PAVO AL HORNO – DE LA COCINA DE LULÚ

INGREDIENTES

1 cerveza rubia grande

1/2 botella de vino blanco

1 cucharada de comino molido

1 cucharadita de ajo en polvo

1/2 cucharadita de pimienta molida

1 cucharada de adobo de pavo o pollo

1 cucharada colmada de mostaza

1 cucharada  colmada de sal refinada

8 lonjas de tocino

PREPARACIÓN

Cuatro días antes de meter el pavo al horno, pasarlo del congelador a la refrigeradora.   Dos días antes de meter el pavo al horno, sacarlo de la refrigeradora y retirarle todo lo que haya venido en su interior. Lavarlo con abundante agua fresca. Escurrirlo y secarlo con toallas de papel.  Aparte en una pavera, bandeja o tazón grande, mezclar  bien todos los ingredientes, menos el tocino.  Sumergir en esta mezcla al pavo y volver a meterlo en la refrigeradora. Un día antes de meter el pavo al horno, virarlo y volver a introducirlo a la refrigeradora.

Llegó el día de hornearlo. Retirar el exceso de líquidos y dejar solo  un poco.  Es el momento de utilizar el tocino, colocarlo cubriendo el pavo, encima de la pechuga y todo el frente.  Colocar el pavo dentro del horno a 450 grados por 30 minutos para sellarlo, luego baje el fuego a 325 grados y cocine el ave 20 minutos por cada libra. Si ve que se está secando, ponerle algo de líquido (caldo, cerveza, o vino) para un pavo más jugoso. Retirarlo del horno y dejarlo reposar antes de trincharlo. Con los jugos que soltó se prepara la salsa.

 

 

PAVO NAVIDEÑO – DE LA COCINA DE LULÚ

PAVO NAVIDEÑO – DE LA COCINA DE LULÚ

Sabías que el aroma delicioso del pavo navideño, recién horneado, es el toque mágico que abre las puertas de tu hogar presentando una exquisita sensación de cálido  bienestar.

Te invito a continuar con esta maravillosa receta:


1 pavo descongelado (si la cena es el 24 a la media noche, debes sacarlo del congelador  el 20 y dejarlo del lado de la refrigeradora, adobarlo el 22 y hornearlo el 24 ).

1 1/2 botella de vino blanco

1 botella de cerveza grande (pilsener u otra cerveza rubia)

1 cucharada de mostaza

1 cucharadita de pimienta molida

1 cucharada  rasa de comino molido

2 cucharadas de miel de abeja

sal al gusto.

Reservar media botella de vino blanco y  la miel de abeja.  Poner los  demás ingredientes en un tazón y mezclarlos entre sí.   Aparte, al pavo descongelado se lo frota  por dentro y  por fuera con dos limones partidos para eliminar cualquier olor y se procede a enjuagarlo con abundante agua fría.  No pincharlo, ni perforarlo.  Se lo escurre y se lo introduce en el tazón donde están todos los ingredientes.  Al siguiente día se lo vira y así sucesivamente hasta que llegó el momento de hornearlo.

Encender el horno a 350 grados. Colocar el pavo en una bandeja pavera o refractaria o de aluminio. Bañarlo con la mitad del liquido en el que ha estado adobándose.  Desechar la otra mitad.  Taparlo con papel de aluminio.  Dos horas más tarde, destaparlo y bañarlo con vino blanco mezclado con dos cucharadas de miel de abeja .   Dejar que se vaya dorando hasta que obtenga un bonito color dorado medio, sin que se llegue a quemar.

Apagar el horno y dejarlo reposar antes de proceder a trincharlo.

De la cocina de Lulú.-

http://www.blog.espol.edu.ec/lacocinadelulu/