Fiebre de cine

Posted by lgalarra on Feb 10, 2009 in Opinión |

Quienes me conocen saben que uno de mis pasatiempos predilectos es ir al cine. El séptimo arte sin duda me relaja y desconecta del mundo. Pues bien, la semana pasada tuve la dicha de poder ver tres excelentes películas, dos de las cuales están nominadas a los premios Oscar. Aunque este galardón no siempre es una garantía a mi juicio, considero que algunas de las películas nominadas este año, merecen estar donde están. Changeling, por ejemplo, es una historia basada en la vida real que me hizo dudar sobre la veracidad de esa aseveración. Trata sobre una madre que pierde misteriosamente a su hijo pequeño, para luego convertirse en víctima de un vil farsa montada por la policía local. La cadena de sucesos es sencillamente impredecible e insólita, sin contar la actuación de Angelina Jolie, nominada como mejor actriz por la Academia. La película es larga, sin cansar al expectador y por qué no decirlo, muy triste. Si aprecian los dramas como yo, Changeling es una buena opción.

«The Boy in the Striped Pyjamas» (traducida como «El Niño con Pijama a rayas») es sin mucho preámbulo una historia desgarradora basada en un best seller del autor irlandés John Boyne. Cuando fui a verla al cine, fui en ánimo de relajación, pues tenía una idea vaga de lo que se trataba. Pero, cuando salí del cine, me sentí como una basura. La historia narra la amistad que entablan un niño alemán, hijo de un militar, con un niño judío confinado a un campo de concentración nazi. De inmediato me identifiqué con los niños, pues el filme expone la inocencia y actuar infantil de una manera realista. La película es precisa, me refiero, a que el guión no tiene más escenas de las que debería tener. No aburre y expone un gran trabajo actoral. No les cuento el final, pero anticipo que es una de las películas más tristes que he visto últimamente.

Por último, vi «El extraño caso de Benjamin Button», una original historia sobre un hombre que nace con todos los estragos de la extrema vejez y rejuvenece con el paso del tiempo. Describe como este niño viejo, cuya madre fallece al dar a luz, se cría como un viejito más en un asilo de ancianos donde fue abandonado por su padre. Su apariencia evoluciona de forma reversa, pero su siquis no. Es así que luciendo como anciano decrépito se comporta como un niño inocente. Me hizo recordar a alguien que dijo que era una lástima que la juventud se desperdiciara en los jóvenes. Si eres joven es muy posible que goces de salud, fuerza y lucidez; no obstante la inexperiencia hace que los jóvenes, a pesar de gozar de todas esas ventajas, comentan muchos errores. Errores que no podrían cometer si carecieran de esa vitalidad. Se preguntaba este loco, ¿Por qué no nacer viejo e inexperto y evolucionar a la vitalidad con experiencia? Bueno, Benjamin Button es una simulación de esta teoría. Se trata de un hombre muy apacible, dósil, muy amoroso y agradecido con quienes lo criaron. La historia es triste, pues como en la vida de cualquiera, se ve como aquellos que lo acompañaron de pequeño van envejeciendo y muriendo mientras él gana vitalidad cada día. También tiene un gran componente romántico. Es bastante larga, pero sus 3 horas de verdad que valen la pena y su nominación al Oscar está bien merecida en mi humilde opinión.

Los dramas son interesantes, porque si te capturan, no puedes evitar identificarte con alguno de los personajes. Por supuesto que me gustan las películas de efectos especiales y súper héroes, pero una buena dosis de drama no le sienta mal a nadie.

Etiquetas: , , , , ,

1 Comment

Vicente
Feb 10, 2009 at 7:39 pm

Una reseña muy útil. Ultimamente no he ido al cine. Tomaré mucho en cuenta tus comentarios.


 

Reply


Copyright © 2021 Blogzilla All rights reserved. Theme by Laptop Geek.