Páginas

Entradas

Contadores

mayo 2024
L M X J V S D
« Sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

agosto 5, 2009

medius060400087Siempre digo que la palabra tiene poder y si la usamos para pedir disculpas, y es de corazón, ese poder se eleva a su máxima expresión y transmite vibraciones positivas que engrandecen el interior del ser. bxp31939

Si desconocemos o no recordamos que pasó con aquella amiga o amigo de siempre, o con aquel familiar que nos ayudaba, o aquella buena vecina con quien departíamos una taza de café de tarde en tarde y que sin saber cómo ni por qué cierto día se apartaron de nosotros, lo conveniente es meditar, reconocer y comprender que ambas partes pueden haber colaborado para deteriorar la relación familiar o de amistad.

manos-y-llavesQuizás hubo algún malentendido o entredicho, algunas palabras duras y hasta lágrimas. Puede haber sido algo aparente o trivial que nos hizo pensar que determinada persona era hipersensible y hasta irracional; pero ¿qué fue lo que rompió el encanto? y ¿por qué no hicimos nada por resolverlo?

No les parece que hubiese sido conveniente hablar y preguntar ¿qué estaba pasando en ese instante?

Jesús dijo a los apóstoles: Si estás llevando tu dádiva al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu dádiva allí enfrente del altar, y vete; primero haz las paces con tu hermano, y luego, cuando hayas vuelto, ofrece tu dádiva. (Mateo 5:23, 24).

El poder de una disculpaspongebob22

Hacer las paces es resolver problemas y malentendidos, es buscar el equilibrio en las relaciones de dos o más personas, cuya amistad o sentimiento afín se ha deteriorado por diversas causas. paulcowan051100003

Si no lo hicimos en el tiempo adecuado, nunca es demasiado tarde para intentarlo. Recordemos que para dar una disculpa y hacer las paces con el prójimo, una de las dos personas tiene que dar el primer paso. Para esto hay que reconocer el error, despojarse de falsas posturas y orgullo y actuar con humildad y sencillez hasta lograr encontrar la paz.

La diferencia entre guardar rencor
y perdonar la ofensa recibida
es como la que hay entre acostarse de noche
sobre una almohada de espinos
y una de pétalos de rosa.
Loren Ficher

Te exhorto a partir de hoy, a asumir el firme propósito de mirar la vida desde una óptica positiva. Empieza a dar lo mejor de la vida a tus semejantes y has las paces con aquellas personas que sin querer o queriendo ofendiste de una u otra manera. flor-naranja

Mientras el alma está en el cuerpo, lugar tiene la esperanza.

Ir a la barra de herramientas