Reloj….
Cuidado llegas tarde¡¡¡¡¡... Seamos puntuales. El cambio está en ti
Contacto (Send me an email)
Espol"> aslugman@espol.edu.ec (Comentarios y Sugerencias)
Categorias…. :)
Nearer my God to Thee
julio 2014
D L M X J V S
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
La fe
Es pues la fe fundamento o firme persuasión de las cosas que se esperan, y un convencimiento de las cosas que no se ven. La fe es la que nos enseña que el mundo fue hecho todo por la palabra de Dios; y que de invisible que era fue hecho visible. Heb, 11. 1:3
un detallito para compartir
Contador Visitas
Contador onine
Atención Comunidad Politécnica
Mes: Agosto 31 de Agosto al 5 de septiembre: Segunda Evaluación Evaluación a maestros disponible en CENACAD hasta el 5 de septiembre
Un libro, una película, una canción (Recomendaciones del Autor)
Un Libro: 365 días para ser más culto (David S. Kider Una canción: Colgado en tus manos (Carlos Baute y Marta Sanchez) Una Película: La Propuesta
Yo soy POLITÉCNICO
Blogalaxia
Proyecto
Este blog forma parte del Proyecto de Herramientas de Colaboración Digital, Paralelo 81, dirigido por la Ing. Eva María Mera. blog elaborado por: Alan Lugmania Medina correo:aslugman@espol.edu.ec
Comentarios recientes
Directorio de Blogs
Yo soy estudiante del ICM

¿Por qué no?

julio 25th, 2009

En este año del sacerodocio pidamos por toda la santificación del clero, también elevemos nuestra plegaria, por los jóvenes seminaristas del mundo entero para que durante su caminar siempre estén acompañados por Dios.

:)

Fotos muy buenas

julio 25th, 2009

La importancia de la autopreparación (opinión personal)

julio 25th, 2009

Hoy en día habitamos un mundo, abrumado de avances tecnológicos, nuevos descubrimientos científicos, grandes logros culturales,etc.
Día a día el mundo nos ofrece la oportunidad de adquirir nuevos conociemientos, de aprender más; sin embargo ¿Estamos aprovechando estas oportunidades?
Hoy en día no solo es importante la preparación en las aulas (colegios, universidades),es vital que cada uno de nosotros, llevemos a cabo un proceso de autoformación, y el principal recurso de esta autoformación es la lectura.
Leer no solo incrementa nuestros conocimientos ya sean estos científicos o sean estos de carácter literario, además una lectura (bien realizada), nos permitirá una notable mejora en nuestro vocabulario, nuestro nivel de cultura mejorará.
La vida nos enseñará que nuestra preparación no se verá condicionada por la presencia de un profesor que nos guíe, está en nosotros aprender y entender, que nuestra preparación y los conocimientos adquiridos solo serán únicamente frutos de nuestro propio esfuerzo.

Autor:Alan Lugmania

Salón de Julio 2009

julio 25th, 2009

Con motivo de la celebración de un año más de las fiestas julianas se realizó la 50ºava edición del Salón de Julio, evento que acogió la participación de 199 artistas quienes con sus obras, buscaron agasajar a Guayaquil.
El flamante ganador este año fue el manabita Lenín Mera quien con su obra “Confort y lujos: viva como un rey”, una obra diseñada a base de 84 latas de sardinas las cuales forman una gran corona, la cual constituye una crítica al “confort”.
Dentro de cada lata de sardina se encuentran pintadas en papel y óleo plasmadas las realidades de los barrios urbanomarginales de la ciudad.

Juan Pablo II el rostro del amor

julio 25th, 2009

Mensaje del Papa Juan Pablo II (XV jornada mundial de la juventud 2000)

julio 25th, 2009

En la encarnación Cristo se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza, y nos dio la redención, que es fruto sobre todo de su sangre derramada sobre la cruz (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 517). En el Calvario «Él soportaba nuestros dolores… ha sido herido por nuestras rebeldías…» (Is 53,4-5). El sacrificio supremo de su vida, libremente consumado por nuestra salvación, nos habla del amor infinito que Dios nos tiene. A este proposito escribe el apóstol Juan: « tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna» (Jn 3,16). Lo envió a compartir en todo, menos en el pecado, nuestra condición humana; lo “entregó” totalmente a los hombres a pesar de su rechazo obstinado y homicida (cfr. Mt 21,33-39), para obtener para ellos, con su muerte, la reconciliación. «El Dios de la creación se revela como Dios de la redención, como Dios que es fiel a sí mismo, fiel a su amor al hombre y al mundo, ya revelado el día de la creación… ¡Qué valor debe tener el hombre a los ojos del Creador, si ha merecido tener tan grande Redentor!» (Redemptor hominis, 9.10).

