Páginas

Entradas

Contadores

Abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Abril 30, 2009

angel-en-esfera-con-palomaMi agradecimiento a Dios y a sus Ángeles

Casi siempre, me quedaba hasta muy tarde trabajando en mi oficina y retornaba a  casa por la Vía Perimetral. Una noche al llegar al primer puente, tuve que frenar a raya para lograr atinar a pasar por el lado menos pedregoso, pues la vía estaba llena de cascajo, por lo que una llanta topó una piedra filuda y se ponchó.

En el primer instante me dije, que bueno que sea en este lugar donde hay gente y puedan ayudarme. Apagué el motor y observé el panorama tras el parabrisas y en vez de tranquilizarme, comencé a asustarme, pues vi que dos hombres de aspecto grotesco, al ver mi carro parado, venían hacia mí. Me preocupé más, enseguida cogí el celular para pedir ayuda, oh angustias! se acabó la batería, entonces sin atinar que hacer puse seguro en las puertas, alcé la mirada y vi que dos hombres más se les unían. Lo único que atiné en ese momento fue agacharme sobre el volante y pedir a Dios sea misericordioso conmigo y me envíe a sus angelitos a socorrerme, en el momento que alcé mi cabeza veo que pasaba un carro de la CTG y se paró delante de mi carro, se bajaron 2 vigilantes y enseguida me pidieron las herramientas para cambiar la llanta ponchada, creo no pasó ni 5 minutos, me devuelven las herramientas y me recomiendan que salga lo más rápido de allí porque es una zona peligrosa y que los siga que ellos me escoltarían hasta pasar el puente. Mientras prendía el motor de mi Gran Vitara y arrancaba para seguirles les divisé hasta la bajada del puente, pero en un segundo más desaparecieron, no se a donde se fueron, no les ví cruzar, no les ví más adelante por más que aceleré para darles mis sinceros agradecimientos a estos angelitos que Dios me envió y que simplemente desaparecieron de mi vista.

Dios, acudiste de inmediato. Fue tan rápido lo que hicieron por mí, que no me dieron tiempo de agradecer tan eficaz ayuda.

Dejaré en estas páginas mi testimonio de fe y mis agradecimientos a Ti y a los Ángeles por lo que hicieron por mí aquella noche.

Jenny Beatriz

Abril 28, 2009

Suave aleteo de la agonía de una gaviota,

soledad que envuelve su huida fugaz,

ama, extraña y quiso estar sola,

se sintió muy triste y se puso a llorar!

Un llanto tan dulce, casi melancólico,

melodía triste de su soledad.

Extraña a su amado….y lo dejó volar!

Es tarde y pronto la noche vendrá,

siente que sus alas no puede plegar,

mira el  horizonte, se siente vacía,

nada la consuela, su amado no está!

Oh!  Extraña avecilla qué débil te ves!

Sientes desconsuelo, pero tarde es,

mañana temprano el sol volverá,

y por el horizonte su perfil está.!

Garboso, atento, con plumas brillantes,

entre sus dos alas te cobijará,

calidez  del alma que te hará vibrar!

No te quedes sola pequeña gaviota,

mira que el amor te ronda al volar,

hoy has saboreado dejarlo marchar

y has perdido altura al querer volar!

Es mejor que cierres tus húmedos ojos,

Y sueñes que pronto el regresará.

Su vuelo y el tuyo unidos lo harán,

te dará dos vueltas galante  al volar,

y en un abrir de ojos,  te cortejará!

Y así, cuando el sol en la tarde muera,

en el horizonte la luz que se va,

y en la lejanía dos suaves siluetas,

de dos avecillas  que vuelan inquietas,

desapareciendo junto al astro rey,

rumbo a una ofrenda de entrega total!


(Tomado del libro Corazón Sensible – Luz Gabriela Rodriguez, 1997)dos-angelitos

Abril 24, 2009

otra-humildad1Qué hago aquí? No lo entiendo!  Estoy acostado sobre esta pila de ramas, lo bueno es que aún están verdes y no me lastiman.  Quiero ponerme de pie y no puedo. Por más que intento elevar la cabeza para ver donde estoy, no lo consigo.  Me duele todo el cuerpo y mi boca tiene un sabor terrible; es verdad que puedo ver en la oscuridad, pero estoy confundido y un poquito asustado!

Siento que mi corazón se está congelando.

