Cestas de Navidad, la calidad es lo que importa

Parece que no ha acabado aun el verano y ya estamos hablando de las famosas cestas y lotes de Navidad, pero solo hay que echar un vistazo al calendario para darse cuenta de que es hora de comenzar a escogerlos para elegir bien y seleccionar con cuidado los productos que vamos a regalar a clientes, a empleados o simplemente a amigos como detalle para agradecer una invitación.

Una vez que sepas el presupuesto del que dispones para cada lote puedes realizar la elección basándote siempre en la calidad y no en la cantidad.

Una buena elección de productos

A la hora de elegir este tipo de lotes lo primero que hay que tener en cuenta es que no se trata de montar una cesta XXL de cuatro pisos de altura, sino de conseguir un lote de gran calidad. Realmente, ¿alguien cree que una cesta de gran tamaño pero que contenga cosas como botes de fruta en almíbar del supermercado o latas de atún de oferta es algo muy especial?

La mayoría apreciarían mucho más una cantidad de productos menor pero de calidad Gourmet, ya que son el tipo de cosas que se comen con motivo de ocasiones especiales, como es la Navidad.

Un lugar perfecto para realizar los encargos destinados a las cestas que se van a regalar a las personas más especiales es Dastatu tienda de productos Gourmet en la que se pueden encontrar productos de una gran calidad pensados para satisfacer paladares exigentes y para sorprender en la mesa cuando se quiere hacer algo especial y muy diferente. Incluso se pueden encontrar lotes para la ocasión, ya realizados.

Personaliza tu cesta

El detalle final en este tipo de cestas es la personalización. Cuando haces un regalo de este tipo tiene que ser especial y pensado para esa persona en concreto. Por ejemplo, si sabes que alguien es intolerante a la lactosa prepárale una cesta libre de quesos y si sabes que no puede tomar gluten, escoge una cesta apta para celíacos.

Si además conoces sus gustos culinarios y puedes regalarle aquello que más le gusta, el éxito será total. Acompaña la cesta con una bonita tarjeta con un saludo personal de tu puño y letra. Esto puede ser un poco más complicado si tienes que regalar un gran número de ellas, en cuyo caso puedes imprimir una tarjeta escrita a mano, lo que siempre queda mejor que un saludo con letra de molde.