Jesús salió al encuentro de la muerte, no se retiró ante ninguna de las consecuencias de su “ser con nosotros” como Emmanuel. Se puso en nuestro lugar, rescatándonos sobre la cruz del mal y del pecado (cfr. Evangelium vitæ, 50). Del mismo modo que el centurión romano viendo como Jesús moría comprendió que era el Hijo de Dios (cfr. Mc 15,39), también nosotros, viendo y contemplando el Crucifijo, podemos comprender quién es realmente Dios, que revela en Él la medida de su amor hacia el hombre (cfr. Redemptor hominis, 9). “Pasión” quiere decir amor apasionado, que en el darse no hace cálculos: la pasión de Cristo es el culmen de toda su existencia “dada” a los hermanos para revelar el corazón del Padre. La Cruz, que parece alzarse desde la tierra, en realidad cuelga del cielo, como abrazo divino que estrecha al universo. La Cruz «se manifiesta como centro, sentido y fin de toda la historia y de cada vida humana» (Evangelium vitæ, 50).

«Uno murió por todos» (2 Cor 5,14); Cristo «se entregó por nosotros como oblación y víctima de suave aroma» (Ef 5,2). Detrás de la muerte de Jesús hay un designio de amor, que la fe de la Iglesia llama “misterio de la redención”: toda la humanidad está redimida, es decir liberada de la esclavitud del pecado e introducida en el reino de Dios. Cristo es Señor del cielo y de la tierra. Quien escucha su palabra y cree en el Padre, que lo envió al mundo, tiene la vida eterna (cfr. Jn 5,24). Él es «el cordero de Dios que quita el pecado del mundo» (Jn 1,29.36), el sumo Sacerdote que, probado en todo como nosotros, puede compadecer nuestras debilidades (cfr. Heb 4,14ss) y, “hecho perfecto” a través de la experiencia dolorosa de la cruz, es «causa de salvación eterna para todos los que le obedecen» (Heb 5,9).

Queridos jóvenes, frente a estos grandes misterios aprended a tener una actitud contemplativa. Permaneced admirando extasiados al recién nacido que María ha dado a luz, envuelto en pañales y acostado en un pesebre: es Dios mismo entre nosotros. Mirad a Jesús de Nazaret, por algunos acogido y por otros vilipendiado, despreciado y rechazado: es el Salvador de todos. Adorad a Cristo, nuestro Redentor, que nos rescata y libera del pecado y de la muerte: es el Dios vivo, fuente de la Vida.

¡Contemplad y reflexionad! Dios nos ha creado para compartir su misma vida; nos llama a ser sus hijos, miembros vivos del Cuerpo místico de Cristo, templos luminosos del Espíritu del Amor. Nos llama a ser “suyos”: quiere que todos seamos santos. Queridos jóvenes, ¡tened la santa ambición de ser santos, como Él es santo!

Me preguntaréis: ¿pero hoy es posible ser santos? Si sólo se contase con las fuerzas humanas, tal empresa sería sin duda imposible. De hecho conocéis bien vuestros éxitos y vuestros fracasos; sabéis qué cargas pesan sobre el hombre, cuántos peligros lo amenazan y qué consecuencias tienen sus pecados. Tal vez se puede tener la tentación del abandono y llegar a pensar que no es posible cambiar nada ni en el mundo ni en sí mismos.Aunque el camino es duro, todo lo podemos en Aquel que es nuestro Redentor. No os dirijáis a otro si no a Jesús. No busquéis en otro sitio lo que sólo Él puede daros, porque «no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos» (Hc 4,12). Con Cristo la santidad –proyecto divino para cada bautizado– es posible. Contad con él, creed en la fuerza invencible del Evangelio y poned la fe como fundamento de vuestra esperanza. Jesús camina con vosotros, os renueva el corazón y os infunde valor con la fuerza de su Espíritu.

Jóvenes de todos los continentes, ¡no tengáis miedo de ser los santos del nuevo milenio! Sed contemplativos y amantes de la oración, coherentes con vuestra fe y generosos en el servicio a los hermanos, miembros activos de la Iglesia y constructores de paz. Para realizar este comprometido proyecto de vida, permaneced a la escucha de la Palabra, sacad fuerza de los sacramentos, sobre todo de la Eucaristía y de la Penitencia. El Señor os quiere apóstoles intrépidos de su Evangelio y constructores de la nueva humanidad. Pero ¿cómo podréis afirmar que creéis en Dios hecho hombre si no os pronunciáis contra todo lo que degrada la persona humana y la familia? Si creéis que Cristo ha revelado el amor del Padre hacia toda criatura, no podéis eludir el esfuerzo para contribuir a la construcción de un nuevo mundo, fundado sobre la fuerza del amor y del perdón, sobre la lucha contra la injusticia y toda miseria física, moral, espiritual, sobre la orientación de la política, de la economía, de la cultura y de la tecnología al servicio del hombre y de su desarrollo integral.

“MENSAJE DEL SANTO PADRE A LOS JÓVENES Y A LAS JÓVENES DEL MUNDO CON OCASIÓN
DE LA XV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD”
«La Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros» (Jn 1,14); autor:Juan Pablo II/ OBTENIDO EL:25 DE JULIO DEL 2009
OBTENIDO DE: http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/messages/youth/documents/hf_jp-ii_mes_29061999_xv-world-youth-day_sp.html
ENLACE://www.vatican.va

Quick Press

junio 8th, 2009

Sitio Web Espol

ICM