para atender la crisis y la caída en la recaudación tributaria conllevó aumentos significativos en los déficits fiscales y en los niveles de endeudamiento en la región, alcanzando un nivel promedio de la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 56,3% del PIB. A su vez, la región es una de las más endeudadas del mundo y presenta el mayor servicio de la deuda externa en relación con las exportaciones de bienes y servicios (59%).

“Vincular la emergencia con la reactivación es esencial para potenciar el papel del gasto público en una trayectoria de desarrollo inclusivo y sostenible. Ello pasa por ligar la atención de demandas de corto plazo con inversiones sostenibles e intensivas en empleo, especialmente para mujeres, promover la transformación productiva y el fortalecimiento y universalización de los sistemas de protección social”, enfatizó Alicia Bárcena.

reactivación económica post pandemia

La reactivación económica es el proceso mediante el cual una economía determinada presenta un crecimiento económico, así como mejoras observables en variables como el empleo o la renta. Esto, tras una crisis económica que provocó un hundimiento de estos indicadores.

La reactivación económica, por tanto, no es más que una fase en la que la economía, tras una crisis económica que ha provocado un hundimiento de la misma, comienza a recuperarse y a registrar crecimiento económico. Este provoca mejoras observables en la tasa de desempleo, en la renta, así como en todas aquellas variables que componen el crecimiento económico

En otras palabras y valga la redundancia, hablamos de un proceso en el que la economía comienza a recuperar los niveles perdidos como consecuencia de una crisis económica, o un suceso que ha afectado a la economía, como una pandemia.

La reactivación económica, dentro del ciclo económico, puede relacionarse con la fase de «recuperación económica«. Esto, debido a que la fase de recuperación económica, al igual que un periodo de reactivación, es una fase en la que la economía, tras una crisis, comienza a recuperarse.

Los procesos de reactivación económica, como las crisis, no presentan una duración determinada. Es decir, pueden extenderse en el tiempo sin justificación aparente, hasta recuperar los niveles perdidos durante la crisis, o durante el momento en el que la economía se contrajo.

Características de la reactivación económica

Entre las características que mejor definen este concepto, y que pueden ayudarnos a entenderlo mejor, conviene destacar las que se exponen a continuación:

  • Es un fenómeno que se produce en la economía, tras un periodo en el que esta se ha resentido.
  • Se caracteriza por presentar crecimientos en la economía.
  • Se observan crecimientos en variables como el empleo o la renta.
  • No debe confundirse con una fase del ciclo económico a la que definimos como «recuperación económica». Su diferencia esencial es que la recuperación económica es una fase del ciclo, mientras la reactivación puede darse sin necesidad de seguir ese riguroso orden que sigue el ciclo.
  • Es el proceso mediante el cual la economía comienza a operar y, por tanto, comienza a recuperar los niveles perdidos durante el shock o la recesión.
  • En resumen, y valga la redundancia, es un proceso en el que la economía, tras una paralización, comienza a reactivarse.

Diferencia entre recuperación económica y reactivación económica

Anteriormente mencionábamos las similitudes entre recuperación económica y reactivación económica. A continuación, entraremos en detalle al respecto

Mientras que, por otro lado, la recuperación económica es una fase del ciclo económico. Esta suele darse tras una crisis económica, y es un periodo en el que variables como el empleo, la producción (el PIB) o el consumo se incrementan sustancialmente, tras haber atravesado un periodo en el que estas mismas variables habían experimentado un descenso acusado, producto de una fase de recesión y, posteriormente, depresión.

En este sentido, una recuperación económica puede ser una fase de reactivación económica. Sin embargo, una fase de reactivación económica no siempre tiene que ser una fase de recuperación económica. Esto se debe a que una economía puede experimentar una fase de leve reactivación económica tras un suceso inesperado, y ello no quiere decir que necesariamente debamos registrar una crisis en el ciclo para que esto suceda.

En otras palabras, la reactivación económica es un fenómeno que puede suceder de forma aislada, mientras que la recuperación económica suele darse como una fase del ciclo económico.

¿Por qué se produce una reactivación económica?

Tras un drástico suceso, como una pandemia, la economía puede pararse por completo. De la misma forma que lo haría durante una crisis, debido a una actividad económica que se ralentiza, y un producto interior bruto (PIB) que comienza a caer en picada.

Sin embargo, que la economía caiga, como sabemos, no es algo que dure para siempre. En algún momento debemos encontrar ese punto de inflexión que nos devuelva los crecimientos que, ante la crisis o el suceso registrado, se esfumaron. A este proceso en el que comienza la economía a reactivarse, y ello tras la paralización citada, lo denominamos «reactivación económica».

