Páginas

Entradas

Contadores

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

abril 11, 2009

Y fue un ángel el que dió la gran noticia seaor-de-la-misericordis

Hoy somos participes del suceso más extraordinario de la historia: la resurrección de Cristo, quien con profunda alegría nos transmite la esperanza de la vida eterna, al celebrar nuestra propia liberación del pecado y de la muerte.

Es el instante en el cual debemos irradiar la luz de la esperanza, creciendo en fe. Es el momento preciso para renovar nuestras vidas, ser ejemplo del prójimo, justo ahora que vivimos en un mundo convulsionado, donde el robo, el crimen, la violencia, el egoísmo y la maldad son pan del día.

Con la misma paciencia y la sabiduría que aquel día mostró a sus apóstoles, así mismo  Cristo – Jesús hoy nos abre sus brazos, nos soslaya en su regazo, nos escucha, nos ayuda y nos da la mano para avanzar en este complicado espacio.

abril 10, 2009

Viernes santo es para alcanzar el silencio
Viernes santo es para alcanzar el silencio

Toma poco tiempo hacer un alto en nuestras aceleradas existencias y reflexionar en aquel hombre que ofreció su vida por nosotros. Es un llamado a la fe, donde se necesita contemplación, abrir nuestros corazones y ver que nadie tiene más amor que el que da la vida por otros.

La mejor ofrenda para los ojos de nuestro creador es ayunar, pero no precisamente dejar de comer determinado alimento, sino abstenerse de comer prójimo, dejar a un lado las murmuraciones, el desquite, el egoísmo, el mal genio, la cólera, las maldiciones, la frialdad de afecto. Y en su lugar, dar paso a acciones positivas, dar la mano al desvalido, a los desamparados, a los enfermos, a los tristes, a los desanimados, a los abatidos y sobre todo  perdonar de corazón y olvidar las ofensas o malos entendidos.

Aceptemos la cruz como un símbolo de la vida sobre la muerte y reconozcamos que Él es el mejor amigo de los hombres.

Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos”.

Luz Gabriela Rodríguez

abril 9, 2009

pensamientoI

Cabalgo sujeta a los crines

blandas nubes me rodean

asida a las riendas, abrazo

un corcel imaginario

cual amazonas extraviada

a galope recorro el infinito

acompaso en ligero trote

los herrajes marcan

mi sino.

II

Avanzo …

En el gris y tormentoso sueño

diviso un redil en olvido

busco al jinete

está perdido.

Deshago el nudo

del azul recuerdo

y lo dejo como ofrenda

con cariño…

III

Cierto día emergió

en otro sueño

luego, al igual se fue

como un suspiro

desde entonces deambulo

entre el índigo nirvana

y el azul del mar.

IV

Y yo…

Bien gracias

ahora llevo a cuestas

cruz de melancolía eterna.

V

Soledad

palabra compuesta

sol de soledad que pesa

edad azul, aquella.

VI

Ahora…

sueño de febril color

escucho melodías

de arpa y de guitarra

cubierta

en la vorágine calidez

aguardo…

VII

Éxtasis casto

Destellos de energía

Lucero o Venus difunden

Sensitivo color azul.

abril 8, 2009

otra-humildadLa soberbia es una alucinación que nace de un grave egoísmo, es uno de los siete pecados capitales que ensombrecen la conciencia. Es un deseo que no es acorde con la razón; va entre el elogio y el aplauso y se nutre de la ira y de la envidia. Si se torna habitual, es un grave vicio que esclaviza y nubla el entendimiento.

La afirmación aberrante del propio yo, no permite aceptar que se esté actuando mal al mostrar  una naturaleza impúdica que causa daño al entorno, la familia, los amigos, sin darse cuenta que somos una brizna en las manos de Dios.

Donde mora la soberbia, las personas se muestran insolentes, desapareciendo la armonía, tal y como lo indicó Nicolás Maquiavelo.

La humildad, contraria a la soberbia, es una virtud que hace su presencia sin gala alguna. Se la confunde con la pobreza o falta de ganas de luchar y vivir. Realmente, es ausencia de egoísmo, es mantener un camino abierto a la caridad, rompiendo las resistencias negativas y otorgando una diáfana mirada.

Es sabiduría, es conocerse a sí mismo y aceptar la realidad y las limitaciones, no para resignarse, sino para tomar nuevas oportunidades. Un grado aceptable de humildad, es el olvido de si, vivir de amor y superación, experimentar alegría, al dar, que al recibir, lo cual se refleja en las experiencias de la vida.