 

Uhmmm creo que estoy por la escuelita del barrio … si,  logro ver la pared azul y blanco, eso significa que mi casa esta  pasando la calle… pero qué hago acá?  Dónde está mi familia?  Tengo mucho frío y no siento mi cabeza. Estoy desconcertado!

 

Escucho mi nombre! Si! Es mi familia! Me están llamando. Yo sabía que me buscarían y que no debía preocuparme.  Lo triste es que no puedo contestarles, no puedo decirles que estoy aquí! Qué es lo que me pasa?

 

Trato de agudizar mis oídos, tengo orejas grandes,  ellos dicen que parezco un “gremmy”, no estoy seguro qué es un gremmy, pero debe ser algo que causa mucha risa.

Ajá…está saliendo un carro del garaje! Puedo escucharlo, van a seguir en mi búsqueda y estoy seguro que  lo harán hasta localizarme.   

Aquí estoy! Aquí estoy! Ya me vieron! Qué bueno! Sabía que me encontrarían.  Me llevarán a mi hogar!  Entraré corriendo y me esconderé en mi casita para que no me digan nada… 

…Parece que no  van a castigarme por no estar dentro de casa  porque están llorando.

Si todos están llorando! 

Me toman en sus brazos y me elevan por los aires, pero el cuerpo me pesa y no consigo mover ningún músculo.

No por favor! No lloren! Yo soy feliz con ustedes! Volveré a casa y nunca más saldré. Lo prometo. Me quedaré con ustedes por siempre, pero no lloren! Ustedes son mi familia! Son todo lo que tengo!  Cuántas veces me dijeron que me amaban, cuántas veces me retaron por mis barrabasadas de crío, de joven, de grande y cuantas otras tonterías continúo haciendo ahora de añejo. Solo salí un momento, pero no recuerdo cómo vine a dar a esta esquina, no lloren por favor! Yo también los quiero!

 

La lluvia cae incesante. Todos se fueron, pero ya no tengo miedo. Estoy seguro que me recordarán siempre.

 (Tomado del libro Más allá de los sueños de Luz Gabriela Rodríguez).

 

 

 

Abril 22, 2009

angel-tirando-estrellasEllos te escuchan

Tengo un pequeño local comercial y en los últimos días están un poco difíciles las ventas.   Pensativa y con la enorme preocupación de cubrir determinada cantidad de dinero en cinco días y sin pensarlo dos veces, comencé a hablar con los ángeles, pidiendo que por favor me ayuden a cubrir  ese dinero, les dije que confiaba plenamente en la ayuda que me brindarían.

A los pocos días pude darme cuenta que el movimiento de los clientes comenzaba a fluir. Las personas entraban compraban algo y salían, lo cual me llenó de esperanzas.

No duden de lo que les voy a contar, pero al quinto día,  había vendido la cantidad adecuada que me permitía  pagar la deuda a los proveedores.  Todo gracias a que mi petición fue escuchada por los ángeles.

Hecilda

Abril 20, 2009

delphi_ombligo-del-mundoDespertó mi inquietud al escuchar  a unos amigos sobre su viaje  a Grecia.   Más aún cuando visualice mi color favorito al conocer que su bandera es de un intenso color azul, que sus turquesas aguas son transparentes, que sus diáfanas casas incitan a avistarlas y su exquisita comida, es digna de delicados paladares.

Logro descubrir que desde mi época de estudios, al leer la mitología, quedé atrapada y he ahí el origen de pasar la vida, abstraída en el infinito espacio azul, divagando en los Dios del Olimpo.

Ellos visitaron  Atena, complacidos de la belleza natural de la ciudad; fueron a  Nafpaktos y luego, más al sur, a través de la costa llegaron a Delphi.  ¿Qué hay de extraordinario en Delphi a más del paisaje impresionante, donde las montañas están hacia atrás y el mar del lado opuesto?

Pues nada más, ni nada menos que el ombligo del mundo. ¿Has escuchado alguna vez hablar de él?

