Páginas

Entradas

Contadores

julio 2019
L M X J V S D
« Oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

febrero 2, 2012

JAMÁS  DUDES DE TUS CAPACIDADES

Está bien comer otra galleta, despertarte un poco tarde, o incluso no hacer ejercicios por uno o dos días.      Pero NUNCA, NUNCA, NUNCA… Pongas en dudas tus propias capacidades.

Tú puedes lograr todo lo que te propongas. Y hoy te voy a compartir la «receta» para hacerlo:

=====================================================================

1. Haz Ejercicio: O como yo lo llamo, «levanta tus pulsaciones». No tiene que ser nada raro, tan solo asegúrate  que una vez al día te pones en movimiento por lo menos 30 minutos.

2. Comprométete a hacer algo que crees no puedes hacer: elige una cosa. Sólo una, puede ser pequeña, pero hazla. Te sentirás MUY BIEN.

3. Conéctate: Imagina que hablas con Dios, el Universo o tan solo con «Tu YO superior». Siéntate junto a él, cuéntale tus dudas, conversa. Escucha lo que tiene para decirte.

4. Visualiza tus resultados: Construye una imagen en tu pantalla mental de cómo lucirás cuando tengas todo lo que deseas.

5. Toma acción: Si lo que quieres es cambiar de trabajo, siéntate en tu ordenador y arma tu CV. Si lo que quieres es mejorar tu relación,  invita a tu pareja a cenar y hablen sobre ello. Comienza con algo pequeño,  pero COMIENZA.

6. Celebra tus logros: A medida que logres avances, empieza a  celebrar. Es muy importante que te tomes un minuto para apreciar todo lo que tienes y cuanto has logrado. 

 

Tomado de Método Silva

octubre 4, 2010

Me tomó en sus brazos

Mi salud estaba deteriorada, tenía una tos terrible, los pulmones y los bronquios me dolían. Los médicos me dieron descanso, pero era nueva en mi trabajo y debía llegar a las 7h00 o me despedirían.

Bien abrigada, protegida con mi paraguas, comencé a caminar bajo la lluvia para tomar un atajo, pero el viento lo levantaba hasta virarlo y el agua comenzó a mojarme.

Al llegar a la entrada del callejón que acortaría mi camino para tomar el bus, pude observar que estaba inundado y que era probable que el agua llegare más arriba de mis rodillas.  Preocupada, comencé a invocar a mi ángel de la guarda que me ayude…

Desesperada como estaba, no me di cuenta de nada, sólo sé que de pronto sentí como que alguien me dejaba caer en el piso y al mirar hacia atrás, puede ver que había pasado el callejón sin mojarme.  No había explicación alguna. Era algo mágico que nunca olvidaré.

Lolita

enero 20, 2010


REFLEXIONES SOBRE HAITÍ

Cuando el Universo quiere que la humanidad centre su atención de manera global en una zona, siempre crea circunstancias masivas que obligan a ello. Haití no ha sido la excepción. El mundo entero mantiene su atención ahí y así permanecerá por un tiempo obligándonos a reflexionar y volver la mirada a las zonas que hace falta atender de manera masiva e individual.

A través del sufrimiento y el dolor se nos está obligando a crear cambios necesarios que no han podido hacerse a través de otras formas. Haití se desploma y con ello se desploma una existencia de esclavitud, pobreza, dolor, miedo, carencia y un sistema caduco. Energéticamente se libera. Físicamente quedan las acciones a tomar.

La realidad de Haití no está aislada a las demás zonas del mundo. No estamos alejados ni exentos de una catástrofe similar. En términos espirituales, Haití, nos refleja mucho de nuestra sombra también. Haití ha sido siempre la representación de la pobreza, la carencia, el miedo más básico de sobrevivencia, entre otras cosas.

También nosotros seguimos siendo esclavos. Atados por dinero, presas de nuestros propios deseos. Esclavizados a trabajos que no nos llevan a ningún lado para cumplir deseos materiales superficiales que nos atan aún más y que no satisfacen las necesidades más profundas del alma. Esclavizados a un sistema económico, político, religioso y social que no acepta el cambio, esclavizados de nuestras ansias de riqueza y de poder vistos desde una perspectiva limitada y superficial. Vivimos en base al miedo, miedo de no tener, miedo de que se termine, miedo a no sobrevivir. Guardamos en nuestras memorias ancestrales y colectivas miedos básicos que YA NO PERTENECEN A NUESTRA REALIDAD ACTUAL y que es preciso, soltar ya pero que no solo sostenemos en nosotros, sino que los alimentamos día a día.

Es imposible mantenernos indiferentes al dolor y dejar de movilizarnos a través del sufrimiento que Haití representa.

Nuestra ayuda a Haití la podemos dar a todos los niveles HAZLO A TODOS LOS NIVELES.

A nivel físico
Realiza las donaciones pertinentes que puedas realizar. A estas alturas ya tendrás datos concretos de lugares para hacerlo.