Ser humilde es permitir que cada experiencia te enseñe algo y desde ahí, desaparecer los miedos y sufrimientos.

Luz Gabriela Rodríguez

abril 6, 2009

dos-angelesDe que pasa, pasa

Muchas veces tengo el tiempo justo para trasladarme de un lado a otro. De pronto voy detrás de un carro que va lento para mi necesidad de traslado; estoy seguro que puedo rebasarlo, mi mente y mis reflejos están dispuestos a imprimir mayor velocidad.  Pero hay un algo que en milésimas de tiempo me detiene y me hace continuar atrás del acompasado carro, para después advertir que más adelante, justo sobre mi izquierda, un peatón irresponsable se encuentra parado en la mitad de la calle esquivando el tráfico, esperando que el conductor del carro aludido y mi automóvil, pasemos a escasos centímetros de su cuerpo, para lanzarse en precipitada carrera hasta la otra acera y culminar su audacia e irresponsabilidad.

 

Así mismo, se han presentado circunstancias especiales, cuando igualmente voy conduciendo mi automóvil  y sin explicación alguna, sin querer hacerlo y sin necesidad de realizarlo, de manera automática me cambio de vía, para darme cuenta segundos después, que un accidente ocurrió en el lado que abandoné y que de seguro si hubiere seguido en esa vía, yo hubiese sido parte del mismo.

 

No sé cómo explicarlo, pero de sentir que pasa, pasa.

 

Luis Gabriel

abril 4, 2009

dos-ave-fenixLeí esta frase en una revista y pensé en la realidad que encierra. La vida te presenta obstáculos y debes aprender a esquivarlos; unas veces es inevitable evadirlos y otras veces, nos golpean tan severo que nos hacen descender por los despeñaderos más inhóspitos.

La palabra fracaso, suena severa, pero en realidad no es falta de capacidad, es el punto de inicio para hacer las cosas de otra forma, tal vez con mayor dedicación, para que se constituya en un aprendizaje permanente.

Sobrevivir de esas grandes caídas y golpes es toda una odisea.

Si de algo estoy segura, es que descender a lo más profundo, para resurgir como el ave fénix que renace con toda su gloria, es una prueba de fortaleza, una oportunidad para arremeter con fuerza y lograr experiencia.

Te toca avanzar y mantener con firmeza, tu compromiso de alcanzar nuevos propósitos. Recuerda que en el interior tenemos un gran potencial.

Luz Gabriela Rodríguez

abril 3, 2009

Un ángel con visión

Cuando salimos de la comuna costeña, los últimos rayos de sol desaparecían del firmamento. Las seis personas que realizamos el censo nos acomodamos en un pequeño automóvil. Al poco tiempo de rodar por un camino vecinal, una de las llantas posteriores estalló. Mientras la cambiaban, comencé a pedir protección al arcángel San Miguel.

Reanudamos el viaje, sin embargo a los pocos minutos, la llanta de emergencia que se cambió, se quedó sin aire. Como es de suponer, estábamos alterados ante la escasa posibilidad de que otro vehículo transite por ese camino. Continué pidiendo a San Miguel Arcángel que nos proteja, cuando a lo lejos, en la oscuridad de la noche, alcanzamos a divisar dos puntitos de luz. Al acercarse, vimos los faros de un viejo camión que paró a un lado de nosotros. Un hombre mayor, de aspecto campechano, se bajó.

-¿Qué les pasa amigos?

-Perdimos la llanta de emergencia, contestamos al unísono.

-Eso es terrible amigos, pero para eso estoy aquí, para ayudarlos.

Se dirigió a la caseta de madera del camión y sacó una llanta con aro.

-Creo que esto les va a servir, nos dijo.

Con gran agilidad, nos ayudó a cambiarla, mientras conversaba que iba por la carretera principal y de repente se le ocurrió entrar en ese camino, por si acaso, alguna persona de las que hicieron el censo, se hubiera quedado.

-Cómo hacemos para devolverle la llanta, le preguntamos.

-Pueden dejarla en cualquier momento en la caseta del peaje. Ellos me conocen, repuso.

Le dimos un millón de gracias, pero eso no bastaba. Nuestra interrogante era cómo un camión de esas características llevaba una llanta de emergencia de nuestro pequeño carro?

Sé que San Miguel Arcángel siempre es infalible.

Carmen

« Older Posts
Ir a la barra de herramientas