El ombligo del mundo está en las laderas del Monte Parnaso en Grecia. Según la leyenda, Zeus soltó a dos águilas, cada una desde rincones opuestos del universo, de manera que el lugar en el que se encontrasen, sería el centro de ese universo… ese sitio es Delfos, el lugar más sagrado de la antigua Grecia… Allí, aún se encuentra la piedra que marca ese punto…

Se dice que en esa época,  era el Templo de la Madre Tierra y por diversas circunstancias,  pasó a ser el famoso Oráculo de Apolo. Aquí, a través de las pitias o sacerdotisas, desde el corazón del templo,  Apolo les contestaba a los consultantes que venían de lejanas tierras a conocer que les deparaba el destino.  Ellas  se sentaban en un trípode, aspiraban el vapor dulzón que brotaba de la intersección de dos fisuras de la corteza terrestre y caían en  estado de inconsciencia, con sensación de abandono del cuerpo y excesiva euforia, respondiendo las preguntas que les hacían.

Cuentan que Layo, rey de Tebas, fue avisado que si tenía un heredero varón, éste lo iba a matar. Aterrado por esta profecía, abandonó a su hijo en la montaña.  El pequeño sobrevivió, lo llamaron Edipo y lo criaron en la corte de Pólibo, rey de Corinto. Años después, el oráculo le advirtió a Edipo: Matarás a tu padre y te casarás con tu madre.  La funesta profecía se cumplió y siglos después, el nombre de Edipo fue usado para designar a un incestuoso complejo psicológico.

Orestes es otro de los famosos que consultó al oráculo de Delfos. Quería saber si debía matar a su madre, que había asesinado a su padre Agamenón. La respuesta fue que debía matarla si no quería convertirse en un paria y enfermar de lepra. Con el aval de Apolo, Orestes cometió este matricidio.

La mitología griega y las leyendas heroicas,  han tenido una amplia influencia sobre la cultura.  El arte y la literatura enarbolan la historia y la hacen creíble a los oídos del mundo; abordarlas  es ingresar a un cosmos  extraordinario, donde visitar  cada isla es vivir un propio sueño, ver un paisaje único, digno de los dioses del Olimpo, crepúsculo de la esencia de la  civilización occidental.

Espero visitar la Grecia actual y ser testigo directo de su belleza, mientras tanto seguiré conectada con aquel pasado narrado por Homero y por mis buenos amigos Marion y Manuel.

Luz Gabriela Rodríguez

Abril 19, 2009

1set_copas_vinoNo importa la cosecha.

Suficiente una botella y una copa de cristal tallado con destellos seductores.

Puede ser de bacarat como nea devota, buscando que resalte sus virtudes, o simplemente de vidrio soplado al viento.  Lo bueno es que con las dos puedo verlo y aunque la percepción sea distinta, la sensación que percibo  es sorprendente, a tal punto que mis sentidos se someten…

La tomo entre mis manos y es nada más, ni nada menos que una burbuja transparente que permite descubrir la intimidad.  Despliega un aroma inconfundible me envuelve, me proyecta, me atrapa y me deja libre. Floto  en la habitación de  tenue luz,  donde el aroma a pacholi  se difunde desde un incienso semi oculto.

Sigue entre mis manos.  Vierto en ella una ofrenda de creación, dulce elixir. Me dejo seducir por el “don de Dios”. Ante tanto fulgor me predispongo; ronda la pasión,  centellean las miradas.  Hay evocaciones que marcan de transparencia el alma.  No lo digo yo, se refleja en el fondo, allá donde el aire tiene sabor  a melancolía.

Que me han pasado los años!

Falso de falsedad absoluta.  Nos han pasado los años es la pura realidad. La diferencia está en  el espíritu.

El mío ha sido, es y será completamente libre.

Que “la vida es dura”. “Por supuesto que claro que si”.

La vida es dura y golpea.  Es  roca donde los recuerdos se marcan en bajo relieve con cincel y  martillo.

Pura filosofía de la vida, elegía del vino, el cantar de los cantares. Doy vueltas al espumante líquido con destellos de un sol atrapado, permito que el oxígeno haga su ingreso, se intensifica su aroma,  crece su expresión y aparecen mis preguntas…

¡Silencio absoluto!

Todo es así. Así fue, así es y así será. Nada termina. Todo  cambia.

Se ha transmutado.

¿Y yo?   Bien gracias.

Sigo brindando hasta que  el ocaso llegue.

