A primera vista, el partido por el tercer puesto en la Copa Mundial de la FIFA puede antojarse una ingrata tarea, pero muy a menudo se revela como todo lo contrario. Desde el punto de vista alemán, sólo hay que retrotraerse al mágico verano de 2006 y a la emocionante y digna rúbrica a su participación en el torneo que supuso la victoria por 3-1 frente a Portugal.

Algo parecido le sucedió a Italia en 1990, que tras perder en semifinales contra Argentina consiguió terminar con buen pie el torneo disputado en su país al imponerse por 2-1 a Inglaterra. Turquía (2002), Croacia (1998) o Suecia (1994) son otros ejemplos de selecciones con las que pocos contaban y que coronaron con la medalla de bronce su excelente participación en el Mundial. No hay que olvidar, además, que el partido por la tercera plaza a menudo está desprovisto de encorsetamientos tácticos y suele ser garantía de encuentros emocionantes con gran cantidad de oportunidades y de goles.

La cita
Uruguay-Alemania. Partido por el tercer puesto, estadio Bahía Nelson Mandela, Puerto Elizabeth, sábado 10 de julio, 20:30 (hora local)

No es la primera vez que Uruguay y Alemania cruzan espadas en una Copa Mundial con la tercera plaza en juego. En 1970 se vieron las caras en México ante más de 100.000 espectadores, después de que Alemania perdiera “el partido del siglo” contra Italia en la prórroga por 3-4 y de que Uruguay sucumbiera ante la eventual campeona, Brasil, por 1-3. Un gol de Wolfgang Overath decantó la victoria del lado europeo, que ya en 1966 había goleado por 4-0 a los Charrúas en cuartos de final. El partido disputado en 1986 por ambas selecciones en la fase de grupos terminó en empate 1-1. En el cómputo global, Alemania dispone de una clara ventaja, con seis victorias por tan sólo una derrota ante los uruguayos, en 1928, durante los Juegos Olímpicos.

Uruguay pondrá mucho empeño en este partido. Luego de haber disputado la mejor Copa Mundial desde su conquista del título en Brasil 1950 y de haber superado todas las expectativas, la Celeste desea que la victoria y el tercer puesto sean el perfecto colofón a su extraordinario torneo. El ariete Luis Suárez no podrá disputar el partido por sanción, mientras que el capitán Diego Lugano regresará a la alineación tras superar sus problemas de rodilla. Diego Forlán, máximo goleador del equipo y candidato a la Bota de Oro adidas, se ha declarado listo para jugar pese a las molestias que arrastra.

En Alemania, que disputará ante Uruguay su partido número 99 en la Copa Mundial, todas las miradas se centran en Miroslav Klose, que con sus 14 dianas en Copas Mundiales está a sólo un gol del récord absoluto establecido por el brasileño Ronaldo (15). Sin embargo, la participación del delantero en la final de consolación no está garantizada, ya que durante el partido de semifinales disputado contra España sufrió una lesión en la columna vertebral. La lista de la enfermería la completan Mesut Oezil (problemas musculares) y Sami Khedira (gemelos). Se espera además que jugadores como Serdar Tasci, Dennis Aogo o Stefan Kiessling, que hasta ahora no han entrado en juego, dispongan de minutos en este compromiso.

El duelo clave
Miroslav Klose (GER)­ – Diego Forlán (URU)

Ambos delanteros han marcado ya cuatro goles, y ambos están todavía en liza por la Bota de Oro adidas en Sudáfrica. Como ya se ha mencionado anteriormente, para Klose está además en juego un récord absoluto del torneo. Cabe imaginar que ambas selecciones intentarán facilitar las cosas a sus máximos goleadores.

Números que hablan
10: No parece probable que en el partido por el tercer puesto sea necesario llegar a la prórroga, ya que en los 10 últimos encuentros disputados por Alemania siempre ha habido un ganador al término de los 90 minutos. Lo normal, pues, será que el choque de esta tarde en el estadio Bahía Nelson Mandela no termine en empate.

Hemos oído…
“Evidentemente, lo primero que tenemos que hacer es digerir la decepción, devolver la confianza a los jugadores y sólo entonces centrarnos en la preparación de este partido, porque queremos terminar el Mundial con buen sabor de boca. Pese a la derrota en semifinales, hemos disputado un muy buen torneo y estoy muy orgulloso de mi equipo”. Joachim Loew, seleccionador de Alemania.

“Será un partido muy complicado, pero vamos a abordarlo con el mismo ánimo y las mismas ganas que contra Holanda. No podemos garantizar la victoria, pero nos vamos a preparar para luchar hasta la muerte. El objetivo de Uruguay es ahora terminar la Copa Mundial en tercer lugar. Pero conozco a Alemania y sé que nos pondrán las cosas muy difíciles: por eso debemos luchar al máximo”. Óscar Tabárez, seleccionador de Uruguay

TAMBIÉN VISÍTANOS EN FACEBOOK