Páginas

Entradas

Contadores

Noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Noviembre 30, 2010

Hoy primero de diciembre, declarado Día mundial del SIDA desde el año 1998, comienza el último mes del año.  Pero no voy a referirme de esta triste y creciente enfermedad que azota el mundo, sino llenarnos de esperanzas al recordar que faltan 24 días para el nacimiento del Mesías, nuestro Salvador, que nos protege ante las enfermedades y las tristezas.

Qué lejano sonaba este día al inicio del año. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, ha llegado. Es el momento propicio para detener el ritmo vertiginoso al que hemos estado sometidos estos 11 meses.

Las luces navideñas comienzan a encenderse y nuestros corazones se tornan reflexivos, mientras la vorágine comercial nos envuelve y  hace  los días  raudos.

Hagamos una retrospectiva de las cosas realizadas. Veamos lo positivo y lo negativo de sí mismo y lo pendiente de todo aquello.

Lo positivo, en buena hora; lo negativo, hay que desecharlo,  hacer que pase a menos que lo podamos remediar. Y lo pendiente, hay que retomarlo e intentar concluirlo para sentir la satisfacción del deber cumplido y si no se logra concluír, dejarlo ir.

Vivamos con intensidad el día a día, de este significativo mes de luz, preparemos nuestros corazones para celebrar por todo lo alto, el nacimiento de Jesús, estoy segura que cada uno de nosotros logrará que la felicidad se refleje en nuestras miradas y nuestro entorno se llene de optimismo y esperanzas.

La Navidad comienza a existir en el momento en que el corazón la comienza a sentir.

Es la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro. Es el deseo más sincero de que cada taza se rebose con bendiciones ricas y eternas, y de que cada camino nos lleve a la paz. (Agnes M. Pharo).

Que esta Navidad convierta cada deseo en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa y cada corazón en una dulce morada para Jesús, nuestro Salvador con la alegría de ese día volando en el cielo una estrella que ilumina nuestra vida, dibujando en todos los corazones amor y esperanza.

Luz Gabriela Rodríguez

http://www.blog.espol.edu.ec/lgrodrig/

Ir a la barra de herramientas