Páginas

Entradas

Contadores

Marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Marzo 16, 2012

Piedra de agua - spa

EN LAS ENTRAÑAS MISMAS

DEL VOLCÁN

Piedra de agua – Fuente termal & Spa – Un regalo para el cuerpo y los sentidos

Estuve de paseo por la Atenas del Ecuador y un agradable sabor de haber disfrutado a plenitud rodea mi ser. 

No siempre se tiene la oportunidad de estar en diversos lugares que van desde los museos, paseos por el casco comercial, saborear la exquisita gastronomía, hasta estar  en ¨las entrañas mismas del volcán¨. Lema que utilizan en Piedra de Agua, que es una fuente termal  y spa, ubicada en Baños de Cuenca.

Llegue por recomendación de uno de mis hijos y cuando me dieron a conocer que ofrecían un mundo de relax y confort, mi primera reacción fue: Sólo me interesa el masaje.  A los pocos minutos y gracias a la preparación del personal que conforma este lugar, pude conocer detalles de los beneficios de cada uno de los servicios termales – volcánicos y en un abrir y cerrar de ojos, me vi tomando un paquete completo más masaje.

Mi aventura comenzó cuando entregué mi blackberry (ese aparatito que me mantiene comunicada con mis hijos y el mundo) para ingresar al baño turco.  Fue el momento preciso en que aparecieron mis temores, pensé en mi arritmia, en que no iba a resistir y que era mejor no hacerlo.  Sin embargo, el joven que designaron para guiarme,  me explicó que estaría pendiente de cualquier situación y es así que cada cinco minutos me preguntaba cómo me sentía, lo cual ayudó a que sienta seguridad y pudiera relajarme y disfrutar de un  ambiente con vapor natural aromatizado con esencia de eucalipto; luego tomé una ducha fría, descanse y volví a ingresar, esta vez confiada y sin temores, aunque siempre atenta a cualquier eventualidad.

Fui guiada hacia la cueva  volcánica de masajes, donde una relajante música de fondo y unas mágicas manos le otorgaron a mi estresado cuerpo un estado de total relax a tal punto que cuando me reincorporé sentí que estaba en el aire.

Después fui conducida hacia unas termas subterráneas donde blancas velas encendidas señalaban cada escalón tallado en la roca.  Ante mí, dos pequeñas piscinas iluminadas de abajo hacia arriba, la primera de agua caliente, la segunda de agua fría.   Me explicó que debía sumergirme en ellas por dos veces por determinado tiempo y cuando me tocara desde la piscina de agua fría a la caliente, iba a sentir una sensación especial en el cuerpo y que no me asusté porque era la activación del sistema circulatorio.  Efectivamente, así sucedió, lo cierto es que hice todo lo indicado y terminé con una inmersión en la piscina de agua fría.

 

Al salir, estuve ante dos piscinas medianas. El joven guía me indicó que debía sumergirme en la de arcilla y que el lodo volcánico que había en una vasija, lo unte generosamente sobre mi cuerpo e inclusive sobre el rostro y que debía dejarlo secar en una de las perezosas de las terrazas  de reposo y que cuando esté completamente seco, lo retire sumergiéndome en la misma piscina.   Después me tocó hacer lo mismo en la piscina contigua con el lodo volcánico azul.

Cuando concluí esta etapa, fui a los baños de cajón, donde el guía me indicó que yo mismo podía manejar el control, le indiqué que lo gradúe en lo mínimo.  Sentí como de mi cuerpo salía agua de manera abundante, supongo que con muchas toxinas.

Aunque me dijeron que podía repetir cualquiera de los puntos realizados o utilizar las grandes piscinas, asumí que mi periplo estaba terminado.

Con las indicaciones de que simplemente deje caer agua fría sobre mi cuerpo, me vestí y me dirigí hacia el restaurante donde pude saborear una sana y deliciosa comida, especialidades del lugar, una sopa de pollo con vegetales y unos camarones apedrados, una de las especialidades de la casa, mientras Jorge, quien con mucha paciencia esperaba por mi,  se sirvió un pollo apedrado con ajo acompañado con vegetales.

Salí con el deseo imperioso de volver y pienso que tuve el privilegio de disfrutar  de ¨ un regalo para el cuerpo y los sentidos¨. 

Acepto que Piedra de agua – Fuente termal & Spa, es una verdadera joya de mi querida Cuenca, para el Ecuador y el mundo.

Gracias Lidia, gracias David.

Guayaquil, 15-03-2012.

Luz Gabriela Rodriguez

http://www.blog.espol.edu.ec/lgrodrig/

 

Ir a la barra de herramientas