(Tomado del libro Más allá de los Sueños – Luz Gabriela Rodríguez)


Abril 18, 2009

Los ángeles y la esposa ideal:

Tengo un excelente hijo angel-comunicaciana quien, dicho sea de paso, quiero muchísimo; es responsable, respetuoso, todo lo que una madre pudiere desear. Cuando vi que tenía la edad adecuada para formar un hogar, escribí una carta dirigida a todos los arcángeles y ángeles pidiéndoles que le permitan conocer a una buena mujer.

En la carta describí que esa mujer debería tener atributos similares a los de mi hijo, que además sea bonita, agradable, inteligente, que lo quiera mucho, lo respete y lo dignifique.

Los arcángeles y ángeles cumplieron mi petición. La esposa de mi hijo es, tal cual yo les pedí que sea. Ahora ellos son el uno para el otro y tienen un respetable hogar con la bendición divina.

Rosita

angel-comunicacian

Abril 14, 2009

 imagesLa aurora parece retrasarse. Trae un paso lento.

Algo debe estar sucediendo. Llama mi atención porque cada instante de la vida avanza veloz. Nada la detiene.

 

Me doy una ducha caliente y sobre mi indumentaria natural, coloco trapos. Viejo hábito de cubrir el cuerpo; me adiestraron a efectuarlo desde que nací. De igual forma debe existir la costumbre de llevar máscaras desechables, por si acaso nos toca interactuar “un carnaval de vida”.

 

Desde hace días hago la terapia del agua, bebo seis vasos al despertarme. La molestia que origina es que el exceso lo estoy eliminando por los ojos, “algo deberá tener el agua, para que la bendigan”.

 

A medida que el sol se posesiona de su reino eclíptico, lleno mi alma de energía.

 

En el desayuno, me dejo seducir por los ojos y aunque sucumbo ante huevos revueltos con tocino, cada bocado me resulta insípido. Bebo pequeños sorbos de café, mientras observo por la ventana un par de insinuantes palomas, haciendo lo único que suelen hacer.

 

Continúo eliminando el exceso de agua.

¿Cómo pesa la soledad? ¿En qué me he convertido? Mis células han dejado de multiplicarse, el ciclo evolutivo se ha suspendido. La existencia avanza sin detenerse; estoy sucumbiendo lentamente y vaya que se necesita valor para iniciar cada día.

 

Cuánto daría por no salir y cobijarme en un sencillo abrazo.

Respiro profundo y avanzo.

Tengo que conquistar el día. Pienso en lo hermoso que sería avanzar y no voltear jamás.

Tomado del libro Los Días están contados – Breviario convexo

 

Post tags:

Abril 13, 2009

angel_01Limpiar el corazón

El último diciembre me sucedió algo interesante con el arcángel San Miguel: le imploré a nombre de Jesús, que me haga olvidar los resentimientos y rabia que sentía contra un colega y amigo y vaya que funcionó.   Sin precisar el momento, recobré la tranquilidad y se esfumaron mis resentimientos.

Marion

angel-carita-felizNos preocupamos de que la capa de ozono se está debilitando, de que hay agujeros en determinadas partes del planeta, de que debemos tomar conciencia para cuidar el planeta y contribuir en ello, pero cómo combatimos la contaminación espiritual del corazón?

Lo que contamina a un individuo no es lo que ingresa por su boca sino lo que emerge de ella como un predominio de pecados y deslices. Lo que entra por la boca va al estómago, se digiere y se expulsa. Pero lo que sale de la boca viene del corazón, del alma, de lo más profundo, es una referencia al espíritu del ser.

Y cuando del corazón salen los insultos, la agresión, la mentira, la critica, la amargura, la soberbia, el resentimiento, el mal proceder, los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios, la forma de expresarse y las calumnias, culpando a su entorno de lo malo que haya pasado en sus vidas, sin darse cuenta que ellos son los que han creado un panorama lúgubre en sus vidas.

La prueba de que un corazón está contaminado es cuando comienzas a darle el color que se te ocurra a las cosas, cuando manipulas las circunstancias para que prevalezca tu aparente inocencia, cuando no te das cuenta que la miseria no es cuanto dinero manejas, sino que grado de contaminación hay en tu corazón.

Ante esto, una vez más, sólo la ayuda divina te salva, te ajusta, te alinea, te transforma y te encamina a mejorar tu propia vida y la de tu familia. Dios nos da cada día, una nueva oportunidad de vida.

Un corazón puro es sano en todos los aspectos. La lucha es diaria.

Newer Posts »
Ir a la barra de herramientas