Lo que la tecnología convirtió en pasado

Posted by gvalverd on Feb 7, 2011 in Ciencia y Tecnologìa, Empresas, Innovación, Sociedad |

5 febrero 2011,  BBCMUNDO.COM

La primera década del siglo estuvo marcada por la entrada en nuestro espacio cotidiano de un sinfín de tecnologías: iphone, ipads, kindles, lectores electrónicos, ordenadores tabletas, BlackBerrys, androides, wiis… Pero, ¿se acuerdan de cuando los gadgets no monopolizaban nuestra existencia? Entonces, sin duda, pertenece a otra generación. Recopilamos algunas de las cosas que ya pertenecen al pasado o que están pasando de moda.

1. EL FAX

¿Se acuerdan de aquellos armatostes que solían ocupar grandes espacios en las oficinas y servían para enviar copias de documentos a distancia? El fax, la abreviación de facsímil, es el primero de los aparatos tecnologías declarada oficialmente en especie de extinción.

Aunque de alguna forma existe desde el siglo XIX, el fax no se introdujo en las oficinas hasta la década del setenta y se popularizó en los ochenta.

El uso de fax ha sido sustituido por la comunicación a través de e-mail y también por los escáneres, que permiten enviar documentos de forma más rápida, con mayor probabilidad de que efectivamente le llegue al receptor.

2. video o VHS

El VHS o Video Home System, sistema de video para el hogar, nació oficialmente en 1976 y fue lanzado al mercado por una empresa japonesa.

Durante un par de décadas impuso gradualmente su reinado en todos los hogares del mundo desarrollado, trayendo el cine a casa. Pero su decadencia comenzó en 1995, cuando su versión más desarrollada, el DVD, saltó a los hogares e impuso una nueva tecnología, en este caso digital, que devoró la anterior.

3. Directorios telefónicos

El advenimiento de internet y la búsqueda electrónica, que devuelve en segundos millones de opciones a golpe de un clic, han dejado obsoleta la práctica de levantar el listín de teléfonos o buscar en la guía cuando necesitamos de un fontanero, encontrar un restaurante o saber cuál es la oficina de correos más cercana. Cada vez se imprimen menos guías telefónicas.

4. Enciclopedias

Antiguamente todas las estanterías de las casas de bien contaban con al menos un tipo de enciclopedia. Y siempre existía el diccionario, por si había las dudas de ortografía o para buscar palabras en otros idiomas. Pero en internet todo puede encontrarse mucho más fácilmente, con menos esfuerzo y sin un desembolso económico.

5. CD

De la misma forma que el CD acabó con el uso generalizado del vinilo, la música y los formatos electrónicos amenazan con la desaparición del CD, el formato que se nos vendió en su momento como el definitivo. Los iPod y mp3 han traído consigo una nueva forma de compartir y escuchar música mucho más portátil y cómoda. Y aunque nos hicieran creer lo contrario, lo cierto es que el CD también se raya.

6. Teléfonos normales

Hubo un tiempo en que resultaba inconcebible pensar en una casa sin una línea telefónica fija. Los teléfonos solían estar instalados en la cocina o en el salón de la casa y cuando uno recibía llamadas no podía moverse de esa habitación durante la duración de esta, hasta que llegaron los inalámbricos. Pero los teléfonos celulares cambiaron completamente la forma en que realizamos llamadas y en la que nos comunicamos.

7. Cámaras

Los rollos de fotografías que se revelaban en los laboratorios mientras uno podía jugar con las luces, el contraste y el balance de negros hace tiempo que pasaron a la historia.

Sin embargo, los expertos vaticinan que no solo el rollo de película, sino también las cámaras serán algún día un objeto de museo. Y es que los nuevos teléfonos cada vez cumplen más esta función y permiten capturar el aquí y el ahora de forma inmediata y compartirlo en las redes sociales en el mismo momento que ocurre.

8. Olvidar

Pero por más de que todo lo anterior se torne obsoleto, no pasará al olvido, pues olvidar está pasado de moda. “La web significa el fin del olvido”, declaró hace unas semanas el diario The New York Times. “Internet graba todo y no olvida nada”, afirmaba el artículo.

Y la realidad es que  cada vez existe una versión digital de cada cosa que hacemos, copias de los e-mails, de las fotos, de las conversaciones a través de chats, de las facturas digitales, registro de cada una de las llamadas, o de los textos de los mensajes, de las opiniones que dejamos en blogs o redes sociales. Nuestra información personal, desde lo que compramos, gastamos o los lugares a los que vamos, deja una huella electrónica… que hará que en unos años olvidar sea una palabra del pasado.

Reply


Copyright © 2021 Camino a la Sociedad de la Informacion y Conocimiento All rights reserved. Theme by Laptop Geek.