Pues, como su propio nombre indica, hace referencia a un proceso en el que esta economía, que se había paralizado por ese suceso o esa crisis, comienza a reactivarse.

La economia en pandemia

En la ciudad de Washington, 8 de junio de 2020. El impacto súbito y generalizado de la pandemia del coronavirus y las medidas de suspensión de las actividades que se adoptaron para contenerla han ocasionado una drástica contracción de la economía mundial, que, según las previsiones del Banco Mundial, se reducirá un 5,2 % este año[1]. De acuerdo con la edición de junio de 2020 del informe Perspectivas económicas mundiales del Banco, sería la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y la primera vez desde 1870 en que tantas economías experimentarían una disminución del producto per cápita.

A raíz de las graves distorsiones a la oferta y la demanda internas, el comercio y las finanzas, se prevé que la actividad económica de las economías avanzadas se contraerá un 7 % en 2020. Se espera que los mercados emergentes y las economías en desarrollo (MEED) se contraigan un 2,5 % este año, su primera contracción como grupo en al menos 60 años. La disminución prevista en los ingresos per cápita, de un 3,6 %, empujará a millones de personas a la pobreza extrema este año.

xanimeporn
uncensored hentai
rape hentai
milf hentai
furry hentai
3d hentai
incest hentai
futa hentai
yaoi hentai
hentai anime
yuri hentai
shoujo ramune
futabu
euphoria hentai
mankitsu happening

Los efectos están siendo particularmente profundos en los países más afectados por la pandemia y en aquellos que dependen en gran medida del comercio internacional, el turismo, las exportaciones de productos básicos y el financiamiento externo. Si bien la magnitud de las perturbaciones variará en función de la región, todos los MEED acusan vulnerabilidades que se ven agravadas por las crisis externas. Asimismo, la suspensión de las clases y las dificultades de acceso a los servicios primarios de atención de salud probablemente tengan repercusiones a largo plazo sobre el desarrollo del capital humano.

“Las perspectivas dan mucho que pensar, ya que es probable que la crisis deje cicatrices difíciles de borrar y que plantee complejos desafíos mundiales”, señalóCeyla Pazarbasioglu, vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial. “Nuestra primera prioridad es abordar la emergencia mundial en materia sanitaria y económica. Más allá de eso, la comunidad mundial debe unirse para lograr una recuperación lo más sólida posible e impedir que más personas caigan en la pobreza y el desempleo”.

Según las previsiones de referencia —de conformidad con las cuales la remisión de la pandemia permitirá levantar las medidas nacionales de mitigación a mediados de año en las economías avanzadas y un poco más tarde en los MEED, las repercusiones negativas a nivel mundial perderán intensidad durante la segunda mitad del año y las perturbaciones a los mercados financieros no se prolongarán en el tiempo—, el crecimiento mundial repuntaría un 4,2 % en 2021, a saber, un 3,9 % para las economías avanzadas y un 4,6 % para los MEED. Sin embargo, las perspectivas son sumamente inciertas y predominan los riesgos de que la situación empeore, por ejemplo, la posibilidad de que la pandemia se prolongue por más tiempo, de que ocurran agitaciones financieras o de que se produzca un repliegue del comercio internacional y las relaciones de suministro. En esa hipótesis, la economía mundial podría contraerse hasta un 8 % este año, para recuperarse apenas por encima de un 1 % en 2021, en tanto que el producto de los MEED disminuiría casi un 5 % este año.

Se prevé que la economía de los Estados Unidos se contraerá un 6,1 % este año a raíz de las perturbaciones vinculadas con las medidas para controlar la pandemia. En cuanto a la zona del euro, se estima que el producto caerá un 9,1 % en 2020 debido a las graves repercusiones que los brotes generalizados tuvieron sobre la actividad. Además, se prevé una retracción del 6,1 % en la economía del Japón, cuya actividad económica se ha desacelerado a raíz de las medidas de prevención.

La recesión ocasionada por la COVID-19 es singular en varios aspectos, y es probable que sea la más profunda para las economías avanzadas desde la Segunda Guerra Mundial y la primera contracción del producto en las economías emergentes y en desarrollo en al menos los últimos seis decenios”, dijo Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas del Banco Mundial. “No existen registros de correcciones a la baja tan súbitas y drásticas de los pronósticos de crecimiento mundial como las que se han visto en la época actual. Si el pasado sirve como referencia, los pronósticos podrían empeorar aún más, lo que implica que los encargados de formular políticas deben prepararse para la posibilidad de tener que adoptar medidas adicionales para apoyar la actividad”.