Me hackearon el techo de mi casa

El día de hoy – 12 de Agosto de 2011- sentí, lo que lo se siente cuando a uno lo hackean, pero no por la falla de uno de los servidores que superviso, sino por las acciones que un conjunto de sucesos provocaron en el techo de mi casa.

Comencemos con algunos antecedentes, desde hace cuatro años, en mi casa se han instalado alambres de puas para que los gatos de los vecinos u otros vagabundos, no crucen corriendo por el techo, impidiendo que los miembros de mi familia puedan dormir adecuadamente. Realmente, hemos tolerado todo el ruido que estas mascotas ajenas hacen.

Para complicar la cosa, las alergias en mi familia son comunes y tenemos prohibido tener mascotas. Y en lo personal no soy un amante de los animales, pero tampoco me gusta que los maltraten.

Despues de reposar, posterior al almuerzo mi suegra me indica “José Delgado está afuera y que quiere entrevistarnos por un gato”. Realmente no conocimos a que gato se refería, por falta de detalles no procedí a prestar atención, debido a que por mi trabajo prefiero no exponerme a las cámaras.

La gente comenzó a llegar y a llegar, debido a que es algo que admiro, Don José Delgado tiene poder de convocatoria. Y su equipo sabe donde enfocar.

Nadie en mi casa puede mantener una relación con una mascota, por lo que después de media hora, aunque no lo crean llego la Policia, muy cordialmente se pusieron juntos en la entrada de la puerta, tocando el timbre de la casa. Quiero ser específico con el número, pero eran más de 6 Policias (fueron los que conte, cuando permití que ingresen a mi casa) y dos bomberos.

Les supe indicar que desde mi patio no había forma de subir al techo e hicieron todo lo posible para que suba al menos uno, sin ánimo de ofender usaron todas las técnicas de Chearleader para que su cuerpo sea soportado por una viga del techo. No lo podía creer, tenía 6 oficiales en el patio de mi casa, el que se había convertido por metro cuadrado en el lugar más seguro de Guayaquil. Aqui en medio de tanta seguridad, un Policia me indicó que el gato estaba atrapado en medio de las puas.

Juntos el oficial que había puesto su vida en riesgo y un bombero que se ejercito para usar la escalera para trepar al techo, como le habíamos indicado, rescataron “el gato”. Así que opte por no prestar atención a la muchedumbre para no dar oportunidad a este tipo de prensa, haga que las opiniones sin fundamento manchen la imagen de alguno de los miembros de mi familia. Tipico buscando captar la confrontación sin que ésta antes exista.

Espere a que la gente se vaya por completo antes de revisar los desechos de la fiesta que se había formado afuera, pero lastimosamente mi suegra si fue víctima de las palabras que el Reportero tomaba de la gente basada en opiniones, sin dar conocimiento de antecedentes previos, como los clínicos antes escritos.

Después de este conjunto de eventos, me quedaron las siguientes reflexiones:

* Toda persona que se le ha quedado alguna cosa en el techo de mi casa, simplemente toca el timbre y se le permite que usen la escalera para subirse y bajarse, sin que sea nuestra responsabilidad su seguridad. Porque no vino el dueño del gato a tocar el timbre y pedir que lo baje.

* La protección de los gatos es una cosa principal dentro de la seguridad del Ecuador, pero creo que exageraron. Más de 6 policias al mismo tiempo, quien los convocó, si a veces cuesta conseguir uno para que nos proteja.

* La Policia del Ecuador tendrá un indicador para medir el rescate de gatos.

* Es injusto que un vecino se haga cargo de las actividades de las mascotas de otra persona. Dos ejemplos: los perros de los vecinos hacen sus desalojos biológicos y otros lo limpian, o en el caso de los gatos, unos les dan de comer y otros tenemos que aguantar que hagan sus madrigueras en los techos de las casas ajenas.

Pero cómo es qué pasó, que la Policia, los bomberos y el periodista Delgado conozcan que un gato está en el techo de mi casa. Si para mi eran los típicos sonidos de los gatos hacen cuando corren.

Los chismes del barrio que dicen.. un señor vecino que vive diagonal a mi casa vio el gato atrapado y procedió llamar a su amigo que vive al frente y éste le indico a su Padre, a quien se le ocurrió no tocar el timbre de mi casa, sino a llamar a los bomberos para que baje el gato del techo de mi casa. Donde los bomberos el periodista Delgado aprovechó para hacer una noticia, pero aun no entiendo cómo es que llegó la Policia.

The roof of my house was hacked

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.