Páginas

Entradas

Contadores

junio 2019
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

Entradas recientes

Directorios de Blogs

http://www.youtube.com/watch?v=sk0MNxMLpD4

Blogroll

http://luzgabrielarodriguez.blogspot.com/

mayo 12, 2013

Que puede en el mundo hacer más feliz a una mujer que sus hijos y sus nietos?

Pues nada más, ni nada menos que tener la bendición de Dios para ser madre y abuela. 

Desde el instante mismo de la concepción se forma un vínculo indestructible que  une a cada mamá con su hijo hasta el infinito y  desde el nacimiento de cada nieto, también se crea un similar vínculo.  En el nacimiento de cada hijo, ese vínculo se fortalece y pasa a ser parte de la vida misma, haciendo que el nexo sea poderoso y único.

Y es que una madre lo da todo sin recibir nada a cambio y sin sentirse sacrificada. Ama por igual a  sus hijos, sin importar las diferencias que existan entre ellos;  no importa si es uno, si son dos o tres hijos, su amor es tan inmenso y suficiente como la bóveda celeste llena de estrellas. Simplemente una madre los recibe con los brazos abiertos aún cuando se hayan equivocado o se hayan alejado.  

Una madre, simplemente es la que mantiene la confianza en ellos cuando todos los demás la han perdido.

Hijos: en este nuevo día de la madre, quiero decirles que los amo mucho y que agradezco infinitamente a Dios , ya que gracias a ustedes soy madre.

Luz Gabriela Rodríguez

febrero 14, 2013

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

Que levante la mano aquel que en su vida nunca ha sentido que su corazón vibra de amor.     Y es que el amor se lo siente, porque es la poesía de los sentidos, como lo dijo Honoré de Balzac. Es el todo y es la nada. Es ver la vida engalanada, es sentir el suave aleteo del alma en nuestro pecho.

Desafiando las leyes de Física, donde los polos opuestos se atraen, pienso que el amor es vibrar en la misma sinfonía  flotar entre vaporosas nubes, vivir en el mismo hechizo con afinidad de ideales, soñar en el mismo color, escuchar dulces melodías  y dejarla fluir a través de las miradas.corazon2

rosa-roja-otraNo importa cuánto tiempo haya pasado, son sensaciones que jamás se olvidan y que están en nuestro ser. Es tratar de evocar el aroma del pasto fresco, sin necesidad de verlo, es tocar el cielo con las manos, sin lograr alcanzarlo.

La vida te enseña a no perseguirlo, a dejarlo que fluya y se acune en el viento con alas de libertad. Libre para crecer y enraizarse o libre para partir…


Acepto el concepto de que no se necesitan dos personas para concebirlo. El amor es tan grande e infinito que para ser feliz, basta con sentirlo y darlo a cambio de nada, procurando el bienestar del otro, sin necesidad de ser correspondido.

rosa-roja-en-manoEs lo que Dios hace con nosotros. Él siempre está ahí, dispuesto a amarnos infinitamente a pesar de las veces que fallemos…

rosa-rojaAmo a Dios sin conocerlo. Así como el ciego ama el sol que lo calienta, sin verlo.

Qué viva el amor

Luz Gabriela Rodríguez

http://blog.espol.edu.ec/lgrodrig/2010/y-hablando-del-amor/

mayo 8, 2009

angel-con-rosaTres palabras similares de 5 letras cada una, que dan un resultado extraordinario.

Porque una madre es una mujer; es un ángel que Dios envió a la Tierra, es la amiga más leal que disponemos y encima de todo, nos aman en todo momento.

Cuando nos sobrevienen duras pruebas; cuando la prosperidad da paso a la adversidad; cuando nos abandonan los amigos que se alegraban con nosotros en las buenas; cuando las tribulaciones se multiplican a nuestro alrededor; ella, nuestra madre, se aferrará a nosotros y, valiéndose de consejos y preceptos de ternura, se esforzará por disipar los nubarrones de tempestad logrando el retorno de  la paz en nuestros corazones.

Y vaya que es así, nosotras las mujeres madres, somos bendecidas y privilegiadas. Dios nos entregó dones, que junto al vigor de la juventud nos predispuso a cumplir con este noble papel; nos dio una infinita capacidad de amar, fortaleza, abnegación  y sabiduría para proteger a nuestros hijos, con la fuerza de una salvaje fiera y  la dulzura de un ángel celestial, sin desmayar ante los avatares de la vida.

Amigas: cada una de nosotras somos un ángel en la Tierra para nuestros hijos.  Mantengamos  los brazos extendidos para cuando ellos nos necesiten, no importa si se han equivocado o no, un cariñoso abrazo y muchos besos, seguidos de un llamado de atención cuando necesitan una lección, buen ejemplo y más cariño, es la fórmula más eficaz para que un hijo se sienta seguro y amado hasta que pueda emprender su propio vuelo..

Mujer: si tienes madre, cuídala, recuerda: es un ángel que te guiará por siempre. Se su amiga y dale tu amor, comparte con ella tus momentos difíciles y tus alegrías. Agradécele infinitamente tu vida. Escucha sus diálogos, no importa si lo repite mil y más veces, son el testimonio de tu existencia, enjuga sus lágrimas, aunque pienses que son sin motivo aparente.  Abrázala y extiéndele tu mano en sus últimos años.

Brindemos hoy, el domingo y siempre, por aquellas madres que volvieron a ser ángeles y retornaron al creador.

Por  la dicha de las que aún la conservamos y por todas nosotras que día a día vamos moldeando a nuestros hijos, para que sean corazones nobles en los caminos de la vida.

 

 

Ir a la barra de herramientas