A nivel energético
Te propongo un ritual para mantener la Luz en tiempo indefinido. Mantén encendida una vela blanca por Haití.  Prepara tu vela antes de encenderla para cargarla de energía y consagrarla a este propósito de la siguiente manera:
  • Frota tus manos (para abrir tus canales energéticos).
  • Sostén entre tus manos la vela, mientras lo haces visualiza luz para Haití, liberación del dolor y sufrimiento, amor para cada una de las personas, imagina un Haití libre, en amor y felicidad. Visualiza y siente. Imagina colores como el violeta, el rosa o el blanco cubriendo Haití. Cada imagen y sentimiento es una impresión energética que estás haciendo. Si puedes extender esta energía para ir más allá y visualizar el planeta entero de esta manera, mucho mejor ¡el mundo entero lo necesita!. De esta forma, ha quedado impresa esta frecuencia y al encenderla, esta energía se liberará a través de su llama movilizando la energía para su realización.
  • Mantenla encendida por lo menos 15 minutos diarios. Mientras está encendida puedes rezar alguna oración. Te sugiero La Gran Invocación pero si tú tienes en mano otra, elije la que sea mejor para ti.
  • No apagues la vela soplándolas, utiliza siempre un apaga velas.
  • Puedes mantener este ritual los días que tu desees. El caos mundial que estamos viviendo requiere de mucha gente, mucha energía y tiempo para polarizarlo.Tu decides el tiempo.
A nivel espiritual
Aunque cada catástrofe responde a una determinada concentración de energía en el lugar en el que se manifiesta, no podemos quedar fuera de la responsabilidad que todos y cada uno tenemos en ello. Sanamos a través de lo que nos refleja nuestro entorno y al sanarnos, sanamos nuestro entorno también. Sánate a ti mismo a través del espejo de Haití ¿Qué refleja de ti ó de tu país?. Disuelve en ti los niveles de carencia que tienes. Disuelve en ti los niveles de esclavitud existentes, libérate de tus propias cadenas y las limitantes de los deseos basados en el materialismo puro y tu miedo a no tener. Libérate de los diferentes rostros del miedo, ya no son necesarios, ya puedes hacerte cargo de tu vida con responsabilidad. El llevar tu atención a estas zonas, reconocerlas y aceptarlas abre la puerta al cambio.
ÚNETE A ESTA RED
ENCIENDE UNA VELA POR HAITÍ Y EL MUNDO
SANA TUS HERIDAS MÁS PROFUNDAS A TRAVÉS DEL ESPEJO
PORQUE NO ESTAMOS SEPARADOS
PORQUE SOMOS PARTE DE LO MISMO
Y PORQUE ESTANDO FUERA DE LA ZONA DE SUFRIMIENTO, ES MÁS FÁCIL SINTONIZAR CON EL AMOR Y LA LUZ QUE HACE FALTA EN ESTOS MOMENTOS.

Comparte La Gran Invocación
Como una acción aparte, tu propongo imprimir la siguiente tarjeta y repartirla a todos tus seres queridos.
Si tienes algún centro, consultorio o instituto regálala a tus clientes y pacientes. Si tienes contacto en escuelas, hospitales, oficinas o iglesias, llévalas impresas también. Con esto estarás sembrando una semilla en donde haga falta.

Tomado de Harumi Puertos para unirnos en la red.-

noviembre 22, 2009

muneco-alegre-129502Sientes vértigo emocional?

No, ¿cómo que no?

Yo sí. Siento mucho vértigo al subir, al bajar, al dar volteretas de aquí para allá. Y como estoy aprendiendo a caminar, me caigo, me levanto, me arrodillo, me caigo, me levanto, me arrodillo, qué torpeza la mía.

marioneta-hiloEntre luces trato de sonreír; maquillo mi cara, tiene que parecer sincera y feliz.

marioneta-ninaA veces canto y desafino, desafino y canto. Lloro y río, río y lloro. Digo sí y digo no, digo no y digo sí, digo quinientas veces si y quinientas y un veces no, no y no. Sabes: nos penden los hilos a su antojo. Es medio loco tanto vaivén, Lulú Clown.

De todas formas, no me importa. Entre luces trato de sonreír; maquillo mi cara, tiene que parecer sincera y feliz. Tú sabes. No hay historias sin final feliz y si no sabes, tienes que aprender; para qué usar máscaras de trágicos comediantes evocando el pasado bajo una borrasca de tiras de papel de fantasía.

dos-marionetasPero no te preocupes, yo te voy a proteger Lulú Clown, ese será nuestro pequeño secreto. Las dos juntas aprendiendo a caminar, a caer, a levantar y cuando se cansen de movernos en el aire y nos tiren dentro del baúl, con los tirantes enredados a descansar, saltaremos fuera de él y emprenderemos un viaje sin retorno, allá donde no habrá más funciones ininterrumpidas, ni nos utilicen para humanizar su imaginación.

Te prometo que nos disfrazaremos, tomaremos impulso y seremos las protagonistas de nuestro propio espectáculo, y cada noche conoceremos un lugar, desde luego, si tú lo permites Lulú Clown.

Viajaremos al espacio a pasear por el infinito, allá dónde nacen nuestros hilos de plata; te mostraré las estrellas y aprenderás que cada una está donde debe estar, iremos al nevado más alto del mundo, quiero saber dónde nace la frialdad y la maldad del ser en medio de tanto hielo, volaremos al cráter de un volcán en erupción para medir hasta qué punto nuestros corazones pueden resistir el dolor, sin fundirse el alma, Lulú Clown.

dos-marionetas-luluTe llevaré a las Cataratas del Niágara para saltar y envolvernos en la espuma imaginaria. Pasaremos por el Desierto del Sahara y te mostraré un oasis.
Sí Lulú Clown, te mostraré el mundo, el espacio, el infinito y aprenderás, que no es tan triste ser una simple marioneta del destino.cielo-y-planta

Tomado del libro Los días están contados de Luz Gabriela Rodríguez – Ecuatoriana.-

Ir a la barra de herramientas