Páginas

Entradas

Contadores

diciembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

agosto 22, 2011

CUANDO FLORECE UN GIRASOL

            

            Conversando con mi familia les pregunté qué significaba para ellos esta radiante flor.  Luz, sol, felicidad, belleza, alegría y muchos otros calificativos fueron sus espontáneas expresiones, que me hizo preguntarles qué sentirían si en su interior tuviesen un girasol imaginario, desbordante de luz, felicidad, belleza y alegría.

         

           Cada uno, entre risas fue diciendo cosas maravillosas que significaban exactamente lo mismo: limpieza interior, purificación, amor.  En realidad, he observado millón veces los cuadros al óleo de girasoles, realizados por el pintor holandés Vincent van Gogh, más cuando vi por primera vez, un radiante girasol, llamó mi atención su color y tamaño, aunque su centro café oscuro me hizo pensar en las abejas, lo cual me dio un ligero temor.

            

            Trato de recordar cómo llegaron a mi corazón estas gigantes flores y encuentro que fue a través de mi último hijo, pequeño aún, tomó la afición de sembrarlos a un costado de la piscina. Las plantas comenzaron  a crecer y crecer hasta llegar a la altura de mi pecho,  cada día las sostenía con ingenio para que sus tallos no se quiebren y resistan el embate del viento nocturno.  Cierto día, gritó de alegría al ver que había florecido su primer girasol.   Entusiasmada fui hacia él pensando que ese primer retoño iba a ser para mí, cuando de pronto me dijo: voy a cortarlo y a dárselo a la mamita (llaman así a su abuela).

            

            Más adelante, mi primera nieta, me contó  que le encantaban y cada que  venía de viaje su papá solía esperarla con un gran girasol, por lo que comencé a verlos hermosos, radiantes, privilegiados, únicos.

            

            Dejen que les cuente que ahora me encantan y más aún porque he pasado horas y horas contemplando y admirando el hermoso color amarillo que lo obtienen de la luz del  sol  a quien desafiante lo toman de frente cumpliendo así con su misión de girar con la

posición del luminoso astro, mostrando belleza, ritmo, donaire, elegancia.

        

            Alguna vez leí en un libro de girasoles, que si los imaginamos dentro de nosotros, el girasol inexistente se ocuparía de purificar nuestro ser, así que cada vez que veas una de estas hermosas flores imagínalas dentro de ti y con su radiante luz limpia tu interior,  pronunciando  las cuatro palabras que todo lo curan: lo siento, perdóname, gracias, te amo.

 

            Sé que no es una fórmula mágica, de lo que si estoy segura es que este girasol imaginario florecerá en tu interior y obrará en ti de forma  maravillosa.

 

 

Luz Gabriela Rodríguez

http://www.blog.espol.edu.ec/lgrodrig/

Ir a la barra de herramientas